Compartir

El fracaso del diálogo

FERNANDO OCHOA ANTICH |  EL UNIVERSAL
domingo 21 de julio de 2013  12:00 AM
 Tenía que ocurrir. Este es un régimen acostumbrado a engañar a sus adversarios. Lo demostró en la negociación  que  tuvo Hugo Chávez con  la Coordinadora Democrática después del 11 de abril de 2002. Al regresar de La Orchila parecía que era tal su remordimiento que la dirigencia opositora de esos años consideró que era sincera su intención de rectificar. Sencillamente, fue una celada. La crisis, provocada por el despido de una manera ignominiosa de un  grupo de  altos empleados de Pdvsa, se le había ido de las manos y necesitaba ganar tiempo. Utilizó a los expresidentes Carter y Gaviria, para que sirvieran de intermediarios, ofreciéndoles todas las garantías que ellos exigieron para después violarlas descaradamente.

Se repite la historia. Ahora, el gran tramposo es Nicolás Maduro. Dolorosamente, los engañados son, nada más ni nada menos, que el papa Francisco, el Nuncio Apostólico y la Conferencia Episcopal. Durante varios meses hicieron un encomiable esfuerzo para facilitar un diálogo entre gobierno y oposición que permitiera superar la grave crisis que se había generado por el desconocimiento que la oposición hizo del resultado electoral y de la legitimidad como presidente de la República de Nicolás Maduro. Las exigencias realizadas por la Conferencia Episcopal eran más que justas y necesarias: liberar los presos políticos, permitir el regreso de los exiliados a Venezuela  y modificar la constitución del Consejo Nacional Electoral. Sencillamente, el régimen no ha concedido ninguna.

Al mismo tiempo, ha empezado una ofensiva contra los más connotados dirigentes de la oposición utilizando la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional y los tribunales de justicia. Ha sido tan descarada la ofensiva contra estos dirigentes motivado a la cercanía de las elecciones municipales, que el rector Vicente Díaz se vio obligado  a hacer un llamado al gobierno nacional, ante las investigaciones que se han abierto contra varios diputados y los tres gobernadores de oposición, para que sea la vía electoral la que determine los espacios de poder. El colmo es que hasta el propio Nicolás Maduro, abusando de su investidura, ha atacado inclementemente a los gobernadores Capriles y Guarulla, por el temor que le produce una importante derrota electoral.

En definitiva, la ilusión que tenían algunos sectores moderados de la oposición y del oficialismo de crear las condiciones favorables para iniciar un constructivo diálogo político, que permitiera encontrar alguna solución a la profunda crisis nacional, ha quedado totalmente descartado. Esta realidad obliga a la oposición democrática a revisar, a la brevedad posible, su actual estrategia política. Hay que reconocer que el oficialismo  considera como imprescindible establecer una hegemonía política que impida de manera definitiva cualquier posibilidad de alternancia en el poder. Esta verdad quedó totalmente demostrada en el discurso de la Almirante Carmen Meléndez, en el acto de recepción del ministerio de la Defensa, y en la respuesta de Nicolás Maduro.

Allí se ratificó claramente la política militar de Hugo Chávez: destruir la institucionalidad de la Fuerza Armada al ponerla al servicio del PSUV y de las ideas socialistas Es bien conocido que el artículo 328 de la constitución nacional establece que "la Fuerza Armada es una institución profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la nación...En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política". Al violar este artículo, como hace Nicolás Maduro, se compromete la esencia misma de nuestro sistema político al quedar sin vigencia el artículo 2 de la Constitución Nacional que garantiza el pluralismo político y la alternancia republicana.

La oposición democrática, ante tan compleja situación política, debe diseñar una estrategia de confrontación que conduzca a mantener la iniciativa mediante acciones ofensivas. Dichas acciones deben ser detalladamente planificadas con la finalidad de mantener un absoluto control del tiempo y del espacio, es decir del momento de realizarse y la forma de hacerlo. El punto más débil que presenta el oficialismo es la crisis económica y social. Hacia allí debe dirigirse la ofensiva. Es fundamental acompañar la protesta social con la presencia de los principales líderes de la oposición. De ninguna manera, una estrategia de confrontación conduce a dejar a un lado el camino electoral. Al contrario deben vincularse dichas acciones a las elecciones municipales y parlamentarias.

fochoaantich@gmail.com

@FOchoaAntich


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (9)
páginas:
1 |
Por JOSE NUNES
22.07.2013
7:53 AM
CONFRONTACION CON APOYO DEL PUEBLO EN LA CALLE.
 
Por Danilo Tortosa
21.07.2013
9:29 PM
A Fernando aparentemente se le olvidó plantear además las muy necesarias exigencias que se requieren para que podamos tener en diciembre unas elecciones equilibradas y ajustadas a derecho como lo exije nuestra constitución. A los chavistas que escriben en estos foros se les olvida que los venezolanos estamos todos luchando por una patria decente, no más por una decadente en todo sentido como es la que tenemos hoy día. ¡RECTIFIQUEN!
 
Por FEDERICO GARCIA
21.07.2013
7:03 PM
Como siempre acertados los comentarios políticos del doblemente colega y compañero Fernando Ochoa Antich, lo acompaño en toda su extensión en las opiniones y recomendaciones del asunto aquí tratado; espero que las mismas sean leídas y tomadas en cuenta por la MUD y demás fuerzas opositoras, necesario es fijar un nuevo rumbo para alcanzar la meta de salir de este nefasto, ruinoso, corrupto e ilegítimo gobierno. Manos a la obra.
 
Por Enrique Colmenares
21.07.2013
3:37 PM
La malsana intención desestabilizadora de la MUD y sus allegados cada día es más evidente y descarada. Ochoa Antich ya ni se inmuta y se abroga muy en sus adentros, pero sin admitirlo, como el agregado militar de tan atrevida circunstancia malévola. Menos mal que la ministra de Defensa les ha hecho varias advertencias, ya están avisados e identificados y el gobierno sólo espera una pequeña e ínfima muestra de intentona para ser repelidos como se lo merecen. Simplemente arranquen y verán la réplica que se llevarán.
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
21.07.2013
2:53 PM
MIENTRAS LA OPOSICION DEMUESTRE SU FASCISMO INTERIOR Y SEA UNA SIMPLE OBSECION CONVERTIDA EN SERES HUMANOS PORQUE NO TIENEN EL PODER Y POR ESO HACEN TODO LO QUE SEA PARA CONSPIRAR CONTRA EL GOBIERNO BOLIVARIANO NO HABRA DIALOGO VERDADERO QUE VALAGA CARAY...
 
Por nelson gonzalez
21.07.2013
2:39 PM
Falta un hombre verdadero, los soldaditos de plomo callan cobardemente porque tambien son enchufados.
 
Por Fanny Arciniegas
21.07.2013
12:17 PM
14 ANOS DE REVOLUCION COMUNISTA Y UN GOBIERNO MILITARISTA, con un sello de YO SOY EL ESTADO Y LO DEMAS ES FALACIA, nos hace que pensar en UN DIALOGO ES CREER EN UNA UTOPIA.CREO QUE YA ES TIEMPO DE SABER QUE LA ACCION A SEGUIR ES OTRA,Y COMO DICE EL EX.EMBAJADOR OCHOA ANTICH... LO QUE DEBE SEGUIR ES LA CONFRONTACION.
 
Por Felipe Alberto Leiba
21.07.2013
11:09 AM
Da risa ver como escriben los mas connotados articulistas semana a semana sobre la oposición, y como actúa el gobierno que tiene bajo su yugo todos los poderes del estado, burlando y sometiendo a todo contrincante que vea peligroso en el mantenimiento del status. Solo cuando entienda que este y cualquier Gobierno con una crisis social, política y económica como la que vive este, solo se somete con la activación del articulo 350 de la Constitución, por ello debemos ir a la calle y no salir de ella hasta tanto, no sedan en las exigencias del pueblo, como depuración del CNE, llamado a elecciones limpias, sustitución de los magistrados del Tribunal Supremo, Cambio del mal llamado poder moral, es más bien amoral, excarcelación de los presos políticos y retorno de los exiliados, para ello, Capriles debe arriesgar más, sino dele paso a Leopoldo López, que aunque es casado y con dos hijos arriesga más y tiene también bastante arrastre popular.
 
Por Silvio Jimenez
21.07.2013
6:31 AM
"reconocer que el oficialismo considera como imprescindible establecer una hegemonía política..." "La oposición democrática debe diseñar una estrategia de confrontación" Si el punto débil del gobierno es la crisis económica y social, que tal si la ofensiva se dirige al punto más fuerte, es decir el CNE?. Cuando la oposición acompaña la protesta social sin dejar de lado el camino electoral, reacciona como espera el gobierno y descuida quizás otras acciones eficaces para alcanzar su objetivo.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar