Compartir

Balada de la guacamaya tuerta

Si piensan que la oposición real no actúa debidamente, los ruáfilos deberían lanzarse a hacer lo debido

imageRotate
CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ |  EL UNIVERSAL
domingo 21 de julio de 2013  12:00 AM
De acuerdo con su nombre, los ruáfilos aman la calle con la pasión de Cleopatra a Marco Antonio y hasta se harían morder un seno. La calle encarna la lucha contra el mal, purga los pecados. Los caballeros medievales cargaban en la ropa trocitos de la "Vera Cruz", del manto de San Pablo, o esquirlas herrumbrosas de alguno de los clavos de Cristo. Se sentían protegidos por su relicario. Al calcular la proliferación de reliquias en la época, un investigador alemán afirma que se necesitó el equivalente de un bosque, incontables metros cuadrados de tela, y miles de clavos, para producir todas esas piezas auténticas. Los ruáfilos comparten su culto a la calle con el hábito de desacreditar la oposición práctica, los hombres y mujeres que se dedican día y noche a que exista una alternativa. Es parte de su hobby político.

Nada más fascinante para un sicólogo que ver declaraciones donde el único mensaje es que hay unos inquebrantables, antishock e impermeables como los diamantes (imagínese a Mandela martillando eso). Lo hacen a nombre de una brumosa entidad que llaman la oposición verdadera, radical, dura. La 2.0. Al estilo de los penitentes de Bergman, para los ruáfilos solo la sangre lava los pecados, pero siempre que sea de los otros. Cualquier ejemplo tomado por las greñas sirve en su retórica hepática y superficial. Los acontecimientos de Brasil, Libia, Egipto o cualquier otro, también "el 350" y demás pamplinas cuya significación no entienden, llenan su caserina argumental. Y si alguien les señala su error, chillan porque les "niegan su libertad de expresarse". Reclaman el derecho a criticar, pero ¡cuidado con criticarlos!

Demencia radical

Tienen una visión pintoresca y doméstica del papel de "el pueblo en las calles". En la "primavera árabe" las tiranías caen por pronunciamientos militares o acciones bélicas extranjeras, no por manifestaciones ("¿cuántas masas hacen falta para detener un tanque?", preguntó Allende a Debray. Luego se supo). En Siria se dividió el aparato militar de Al Assad y sin embargo van 80 mil muertos y el régimen sigue ahí, porque China y Rusia impiden la intervención externa. En Venezuela también hubo una multitudinaria primavera de 2002 a 2003: "guarimbas", "megaplasta", "plazaltamira", éste último un caso de militares que dieron golpes pero de bragueta. El 12 de abril de 2002 las FFAA desobedecen a Chávez, que renuncia. El nuevo -fugaz- gobierno arremete contra el Congreso, gobernaciones y alcaldías, en ataque de demencia "radical", y se le disuelve el poder en las manos.

Allí Chávez pasa al control institucional casi completo, aunque continúa la primavera: el paro petrolero de 2002 y enero 2003, que sacó millones de personas a las calles, y fracasó como era previsible. Luego la guinda fue el retiro de candidaturas a la Asamblea el 2005, que le entregó a Chávez unanimidad en el Congreso. Los "radicales" son responsables de eso. Hoy desde su sofá, chinchorro, mecedora, Twitter, o afín, se retuercen frente a su gigantesca pantalla plana porque "Capriles no mandó a salir la gente" o porque "la MUD no hace nada sobre el retraso del tribunal... ", como si ese cuerpo estuviera constituido de honorables juristas que sentencian a partir de la justicia, la verdad y la ley. "La MUD hace la oposición que le interesa al gobierno" dice alguien cuyo curriculum combatiente se limita a unas cuantas alegres marchas con gorra tricolor, bermudas y pitos, y las necesarias bailoterapias.

Se escabulleron como Houdini

Muchos de sus líderes duros desaparecieron de la escena al primer gruñido como Houdini, estrellas fugaces aterradas, mientras los líderes de la oposición real están ahí, agredidos física y moralmente a diario, amenazados de muerte, al borde de la cárcel, cada quien en lo que tiene que hacer. Gracias a las huestes de Capriles y Aveledo y la participación electoral de millones, la esperanza no desapareció ni el son se fue de Cuba, y ha logrado llegar a tercera base, después que los radicales se poncharon en todos los turnos al bate. Desde 37% del electorado que obtuvo la oposición en 2006 contra a 63% del gobierno, hoy las cosas están por lo menos empatadas en 50%. La última paparrucha es que no debe votarse en las municipales de diciembre para "castigar" al tribunal percusio por no sentenciar sobre el 14A.

Están bravos con el gobierno y su venganza es abstenerse para que todos los municipios del país pasen al gobierno. Una guacamaya tuerta en combate tiene razonamientos políticos más complejos: no se le ocurre sacarse un ojo para vengarse de que le sacaron el otro, ni que Maduro caerá porque no enseña la partida de nacimiento.

Si piensan que la oposición real no actúa debidamente, los líderes ruáfilos deberían lanzarse a hacer lo debido, pero no les hacen caso los millones de opositores reales. La jefatura no consiste en maledicencia cascorva, mera intriguilla, sino en acción práctica, construcción de posibilidades, "hacer de las ideas fuerzas sociales". Luego de los desvaríos radicales, en 2006 la oposición real tomó el volante. Lo ocurrido cuando dirigieron los "inquebrantables" quedará registrado entre las más insólitas manifestaciones de ingenuidad conocidas. "No volverán".

@carlosraulher



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (12)
páginas:
1 | 2 |
Por godofredo gonzalez
21.07.2013
10:50 PM
Subscribo 100% este artículo. Todo lo que uno hace en esta vida necesita inteligencia, y a veces tanta emocionalidad perjudica las buenas intenciones de algunos. Creo que esta es una pelea a 15 asaltos, y después de que perdimos 4 ó 5 estamos ya ganando el resto. ¡Tengan paciencia ó funden un partido para hacer lo que otros llevan tiempo haciendo!!!
 
Por lilia white
21.07.2013
5:04 PM
HAY QUE VOTAR, ESTUPIDO ES EL QUE NO VOTA! EL VOTO ES LO QUE TENEMOS SI QUEREMOS CAMBIAR DE GOBIERNO! A VOTAR EN MASAS...
 
Por OSWALDO MATIAS
21.07.2013
3:06 PM
Sin desperdicio. !lo felicito!. A los que no han entendido, que les expliquen el artículo.
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
21.07.2013
12:49 PM
LOS "RUAFILOS" ESTAN EN SUS PESADILLAS TODOS LOS DIAS Y PRO ESO CARLOS RAUL HERNANDEZ ESPERAN QUE SE HAGAN REALIDAD EN UN GOBIERNO CAPITALISTA CARAY......ES COMO PENSAR QUE HAY DUENDES O NUÑECOS DEMONIACOS COM EL "CHUKY2 POR TODOS LADOS Y POR ESO VIVEN HASTA ENFERMOS...
 
Por JOHN SHWARTZ
21.07.2013
12:02 PM
Guillermo Jose Moreno Olivares(7:54 AM)".... CALLE"... Y A TI TAMPOCO!!!!!
 
Por lucia núñez
21.07.2013
11:33 AM
Buenisímo...Pérez Pirela y Jorgito tienen una nueva "ruáfilos". Y estoy de acuerdo con el Sr. Corral, hay una gran diferencia entre oponentes que demuestran en cada elección que este gobierno es demócrata y mientras tanto desaparece la democracia que los llevo al poder.
 
Por Viki Stormie
21.07.2013
11:09 AM
Le guste o no le guste, no se sí será tuerta la guacamaya, es una oposición light, en Brasil, basto una marcha de miles de personas para que la presidenta se pusiera las pilas, y en contra de este gobierno totalitario tiene que haber un líder que no tenga miedo? Y una oposición que criticaba a Chávez y hacen lo mismo con sus grupúsculos ej. Eveling de Rosales, quien a pesar de realizar una pésima gestión, no le quiere dar paso a más nadie. Después se quejan!,
 
Por rolando mantilla
21.07.2013
10:09 AM
Generalmente estoy de acuerdo con el Sr Carlos Raul Hernandez , pero en este caso ud juega a descalificar sutilmente a las personas que plantean acciones mas agresivas contra el desmadre al que dirige este gobierno a nuestro pais , vemos con mucha preocupacion como se prepara el futuro de nuestros hijos , uno de los paise mas pobres y atrasados de Sur America es lo que se nos viene en un mediano plazo.La pregunta , lo que hace la oposicion de Capriles trata de enfrentar esto para que se cambien nuestras perspectivas de futuro?.Para una gran mayoria la respuesta es no , juegan a un mediano plazo que nos lleva a un futuro bien negro.Ud como persona inteligente sabe que el termino calle se refiere a organizar protestas coherentes contra la inflacion ,la escazes ,la corrupcion , las calles rotas ,la delincuencia etc ,etc
 
Por Bernardo Neher
21.07.2013
9:53 AM
Formidable artículo!!! Sentido común: cuentas claras
 
Por Luisa Gomez
21.07.2013
9:02 AM
¡ ALTO AHÍ ! No hay nadie más radical en la oposición que usted profesor.Y eso me parece bien. Siempre lo leo y debo decir que es mas rudo y radical que yo. Pero usted esta sumiso y vinculado a Radonski, YA PARECE UN PRE - ENCHUFADO DE CAPRILES Y AVELEDO.Usted pertenece a un extraño sector que confunde el motivo por el que Radonski saco más del 50% de los votos en el país. NO LOS SACO POR SU GRAN INTELIGENCIA NI CARISMA -que no la tiene por ningun lado- VOTAMOS POR RADONSKI PARA QUE DESTRONE AL CHAVISMO Y NO PARA QUE SE CONVIERTA EN UNA OPSICION DOMESTICADA "que come y deja comer". SERÉ Ruáfila y a mucha honrra pero usted se esta poniendo ENCHUPOFILO CAPRILIFERO
 
páginas:
1 | 2 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar