|
compartir
|

Edictos reales

¿Conoce usted algún capricho presidencial no complacido por otro "poder"?

RAFAEL J. CHAVERO GAZDIK |  EL UNIVERSAL
miércoles 18 de agosto de 2010  12:00 AM

Quien detenta el cargo de Defensora del Pueblo acaba de anunciar que acudirá a los tribunales a solicitar la apertura de una investigación en contra del diario El Nacional, por haber publicado unas fotografías que nos enseñan nuestra realidad. Nada más apetecible para nuestras autoridades que la censura, pues para ellos no existe esta prohibición constitucional. Gobierno puede más que Constitución. Además, si hay infidelidad no hay mejor cosa que botar el sofá.

De seguidas vendrán, en tiempo récord y al buen estilo Guillermo Zuloaga o Álvarez Paz, las órdenes de censura, las persecuciones penales y las demás medidas de intimidación frente a la prensa y el ser humano, para que a ningún otro medio se le ocurra desafiar las pautas editoriales que impone el Gobierno.

Para evitar ese circo de solicitudes e intimidaciones, propongo que el Gobierno se sincere y le ahorre tiempo y dinero a los venezolanos. En lugar de poner a un organismo paragubernamental a fingir el cumplimiento de deberes fundamentales y presentar peticiones a otros órganos de control oficial (Ministerio Público, tribunales, etc.,) considero que para los asuntos que se deciden en Miraflores, deben más bien dictarse Edictos Reales de obligatorio e inmediato cumplimiento, so pena de sufrir la pena de destierro disimulado (Zuloaga, Mezerhane, Rosales y demás personas no gratas del régimen).

Al principio, habrá uno que otro constitucionalista ingenuo que cuestionará los Edictos Reales, con exquisiteces como el Estado de Derecho o el control judicial de los actos del poder público. Incluso, habrá quienes los tilden de "inconstitucionales"; pero esas críticas pronto se desvanecen con el olvido ante nuevos atropellos o con sentencias interpretativas de la Sala Constitucional.

Con los Edictos Reales nos ahorraremos tinta y paja también. Así, cuando al Presidente o a algunos de sus adláteres se le ocurra prohibir un mensaje, obtener gratuitamente una tierra o empresa, inhabilitar a un político con chance o desterrar a algún incómodo, bastará un Edicto Real de máxima y última instancia. Y al que no le guste que se vaya a la justicia interamericana, cuyas sentencias luego se desconocen con otros Edictos Reales.

De esta forma sinceraremos nuestras instituciones y nos evitamos sentencias que niegan justicia por usar un tipo de letra equivocada. Con ello, los funcionarios paragubernamentales podrán prestar más tiempo a innovar perversas estrategias en lugar de fingir que vivimos en un Estado de Derecho. ¿O es que conoce usted algún capricho presidencial no complacido por otro "poder"?

rchavero@hotmail.com





Más artículos de esta firma

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar