Espacio publicitario

IN MEMORIAM CRUZ DIEZ

Esteban Castillo recuerda a su amigo Cruz Diez

  • Diario El Universal

19/08/2019 10:03 am

En aquellos años de niño, por allá, en La Pastora; andaba inventando imágenes, armando historias y construyendo su imaginario. 

La palabra mezcla no era extraña para él, muy posiblemente, la había oído hablar de su padre boticario de profesión que mezclaba productos químicamente para lograr otros. Llega a la escuela de arte en el año 1940, allí aprenderá las formas rudimentarias de lo que es arte. Le interesa la pintura social. Escucha hablar de los movimientos de la vanguardia parisina; de Picasso y del Cubismo, de Piet Mondrian. 

Se gradúa y comienza a trabajar en revistas como El Farol, La Esfera y Elite. Diseña y el lente de la cámara capta ambientes; la imagen es lo que le interesa. El conocimiento de la tricromía, o de la cuatricromía, la conoce. El magenta, el azul, el amarillo y el negro es su paleta. 

Vive cerca de Barcelona y pasa por París. Regresa a Venezuela. Pero sus reflexiones se apoderan de él, y la respuesta es irse, irse a París. En París habían producido sus obras los “Disidentes”, en el período de los años 45 al 50. Jesús Soto había llegado en los años 50. Había una atmósfera de búsquedas del movimiento. La Exposición en la Galería Denise Rene, “Luz y Movimiento” en el año 55, donde el “Manifiesto Amarrillo” se hablaba de movimiento real y virtual, de participación del espectador. 

Su mente está centrada, la mezcla de colores será en lo físico, ese color etéreo que se forma, que aparece, que es aditivo, que es sustractivo, que es reflexivo, aparecen y están allí, y, es en ese momento, que va descubriendo infinidad de formas y colores. Así crea las primeras “Fisicromias”. Ya entra en ese mundo de posibilidades de los colores. 

Los colores se expanden por la gran paleta del mundo, son grandes exposiciones en diferentes galerías y museos, se hace un Maestro, se ha construido, se ha inventado a sí mismo. Sus talleres crecen, hijos, nietos y familia forman un gran equipo desde Caracas, París, Bailadores, Panamá; en función de crear las obras de arte orientadas por el Maestro.

Ha dejado un gran legado, su presencia seguirá en cada color, en cada forma que vibra, que se transforma. Le recuerdo con aprecio y respeto. 



Esteban Castillo
Artista plástico larense

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario