Espacio publicitario

Asesinan a sexagenario en robo en La Hoyada

Salió a trabajar en el Mercado de Coche, donde tenía un puesto de verduras y lo mataron antes de llegar

  • CARLOS D' HOY

10/07/2020 03:44 pm

Raúl Omar Díaz Duarte, un comerciante de 67 años de edad fue asesinado a golpes el pasado domingo 28 de junio cuando se encontraba en las inmediaciones de la estación del BusCaracas en La Hoyada.

Informaciones suministradas por familiares de Díaz Duarte señalan que el hombre salió en horas de la madrugada del pasado 28 de junio para ir a su trabajo, en el Mercado de Coche, donde tenía una venta de verduras y frutas.

“Se fue caminando desde su residencia, una pensión para hombres ubicada en la parroquia San Juan, hasta las cercanías del BusCaracas, cuando llegó fue atacado por personas, aún por identificar, quienes golpearon fuertemente al sexagenario en la cabeza con un objeto contundente, y luego le quitaron 40 dólares que tenía y un koala en el que llevaba una cantidad de dinero en efectivo para pagar y dar cambio a sus clientes”, señaló Elizabeth Duarte, hermana de la víctima, en la morgue de Bello Monte.

Agregó que el hombre fue abandonado muy mal herido y minutos después fue trasladado por los Bomberos del Distrito Capital hasta el Hospital José María Vargas, donde fue entubado y conectado a un ventilador debido a que tenía dificultades para respirar, horas más tarde fallecería debido a complicaciones derivadas de las lesiones que sufrió.

Los familiares del comerciante denunciaron que el domingo 28 de junio les informaron que el cuerpo había sido trasladado hasta la morgue de Bello Monte, al llegar el lunes, les dijeron que el cadáver no se encontraba en ese centro, no fue sino hasta el 3 de julio, cinco días después, cuando fue trasladado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, quienes localizaron el cuerpo en el hospital Vargas.

Los familiares además indicaron, se tardaron en retirar los restos mortales de Díaz Duarte, porque no poseían los recursos para pagar el sepelio, por lo que tuvieron que buscar ayudas sociales, hasta que la alcaldía les donó una urna y el traslado y en otro lado consiguieron la donación del lugar donde sería enterrado, pero requerían llevar sacos de cemento, de arena, ladrillos de cemento y otros insumos requeridos para reparar la tumba donde sería sepultado.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario