Espacio publicitario

Piden al Cicpc informar sobre investigación de doble asesinato cometido en Los Teques

Familiares de los comerciantes Luis Alfredo Blanco Alejandro Urdaneta piden que el caso no quede en el olvido

  • CARLOS D' HOY

10/01/2020 03:48 pm

Familiares y allegados de los comerciantes Luis Alfredo Blanco Alejandro Urdaneta, asesinados el pasado 6 de octubre en la urbanización La Macarena de Los Teques, estado Miranda, hicieron un llamado al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) así como a la Fiscalía primera del ministerio Público con el objetivo de que informen sobre la marcha de las investigaciones dirigidas a esclarecer el doble homicidio.

Tras el asesinato las autoridades informaron que las pesquisas estaban bien encaminadas, sin embargo a más de tres meses de los crímenes, no han recibido ningún tipo de información que les indique una posible solución del caso.

“Lo único que hemos recibido son evasivas. El comisario Pedro Guilarte, jefe del Cicpc Miranda llegó al extremo de dejar de contestar nuestras llamadas telefónicas”, señaló un amigo de la familia.

Como se recordará la noche del sábado 6 de octubre , Luis Alfredo Blanco, comerciante y Alejandro Urdaneta, corredor de seguros, salieron de una reunión con amigos en compañía de Jean López, dueño de una camioneta Hyundai, marca Tucson, modelo Tucson, color plata, placas AA 278ND en la que viajaban, ellos dejaron a López en su casa y luego iban en camino cuando fueron interceptados. desde ese momento se perdió contacto con ellos.

No fue sino hasta avanzada la mañana del domingo 7 de octubre cuando los cadáveres de dos hombres fueron localizados en un terreno baldío por vecinos del sector Los Mangos de la urbanización La Macarena ubicada en las afueras de Los Teques.

Los cuerpos presentaban hematomas y marcas de tortura, uno de ellos tenía un impacto de bala. La camioneta en la que viajaban había desaparecido, las autoridades inicialmente presumieron que el móvil del doble crimen era el robo, aun cuando no descartaban el secuestro.

Posteriormetne la camioneta fue localizada en las inmediaciones del Hospital Universitario de Caracas el mismo día del doble asesinato.

Aun cuando se había dicho que el caso estaba casi resuelto, la tardanza en informar sobre el esclarecimiento del crimen levantó las sospechas de allegados, quienes pidieron que el caso no quede en el olvido, “eran dos personas honorables que fueron vilmente asesinados, sus familias quedaron destrozadas, sus amigos también. Ese crimen no puede quedar impune”, indicó Jesús Romero, amigo de las víctimas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario