Espacio publicitario

Francia y su Fiesta Nacional

Este año las circunstancias obligaron a que la recepción de la embajada gala en Caracas no congregara a los invitados en sus jardines, pero le sobró emoción y significado

  • MAYTE NAVARRO

15/07/2020 03:07 pm

El 14 de julio es una fecha que celebran los franceses de una manera particular, pero es una fiesta de carácter universal pues encierra los valores fundamentales que rigen al mundo: Igualdad, fraternidad y libertad que siguen vigentes y necesarios.  Pero a este significado se suma los acontecimientos excepcionales vinculados al Coronavirus y por ello la Embajada de Francia en Venezuela organizó un encuentro virtual que no por ello estuvo exento de emociones. 

El embajador Romain Nadal fue el anfitrión de esta cita meridiana que tuvo como escenario el Colegio Francia, toda una institución en el campo educativo en Venezuela ya que sus actividades suman unas cuantas décadas y ya son varias generaciones las que se han formado en sus aulas. 


Elisa Vegas dirigió la interpretación de los himnos nacionales FOTO MAYTE NAVARRO (Tomadas del video) 

Antes del acto los seguidores de las redes sociales de la Embajada de Francia pudieron disfrutar de las imágenes transmitidas desde París, donde se llevó a cabo el acto central de la celebración, con la presencia del Presidente Emmanuele Macron. Este año la asistencia fue reducida y sin desfile militar por los Campos Elíseos, pero con la misma solemnidad de siempre, subrayada por las notas de la Marsellesa. Junto a los soldados vestidos de gala estaba el personal médico y otros trabajadores de la salud, quienes recibieron el aplauso de las personas que se encontraban en la parisina Plaza de la Concordia y de quienes pudieron presenciar esas imágenes a través de de sus dispositivos electrónicos. 


Uno de los momentos de la interpretación del Himno de Francia

Después de la interpretación del Himno Nacional de Venezuela y el de Francia, a cargo de los músicos de la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho, las primeras palabras del discursos del jefe de la misión diplomática francesa estuvieron dedicadas a aquellos que se han enfrentado a este desafío con valor y entrega: "Frente a semejante desafío, rindamos justicia a aquellas y a aquellos quienes estuvieron - y siguen estando - en primera línea para protegernos: el personal médico por supuesto, pero también los comerciantes que mantuvieron sus tiendas abiertas. Asimismo, pienso en el personal encargado de la recolección de basura y a todos los que tomaron el riesgo de enfrentar el virus para garantizar que la vida continúe, en nuestros dos países, y en cualquier otro lugar del mundo".



El embajador Nadal también resaltó la importancia de la solidaridad  hacia los más necesitados y hacia quienes se encuentran confrontando situaciones de emergencia y explicó algunas acciones que desarrolla esa delegación en Caracas, "La embajada se ha esforzado por responder a las necesidades de nuestros compatriotas más vulnerables residentes en Venezuela a través del pago de la ayuda social a la que se sumó una ayuda excepcional por la Covid-19. Por otra parte, junto con nuestros homólogos europeos, hemos organizado vuelos para permitir a varios de nuestros compatriotas bien sea de regresar a casa o de volverse a encontrar con sus seres queridos en Francia, en un momento en que la crisis sanitaria ha interrumpido las conexiones aéreas".


Uno de los trabajadores de la salud que estuvieron presentes en la Plaza de la Concordía, París

Al dirigirse a los franceses residentes en el país les dijo: "En este día de 14 de Julio, quiero decir a los franceses de Venezuela que ellos son los primeros actores en la relación de amistad franco-venezolana. Desde hace 3 años como embajador en Venezuela, conozco el papel que ustedes desempeñan y la influencia que éste tiene en la calidad de nuestra relación bilateral de pueblo a pueblo, de sociedad a sociedad. Prueba de ello son sus asociaciones de acogida, de ayuda mutua y de convivialidad con las cuales trabaja a diario todo el equipo de la Embajada".

No olvidó incluir la labor de la Cámara de Comercio Venezolano Francesa, a quien le dio relevancia en el campo de las relaciones bilaterales y agradeció la ayuda que brinda.



Incluyó la labor de la red de Alianzas Francesas que sigue creciendo y anunció la apertura de una décima Alianza, en Puerto Ordaz, estado Bolívar. No olvidó la actuación de los alumnos del Colegio Francia, subrayando  los excelentes resultados de los  bachilleres egresados.  Citó: "Prueba del empeño de nuestros alumnos venezolanos y franceses y de la calidad del diálogo que prevalece dentro de la comunidad educativa, la cual une docentes y padres de familia. También nos orgullecemos de Juliana, joven bachiller venezolana, seleccionada por su excelencia académica y beneficiará de una beca para seguir sus estudios en Francia durante cinco años".

En cuanto a la nueva situación que vive el mundo, señaló la importancia de la multilateralidad y que en la nueva gobernanza lo sanitario, deberá apoyarse en la OMS. No dejó de lado el apoyo que Francia ha brindado a Venezuela en estos tiempos: "En este mundo atribulado, sabemos que la vida de numerosos venezolanos y venezolanas no ha sido fácil. La crisis que ya atravesaba el país antes de la llegada de la COVID-19 no ha desaparecido, y Francia continúa abogando incansablemente por una resolución política y negociada de esta situación".



Para cerrar su intervención se refirió al 14 de julio de 1789 y 5 de julio de 1811 como dos fechas hermanas gemelas que marcaron la historia del mundo con un hilo conductor: los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad. Entonces recordó  a uno de los héroes comunes, el Precursor, Francisco De Miranda, Teniente General y Mariscal de Campo de la Primera República de Francia. "Miranda, dijo, fue el alma de esta Libertad y de esta Fraternidad que los ideales de la Revolución Francesa y de las Luces proclamaron en 1789 frente al mundo. De hecho, en reconocimiento a su valentía como general durante la Revolución francesa, Francisco de Miranda forma parte de los oficiales más ilustres cuyo nombre fue grabado en el Arco del Triunfo, en París, siendo hasta hoy el único latinoamericano que recibió este honor".

Cerró su discurso con un ¡Viva Francia! y un ¡Viva Venezuela!

Para culminar esta cita virtual se recordó uno de importantes espectáculos presentados en 2019 en la sala Ríos Reyna del Complejo Cultural Teresa Carreño, Los Miserables, el musical más admirado de todos los tiempos y cuya puesta en escena en Caracas contó con el apoyo de la Embajada de Francia. Esta vez un grupo de los artistas que integraron el elenco dejó oír dos temas del laureado musical. Un día más y  La Canción del Pueblo. Imposible no emocionarse ante esta su estrofa inicial: 
Canta el pueblo su canción, nada la puede detener
Esta es la música del pueblo y no se deja someter
Si al latir tu corazón oyes el eco del tambor
Es que el futuro nacerá cuando salga el sol.

¿Te unirás a nuestra causa?¡ven lucha junto a mí!
Tras esta barricada hay un mañana que vivir
Si somos esclavos o libres depende de ti.


Discurso completo pronunciado por el embajador de Francia en Venezuela,  Romain Nadal, el 14 de julio de 2020

Distinguidas autoridades,
Queridos miembros del cuerpo diplomático,
Mes chers compatriotes,
Queridos amigos venezolanos:

Este año, por primera vez, nos encontramos de manera virtual porque este 14 de Julio no se parece a ningún otro. En efecto, tiene lugar en un contexto en el cual la crisis engendrada por la Covid-19 ha puesto a la luz peligros que nuestras sociedades, que son tan vulnerables, deben enfrentar. El súbito contagio al Coronavirus ha revelado que todos estamos siendo golpeados, en todos los continentes y, a pocas semanas de diferencia, al mismo tiempo.

Frente a semejante desafío, rindamos justicia a aquellas y a aquellos quienes estuvieron - y siguen estando - en primera línea para protegernos: el personal médico por supuesto, pero también los comerciantes que mantuvieron sus tiendas abiertas. Asimismo, pienso en el personal encargado de la recolección de basura y a todos los que tomaron el riesgo de enfrentar el virus para garantizar que la vida continúe, en nuestros dos países, y en cualquier otro lugar del mundo.

Sepamos también mostrar nuestra solidaridad hacia los más necesitados y hacia todos los que ahora mismo se encuentran confrontados a situaciones de emergencia: aquí en Caracas, la embajada se ha esforzado por responder a las necesidades de nuestros compatriotas más vulnerables residentes en Venezuela a través del pago de la ayuda social a la que se sumó una ayuda excepcional por la Covid-19. Por otra parte, junto con nuestros homólogos europeos, hemos organizado vuelos para permitir a varios de nuestros compatriotas bien sea de regresar a casa o de volverse a encontrar con sus seres queridos en Francia, en un momento en que la crisis sanitaria ha interrumpido las conexiones aéreas.

En este día de 14 de Julio, quiero decir a los Franceses de Venezuela que ellos son los primeros actores en la relación de amistad franco-venezolana. Desde hace 3 años como Embajador en Venezuela, conozco el papel que ustedes desempeñan y la influencia que éste tiene en la calidad de nuestra relación bilateral de pueblo a pueblo, de sociedad a sociedad. Prueba de ello son sus asociaciones de acogida, de ayuda mutua y de convivialidad con las cuales trabaja a diario todo el equipo de la embajada.

Atestigua también de su papel invaluable en la amistad que une nuestros dos países, el dinamismo de nuestras empresas y de la Cámara de comercio franco-venezolana. Al respecto, quisiera expresar mis sinceros agradecimientos a los consejeros del comercio exterior y a los miembros de la Cámara de comercio por la ayuda que nos brindan.

También quiero resaltar la labor de nuestra red de Alianzas Francesas que sigue creciendo con la apertura de una décima Alianza, en Puerto Ordaz; asimismo, deseo subrayar los excelentes resultados de nuestros bachilleres del Colegio Francia, prueba del empeño de nuestros alumnos venezolanos y franceses y de la calidad del diálogo que prevalece dentro de la comunidad educativa, la cual une docentes y padres de familia. También nos orgullecemos de Juliana, joven bachiller venezolana - quien fue seleccionada por su excelencia académica y beneficiará de una beca para seguir sus estudios en Francia durante cinco años.

Pero, más allá de lo que ya hemos podido hacer, nos pertenece desde ya pensar en la reconstrucción del mundo después de esta pandemia. En Francia, esto pasará por una reconstrucción ecológica que deberá reconciliar producción y exigencia climática; será una reconstrucción solidaria para revalorizar en particular a nuestro personal médico; también será una reactivación social a través de inversiones masivas en dirección de la juventud por medio de la educación, de la formación y del empleo. Mejor dicho, Francia sólo podrá reconstruirse si se une como un solo cuerpo alrededor de los valores de la República.

A nivel mundial, debemos construir una nueva gobernanza que tendrá que ser multilateral. En el ámbito sanitario, dicha gobernanza deberá apoyarse en la OMS (Organización mundial para la salud), la cual desempeña un papel absolutamente indispensable que debemos reforzar y reformar. El multilateralismo es un método que ha demostrado su eficiencia para preservar los bienes públicos mundiales de los cuales forman parte tanto la salud como el clima, la biodiversidad, la educación o la seguridad alimentaria. La salvación vendrá únicamente de los esfuerzos que sepamos desplegar todos juntos.

En este mundo atribulado, sabemos que la vida de numerosos Venezolanos y Venezolanas no ha sido fácil. La crisis que ya atravesaba el país antes de la llegada de la COVID-19 no ha desaparecido, y Francia continúa abogando incansablemente por una resolución política y negociada de esta situación. Ese es el sentido de los mensajes que pasamos a todos los actores y de las iniciativas que hemos podido promover, junto con nuestros homólogos de la Unión europea y del Grupo de Contacto internacional. Expreso el deseo que, más allá de las desafortunadas tensiones que existen ahora, los Venezolanos encuentren por sí-mismos, dentro del respeto de cada uno, el camino que les conduzca a un consenso nacional por fin recobrado.

Quiero recordar que, en el transcurso del presente año, Francia ha elevado su voz en varias ocasiones para dar fe de su solidaridad hacia la población venezolana:
1/ Durante la conferencia de los donadores organizada por la Unión europea el pasado 26 de Mayo, Francia anunció una contribución de por lo menos 4 millones de euros a favor de los refugiados y de los migrantes venezolanos en América latina;
2/ En asociación con ONGs venezolanas, el Ministerio francés de Europa y de Relaciones extranjeras, ha concedido un apoyo de 1,3 millón de euros a ONGs francesas o internacionales;
3/ La Embajada de Francia en Caracas recibió 1.1 millón de euros con fines humanitarios que procedió a entregar a ONGs locales dinámicas y comprometidas con la solidaridad alimentaria;
4/ Además, esta embajada recibió un presupuesto de 250 000 euros para el año 2020 en el marco de un programa de apoyo a la sociedad civil que escogimos articular alrededor de los siguientes temas: defensa de los Derechos humanos, Cuestiones de género, Vulnerabilidades y ayuda para la Formación. Me alegro que los proyectos de varias ONGs hayan sido retenidos para desarrollar una estrecha colaboración con la embajada sobre estos distintos temas de importancia para la sociedad venezolana.

También me alegro que, a lo largo de estos últimos meses y a pesar de la pandemia, la embajada de Francia en Caracas haya podido mantener una programación muy variada, con eventos de gran calidad que han marcado la vida cultural, artística e intelectual de Venezuela:
1/ Pienso en particular al inmenso éxito que tuvo la representación de la comedia musical Los Miserables en el Teatro Teresa Carreño en otoño;
2/ en la semana de homenaje que se rindió en noviembre pasado al artista franco-venezolano Carlos Cruz Diez, símbolo del acercamiento entre nuestros dos países, quien falleció en París el 27 de Julio del 2019;
3/ en la tercera edición de la Noche de las Ideas, este pasado 20 de Febrero, en el anfiteatro de la Universidad Metropolitana, que dio lugar a intercambios vivos y fecundos;
4/ por último, pienso en el éxito popular de un concierto-opera coorganizado el 8 de Marzo por la delegación de la Unión europea, Alemania y Francia con motivo del día internacional de los derechos de la Mujer; este evento contó con más de 8000 personas reunidas en el anfiteatro de la Concha Acústica en Bello Monte.

Si bien es cierto que la cuarentena luego redujo sensiblemente nuestra acción, me felicito que el 1ro de Julio pasado hayamos podido honrar, aunque haya sido de manera virtual, a nuestros 9 ganadores del Concurso de la Francofonía 2020, todos muy meritorios.

En la medida en que la situación sanitaria así lo permita, ya estamos preparados para otros eventos en las semanas o meses que vienen, que se trate del Festival de cine o de la Semana Francia.

Queridos compatriotas y queridos amigos venezolanos,

14 de julio de 1789. 5 de julio de 1811. Dos fechas hermanas gemelas que marcaron la historia del mundo con un hilo conductor: los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad forjados por héroes comunes, entre los cuales y en primer lugar, el Precursor, Francisco De Miranda, Teniente General y Mariscal de Campo de la Primera República de Francia. Miranda fue el alma de esta Libertad y de esta Fraternidad que los ideales de la Revolución francesa y de las Luces proclamaron en 1789 frente al mundo. De hecho, en reconocimiento a su valentía como General durante la Revolución francesa, Francisco de Miranda forma parte de los oficiales más ilustres cuyo nombre fue grabado en el Arco del Triunfo, en París, siendo hasta hoy el único latinoamericano que recibió este honor.

Franceses y Venezolanos, nuestra historia común nos ofrece mucho más que una herencia que celebrar, mucho más que un patrimonio que cuidar. La Historia nos transmite la eminente responsabilidad de estar a la altura del pasado, pero también de los desafíos de hoy y de mañana. La historia de cada uno de nuestros países nos levanta. Nos une cuando se vuelve memoria compartida.

¡Viva Venezuela!
¡Viva Francia!

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario