Espacio publicitario

Emigrar a Venezuela

Quiere reconocer a la mujer como un agente transformador de estos tiempos que vivimos y trabaja en su empoderamiento a través de las distintas plataformas digitales. Es Ingrid Serrano Duque

  • Diario El Universal

09/05/2020 09:32 pm

CAROLINA JAIMES BRANGER
ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

Inquieta, activa, trabajadora incansable. Tiene una sonrisa que atrapa desde que uno la conoce y una mirada limpia. Dicen que los ojos son el espejo del alma, y el alma de Ingrid tiene que ser transparente. Es multifacética: actriz desde los dos años, comunicadora social, locutora, escritora, coach en la técnica de Mindfulness y activista determinada en que las mujeres encuentren su verdadera esencia, más allá de ser esposas y madres. Madre de dos hijas que desde ya desarrollan su inteligencia emocional gracias a su influencia y serán libres, abiertas, con “alas para volar”, como ella misma dice. Casada con José Rafael (el Profesor) Briceño, han construido una bella relación de apoyo mutuo, basado en un sólido amor.

-Estás trabajando en la técnica de mindfulness, que en español es difícil de traducir. Es una suerte de despertar de conciencia. ¿Cómo ha sido la experiencia?
-Hace 5 años hice un viaje a la India, porque había decidido dejar mi trabajo a nivel corporativo. Como actriz usaba las dos horas previas a la función para llegar y prepararme. Había conseguido en la respiración consciente -mientras me maquillaba- la fórmula, y eso me hacía entrar a escena con mayor atención. Pero era intuitivo, no consciente. La consciencia llegó a mí durante mi formación como facilitadora, asesora y consultora a nivel organizacional con el Grupo Inested Internacional, un libro que me compró mi esposo en un viaje a España: los estudios realizados por Jon Kabbat Zinn, profesor de la Universidad de Massachusetts sobre su uso en la ansiedad y depresión, y quedé fascinada con el poder de la "atención plena". Por una invitación de Meditadores de Venezuela, me puse al servicio de los venezolanos en un momento muy duro en el 2016 y, en medio de las manifestaciones con la herramienta #LIVE de Instagram (que hoy día está tan en uso), puse en práctica muchos ejercicios y técnicas de meditación por medio de mantras, ejercicios cortos, bailes, disposiciones corporales. Y eso me llevó hace dos años a viajar a New York a una formación con el mismo autor a quien ya había contactado por su página web, y vivir sus ejercicios en vivo, de la mano también de Rhonda McGee, profesora de la Universidad de San Francisco. Asistimos más de 300 personas. Fue para mí un "despertar vocacional" de propósito, para poner mi meditación al servicio de otros. De allí se desarrolló el “Planificador Sin Mente Mindfulness” con editorial Planeta y el resto es historia. Ahora estoy llevando toda esa práctica a la plataforma digital, las secciones en Hispano Post y próximamente en Gym virtual vía Zoom, siempre solidario, para mí es un trabajo de servicio a mi país. En la medida en que cada uno descubra todo el potencial de nuestra mente para el manejo emocional, a través de la respiración, seremos seres más plenos y desarrollaremos otras conexiones neuronales, necesarias para los tiempos que vienen. Hay comprobación científica en estudios neurológicos de como el cerebro no es sólo para pensar, también sirve para generarnos bienestar (a nivel químico) así como capacidad para soñar, imaginar, e incluso, sanar.

-Cuéntame de la "Pijamada de Amor Propio".
-La “Pijamada Amor Propio” fue producto de la experiencia personal como mujer y actriz. Hace tres años decidí escribir un monólogo, #NOSOTRAS, que tiene mayor sentido en inglés US (NOS en español), una voz que nos habla que en nuestra vida somos extensión del otro, parte del otro, parafraseando a Luis Ugalde s.j. NOSotras es el viaje de una mujer que se pierde, a ratos, de sí misma, por el amor de pareja, en la maternidad, y cuando ya se encuentra allí se da cuenta de que debe regresar a su verdadera esencia. Ocurría que, al terminar la obra, nos quedábamos conversando, y yo tenía sólo mis talleres de meditación y planificación desde el sentir (y no el hacer). Entonces desarrollé varios productos junto a Daniela Méndez, psicoanalista y mi coach de emprendimiento. Tuvimos la oportunidad de crear una primera experiencia con una parte del unipersonal y al finalizar un conversatorio que titulamos #MalaMamá, una madre que se da a sí misma tiempo y espacio, para poder entregar a sus hijos "alas para volar". Al regreso a Venezuela, desarrollamos entonces el Taller #EntreNOS con ejercicios prácticos junto a Daniela Egui, directora de la obra y coach ontológico, mujer y profesional en el mundo corporativo, y vimos que había una necesidad de una experiencia desde el disfrute, así que convocamos a mujeres de los medios, el arte, teatro, radio para que uniéramos nuestras historias en una experiencia transformadora. Así nació la PIJAMADA. Hemos compartido con más de 200 almas de mujeres en 5 ediciones y el gran descubrimiento es que ellas también necesitan ser escuchadas.

¿Por qué una PIJAMADA? Es entrar a la casa (ahora literalmente a un click), y no solo la física sino esos rincones más íntimos del alma, en un ambiente seguro, cercano, desde el respeto y la confianza, en Pijamas (primer ejercicio para soltar los juicios). ¿Por qué la nombramos de Amor Propio? Porque viene desde ese lugar donde nos miramos lo que nos gusta de nosotras y lo que no tanto, pero igual lo abrazamos en totalidad. Y este fin de semana la hacemos INTERNACIONAL con dos invitadas como Daniela Méndez psicoanalista venezolana radicada en Chile; y la psicoanalista y escritora Mariela Michelena, con motivo del Día de las Madres. Esto nos coloca frente a un reto global y lo hemos tomado como expansión.

Ingrid Serrano Duque con su esposo, José Rafael Briceño, y sus hijas   FOTOS CORTESÍA

-Tienes dos hijas, que además de ser tuyas, son nietas de otra mujer echada pa'lante a quien quise mucho: Mercedes Pulido de Briceño. Si pudieras escoger, ¿qué te gustaría que tuvieran de ti y qué de ella?
-De mí, la curiosidad y la sensibilidad con la que me aproximo al mundo, vitales para desarrollar la inteligencia emocional. Y de mi suegra la tenacidad y el coraje. Yo nunca he conocido otra persona tan trabajadora, de lectura aguda, de búsqueda constante como Mercedes; y eso lo combinó con su deseo de transformar nuestro país y en tiempos cuando las mujeres eran subestimadas, abrir paso y tener el coraje de transformarlo, sin victimismo, sino dignificando la condición humana de igualdad de derechos, para mí es digno de reconocimiento. Siento que después de la declaración de la educación obligatoria en Venezuela, la aprobación del código civil (que ella logró a pulso y en femenino convenciendo a los hombres de su época) nos hizo ciudadanas de derechos. Creo que allí nos conseguimos tanto Mercedes como yo, en reconocer a la MUJER como un agente transformador de estos tiempos que vivimos. Yo quiero que mis hijas disfruten las conquistas que hemos logrado y que ella forjó a pulso junto a otras mujeres de su tiempo. Estoy convencida de que (mis hijas) tendrán la libertad de decidir en su vida con mucho más poder y consciencia.

-¿Qué te gusta más, la actuación o la locución?
-La actuación es mi primera gran pasión. Desde los dos años de edad soy actriz y el arte me llama. La locución es una extensión de mi necesidad de comunicar. Actuar me resume y me llevó a formarme como comunicadora social en la UCAB y trabajar durante más de 20 años en cine, televisión y a nivel corporativo. Luego estudiar Arte y Comunicación en la Universidad de Melbourne en Australia.

-¿En qué ha cambiado tu vida la cuarentena?
-Siento una comodidad que no me esperaba. Soy curiosa y me encanta viajar, en nuestro país como fuera. Siento que lo que he ido construyendo con los años rinde frutos. El alma es libre y definitivamente éste es un momento para revisar y hacer mano de nuestros recursos, allí la creatividad ha sido mi aliada y mi mayor fuerza el amor, agradezco tener una pareja sólida, José Rafael Briceño y yo hemos danzado y creado nuevas maneras. Yo estoy para él y él para mí, eso nos permite tener nuestros espacios, respetarlos y, de esa manera, SER y ESTAR para nuestras hijas, quienes estoy segura serán unas mujeres adultas mucho más sensibilizadas y emocionalmente más fuertes que nosotros, capaces de generar su propio bienestar y empáticas con el otro, porque eso es lo que estamos viviendo en casa, con sus luces y sombras, pero allí vamos aprendiendo para modelarles que sí podemos juntos, NOS necesitamos.



-¿ Qué significa Venezuela para Ingrid Serrano Duque?
-Es mi tierra, son mis raíces. El lugar que le da sentido de vida y el propósito de ser quien voy SIENDO y permanecer. El día que no sea así iré hacia otro espacio. Pero por lo pronto he decidido y, eso es un acto de libertad para mí, EMIGRAR A UN PAÍS LLAMADO VENEZUELA.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario