Espacio publicitario

Día de Andrés Bello en la UCAB

Las autoridades ucabistas encabezaron una ceremonia que destacó el legado del humanista, epónimo de la universidad y se confirió la orden que lleva su nombre al presidente del Banco Mercantil

  • MAYTE NAVARRO

30/11/2019 01:00 pm

En el 66 aniversario de su fundación,  las autoridades y el claustro de la UCAB celebraron los 238 años del natalicio de Andrés Bello, con un acto que tuvo el doble propósito de dictar la “Cátedra Andrés Bello” y conferir, por decisión del Consejo de la Orden Universidad Católica Andrés Bello, la medalla en su única clase al economista y empresario Gustavo Julio Vollmer Acedo –presidente del Banco Mercantil.

En la ceremonia intervinieron la doctora Inés Quintero, individuo de Número de la Academia Nacional de la Historia; el exrector de la UCAB, Luis Ugalde, sj. ; Gustavo Vollmer y el rector de la UCAB, Francisco José Virtuoso. El viceprovincial de la Compañía de Jesús en Venezuela, Dizzi Perales, leyó una carta enviada por el prepósito general, Arturo Sosa, donde expresó las felicitaciones y alegría por la distinción otorgada a Vollmer.


Luis Ugalde s.j. durante la apertura del acto  FOTOS OSWER DÍAZ

Ugalde recordó que Gustavo Vollmer padre fue el primer presidente de Fe y Alegría, institución que nació por el impulso del padre José María Vélaz para “fomentar el espíritu apostólico” en los estudiantes universitarios de la UCAB. Hoy es “modelo del encuentro colaborativo de la familia, la sociedad y el Estado en la producción de escuelas de calidad allá donde hay necesidad”- Cuenta con millón y medio de alumnos en 2.000 planteles en América Latina, Europa y África.

“Se impone la evidencia de que la verdadera riqueza del país está en el talento creativo e innovador de los venezolanos y su transformación en la capacidad de producir. Ahora, la universidad y la empresa si no quieren perecer tienen que hacer una novedosa y más audaz alianza productiva para impulsar de manera extraordinaria el renacer de ambas y de Venezuela entera. En adelante, desde el diseño de las carreras, pasantías, tesis, investigaciones, todo tiene que estar dirigido a la nueva productividad tanto económica, social y ciudadana”, subrayó Luis Ugalde s.j..

“Se impone la evidencia de que la verdadera riqueza del país está en el talento creativo e innovador de los venezolanos y su transformación en la capacidad de producir. Ahora, la universidad y la empresa si no quieren perecer tienen que hacer una novedosa y más audaz alianza productiva para impulsar de manera extraordinaria el renacer de ambas y de Venezuela entera. En adelante, desde el diseño de las carreras, pasantías, tesis, investigaciones, todo tiene que estar dirigido a la nueva productividad tanto económica, social y ciudadana”.

Luis Ugalde señaló que: “Se impone la evidencia de que la verdadera riqueza del país está en el talento creativo e innovador de los venezolanos y su transformación en la capacidad de producir. Ahora, la universidad y la empresa si no quieren perecer tienen que hacer una novedosa y más audaz alianza productiva para impulsar de manera extraordinaria el renacer de ambas y de Venezuela entera. En adelante, desde el diseño de las carreras, pasantías, tesis, investigaciones, todo tiene que estar dirigido a la nueva productividad tanto económica, social y ciudadana”.


Francisco José Virtuoso  s.j. tuvo palabras de agradecimiento e hizo referencia a los vínculos existentes entre la UCAB y el empresariado

Por su parte, el rector de la UCAB, Francisco José Virtuoso s.j. reforzó las palabras de Ugalde y agradeció el apoyo histórico que Vollmer y su familia han brindado a la institución, así como los aportes que, a lo largo de 66 años, diversas empresas privadas han hecho a la universidad. “Esta trayectoria ha sido posible porque hemos sabido trabajar en alianza y cooperación con mucha gente. Hoy hemos querido reconocer en Gustavo la trayectoria de la familia Vollmer y de muchos empresarios que hacen posible esta historia. Todas esas buenas voluntades que siguen haciendo posible que la UCAB siga en pie. El 42% de nuestros estudiantes recibe cooperación económica y eso no sería posible sin la cooperación de mucha gente”.

Agregó que entre los objetivos estratégicos de la UCAB está el seguir profundizando esta relación entre universidad y empresa. La nueva era está marcada por la economía del conocimiento y obliga a que estrechen su relación. "Eso lo queremos hacer a través de conjunto de iniciativas que ya están en proceso de diseño y preparación y las queremos llevar adelante a partir del próximo semestre, en áreas de emprendimiento, desarrollo de programas de formación conjunta e investigación. De esa conexión va a depender el desarrollo del talento y la formación de los jóvenes”.

Por su parte, Vollmer Acedo además de agradecer señaló que “nada de lo que hacemos es posible hacerlo solo”, por lo que manifestó su compromiso, a nombre del empresariado, ante el reconocimiento otorgado. “Gracias por esta distinción que significa mucho y me obliga más”.

Expresó que la mejor forma de contribuir con el país “es seguir haciendo todo lo posible por mantener las instituciones en pie” y compartió sus razones para seguir en Venezuela al destacar que su familia tiene más de 200 años en Venezuela. A lo largo de la historia han sido gente de trabajo honesto, de compromisos con el país, de responsabilidad hacia la gente que lo rodea. "Creo que es el mayor patrimonio que nos han encomendado”.


Inés Quintero durante su alocución sobre Andrés Bello

La historiadora Inés Quintero enalteció la figura de Andrés Bello al repasar la evolución que en Venezuela hubo sobre la figura del educador y filósofo. Relató que durante el siglo XIX no hubo lugar en las obras fundacionales de nuestra historiografía para quienes, como Bello, se ocuparon de las humanidades, porque se prefirió dar relevancia a los héroes armados.

No fue hasta el siglo XX cuando hubo interés por destacar la relevancia de Andrés Bello y los organismos del Estado y las academias iniciaron la recuperación institucional de su obra y pensamiento, agregó Quintero, quien culminó su intervención recordando el deterioro de la que fue declarada en 1973 “Casa de Bello”, donde estuvo la casa natal del humanista; pero que desde 1999 fue rebautizada “Casa nacional de las letras Andrés Bello” y a la que, poco a poco, se le cambiaron las adscripciones administrativas, fines y objetivos. Quintero terminó este segmento de su conferencia, tomando el título de un libro digital de la autora Carmen Brito Arocha, porque sintetizaba lo ocurrido en las últimas dos décadas: “A Andrés Bello se lo llevó la revolución”.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario