Espacio publicitario

“Ecosistema” político

La reciente designación del Consejo Nacional Electoral por el Tribunal Supremo de Justicia no es una garantía automática de estabilidad, porque la crisis de hegemonía persiste...

  • LEOPOLDO PUCHI

19/06/2020 08:57 am

Hemos llegado a un punto en el que puede decirse que el sistema político venezolano es disfuncional, en la medida que no cumple de manera efectiva el papel de ordenamiento de las interacciones políticas de la sociedad. El problema no deriva de su organigrama institucional, sino de una crisis de hegemonía que se inició en los últimos lustros del siglo XX y que se ha cronificado.

La reciente designación del Consejo Nacional Electoral por el Tribunal Supremo de Justicia y sus decisiones sobre varios partidos pueden ser interpretadas como un paso del sector gubernamental para dar respuesta a esta situación, por medio de una suerte de convenio entre los actores partidistas que se consideran a sí mismos parte del sistema, aun siendo de perfiles diferentes y moverse desde visiones opuestas, pero dentro de ciertas coordenadas comunes.

Consentimiento
Sin embargo, el paso señalado no es una garantía automática de estabilidad, porque la crisis de hegemonía persiste y el nuevo “ecosistema” en creación no tiene hoy un grado de consentimiento que sobrepase el nivel requerido para que se pueda hablar de hegemonía, aunque sí dispone de palancas coercitivas en el plano interno superiores a las de los factores adversos.

El consentimiento se comienza a alcanzar cuando en la sociedad se siente que hay un proyecto dominante, lo que facilita que un conjunto de valores, razonamientos, jerarquías y formas de ver la vida social se conviertan en sentido común. Este fue el caso del pacto de Puntofijo.

En Venezuela, en el período que se inicia en 1958, comunistas y perezjimenistas quedaron fuera del sistema, y durante una década hubo fuertes problemas de inestabilidad a pesar del piso de consentimiento, lo que fue resuelto por medio del uso de palancas coercitivas.

Las revoluciones más radicales inspiradas en el socialismo no han logrado mantener el consentimiento por mucho tiempo, aunque en algunos casos han contado con éste en los inicios o en ciertos períodos. Otros procesos, también de inspiración socialista, han logrado estabilizar el consentimiento por largos períodos.

Geopolítica
La hegemonía al interior de los Estados también está condicionada por las relaciones internacionales. El “amparo” de una gran potencia, o la subordinación, pone un orden. La independencia o separación de un eje de poder mundial, desestabiliza internamente.

En el caso venezolano, este ha sido uno de los factores importantes de inestabilidad, tanto por el poder de coerción que se ha puesto en movimiento sobre el país como por la incidencia del modelo cultural que valida o niega el consentimiento.

Diferentes razones, pero en particular la presión de la coerción externa ejercida por medio de sanciones, crearán obstáculos o barreras para que el nuevo “ecosistema político” en construcción logre estabilizarse con facilidad.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario