Espacio publicitario

CEV ofreció lineamientos para poder retomar las actividades religiosas

La iglesia indicó que el protocolo de flexibilización está dividido en tres fases, las cuales especifican cómo se llevarán a cabo las misas, los servicios pastorales y la vida pastoral respectivamente

  • GEORGETTE SAHHAR

04/06/2020 11:17 am

Caracas.- Luego del anuncio de flexibilización de la cuarentena y el “retorno a la normalidad” por parte del gobierno de Nicolás Maduro, la Conferencia Episcopal Venezolana también estableció un protocolo para que los feligreses puedan volver poco a poco a los templos. 

Entre las recomendaciones, la iglesia sugirió a los feligreses cumplir con la eucaristía desde sus hogares, con la ayuda de medios como la televisión, radio o Internet, reseñó el medio El Diario.

La CEV indicó que el protocolo de flexibilización está dividido en tres fases, las cuales especifican cómo se llevarán a cabo las misas, los servicios pastorales y la vida pastoral respectivamente.

  • La fase I consiste en determinar el momento y la cantidad de personas que puedan asistir a las misas, siempre y cuando se tenga una previa autorización de las instituciones sanitarias nacionales.
  • La fase II comprende la reactivación de servicios pastorales de las diócesis, parroquias y movimientos de apostolado. En estas actividades se limitará el número de congregados y se establecerán medidas de higiene para las personas y los inmuebles.
  • La fase III implica la normalización de la vida pastoral en las diócesis y parroquias.

Entre las medidas que se aplicarán durante las misa, se encuentran: el uso de tapaboca o mascarilla (requisito obligatorio para entrar a los templos) y se le ofrecerá a los feligreses gel antibacterial o algún otro tipo de desinfectante para cumplir con la higiene de las manos.

Señalan que las entradas y salidas de los templos se mantendrán abiertas para evitar que los fieles deban tocarlas. La ubicación de las sillas y bancos se ajustarán para garantizar que se cumpla la distancia de 1,5 metros y la capacidad de 50%. 

Asimismo, los sacerdotes que celebren o ayuden en la eucaristía deben usar de manera obligatoria el tapabocas y lavarse las manos antes de la celebración, al igual que los ministros, monaguillos y servidores al altar recibirán la recomendación de utilizar tanto tapaboca como guantes durante su permanencia en el templo.

Para ampliar la información ingrese en El Diario.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario