Espacio publicitario

Variables del 2020

Las condicionantes internas y la geopolítica podrián seguir gravitando

  • LEOPOLDO PUCHI

03/01/2020 05:30 am

El 4 de enero de 2019, con la reunión del Grupo de Lima, el conflicto político venezolano adquirió una nueva modalidad. Ese día se dio inicio a la “Operación Libertad”, que contemplaba como uno de sus vectores la creación de una imagen de poder dual. En el transcurso del año se desplegaron las fuerzas de lado y lado, el pulso se tensó y luego se fue desacelerando a partir de mayo.

Corresponde ahora aproximarse –no hacer predicciones– a los probables caminos de evolución del conflicto en 2020, a partir de los factores y variables que pudieran encauzar los acontecimientos, tomando en cuenta la doble dimensión de la pugna, es decir, sus condicionantes internas, en las que se enfrentan élites políticas, capas sociales, proyectos y visiones disímiles; y el carácter geopolítico, en el que están involucrados dos Estados, el venezolano y el estadounidense.

ECONOMÍA
Varios elementos perfilan la situación interna venezolana, entre ellos la nueva realidad económica del país, resultado de la acción combinada de mala gestión y de las recientes sanciones, lo que ha dado como resultado una economía reducida a su mínimo, que ha tenido un cierto repunte en el sector comercio como consecuencia de las decisiones cambiarias y de precios, que de mantenerse pudieran propiciar, junto a otras medidas, un crecimiento del área productiva.

Otro elemento de la situación, el fracaso del intento del cambio de gobierno, ha fortalecido la correlación de fuerzas a favor del sector gubernamental, al tiempo que ha fragilizado al opositor. 

Sin embargo, el pulso por la hegemonía está lejos de saldarse en el plano del consentimiento, e incluso de la coerción.

PARLAMENTARIAS
En este marco, es razonable pensar que el Gobierno proseguirá con la política económica de apertura, lo que le permitirá disminuir el malestar social. En el terreno de las instituciones, podría poner de su lado la esfera legislativa a partir de la fragmentación opositora y quizás concretar otras formas de organización institucional, como la comunal, por medio de cambios en la Constitución. Del mismo modo, la milicia pudiera pasar a ser un componente con su propio armamento.

Desde el lado de la oposición, tal vez se estudie la posibilidad de un rediseño de políticas hacia la variante del “largo camino a través de las instituciones”, y se decida participar en las previstas parlamentarias , lo que pudiera generar las condiciones para un entendimiento de largo plazo en el que se compartan elementos básicos de un modelo social, se distribuyan las posiciones del Estado y se facilite la alternancia.

Sin embargo, hay que tomar en consideración la otra dimensión estructural del conflicto, la geopolítica, que sitúa la toma de decisiones en Washington, que luce en disposición de proseguir con la “Operación Libertad” en 2020, sobre todo ahora que la propia Casa Blanca está atada a la Ley VERDAD, que le da un nuevo rango a esa estrategia.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario