Espacio publicitario

Entrevista al escritor Marcelo Luján: "Solo quiero contar historias"

El escritor argentino se confiesa: "Me gusta abordar el mal pero desde el ser humano, no desde una tercera persona investigadora"

  • Diario El Universal

14/02/2018 03:52 pm

El escritor argentino radicado en Madrid, Marcelo Luján, publicó en 2015, por primera vez, su novela Subsuelo, ganadora del Dashiell Hammett 2016, que Ediciones Puntocero ha agregado recientemente a su catálogo.


Ya en 2016, editorial Ígneo había presentado su novela corta Moravia, aclamada por la crítica. Ahora las letras de Luján vuelven a las estanterías venezolanas con una trepidante narración sobre la familia, la maldad y los secretos.


-¿Por qué decide explorar el tema de la familia en Subsuelo?


Básicamente, lo que quería hablar era de la adolescencia en la actualidad y cuál es la relación actual de los padres con los hijos adolescentes. Hasta qué punto sabemos qué es lo que están haciendo, cuáles son sus miedos, sus alegrías. Me parece que a partir de la inclusión de las nuevas tecnologías, lo que sabemos de nuestros hijos adolescentes no es lo que creemos.


Además, la familia es un lugar que siempre me ha llamado la atención desde el punto de vista literario. También ocurre en Moravia, otra historia donde la relación con los padres juega un papel importante. En el caso de Subsuelo, es una familia que no tiene problemas económicos. En donde todo está bien, están en un momento de ocio, y lo que hago es aplicar una gota de veneno. El hecho extraordinario que ocurre al comienzo de la historia y trastoca toda esa tranquilidad.


-Muchos hablan de este libro como una novela negra ¿Es así?¿Se considera un autor de este género?


No me considero un autor de novela negra y no me considero un autor de ningún género. El género negro está en auge desde hace mucho tiempo, no solamente en literatura. Ese auge tiene que ver con que ese género está abarcando muchos más, como la novela social o la novela crítica política.


A mí la investigación policial no me interesa en lo absoluto. Me gusta abordar el tema del mal, pero enfocarlo y observarlo desde el ser humano y no desde una tercera persona investigadora. Es lo que ocurre en Subsuelo y en Moravia. No importa si alguien va a la cárcel o no, lo que importa es por qué las personas hacen daño. El mal como origen es lo que me interesa y lo que creo que aborda ahora mismo el género. Pero yo lo que quiero es contar historias; si luego el editor, el librero o la crítica, dicen que son negras, verdes o amarillas a mí me da igual.


-¿Qué persigue entonces con sus libros?


Somos contadores de historias, se trata de abordar del mejor modo posible la historia que queremos contar. Todas las decisiones que tomamos los escritores tienen que estar al servicio de eso. Desconfío mucho de los autores que imponen el género por encima de la historia.


- Aunque es argentino, lleva casi 20 años viviendo en España. ¿Qué diferencias observa entre la literatura que se está gestando en ambos países?


Hay una diferencia muy importante, y es que en Latinoamérica la concepción de la sociedad es diferente. La construcción política, la estructura familiar y la posición económica, son diferentes. Entonces, la literatura se manifiesta de un modo distinto también.


Lo que está ocurriendo en los últimos 25 años es un debate muy interesante. A los latinoamericanos que vivimos en Europa, la cultura local nos influye, pero estamos educados, en mi caso, en la tradición literaria argentina,que es una tradición, al igual que la venezolana, muy diferente a la española. Al empezar a escribir desde Europa, se conforma una suerte de hibridez en el autor que me parece muy interesante para los tiempos modernos. Creo que la postura latinoamericana en Europa ha enriquecido mucho la literatura y eso es bueno para todos, para lectores, editores, libreros y autores.


Sin embargo, sigue habiendo una barrera en el Atlántico que separa. Por ejemplo, hay autores venezolanos, colombianos, argentinos o uruguayos muy buenos que solo publican en sus países y no llegan a Europa. Esto ocurre siempre, es un problema mercantil que excede la variable artística.


-¿Que autores recomendaría?


Hay que leer a Javier Marías, creo que es uno de los mejores autores vivos españoles. En Argentina, por ejemplo, Mariana Enríquez maneja el terror de un modo especial.


-¿Qué está escribiendo actualmente?


Estoy escribiendo un libro de cuentos desde hace casi dos años, porque es el objetivo que me planteé: escribir un libro de cuentos desde cero. Hacer una colección de relatos con el mismo ritmo con el que se puede escribir una novela. Creo que tendrá un hilo conductor y una esencia única si los escribo todos al mismo tiempo.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario