Espacio publicitario

Re imaginemos juntos y hagamos realidad un mejor futuro para cada niño venezolano

Escuchar a los niños, niñas y adolescentes es fundamental para llevar a cabo nuestro compromiso de actuar como uno solo con un único propósito en mente: proteger a las generaciones futuras

  • ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

20/11/2020 09:00 am

Por Herve Ludovic de Lys, Representante de UNICEF Venezuela

UNICEF trabaja para que cada día de sus vidas, los niños, niñas y adolescentes celebren y disfruten sus derechos; pero, con la finalidad de garantizar que la atención mundial se coloque cada año en torno a los principios generales de la Convención sobre los Derechos del Niño, hemos establecido el 20 de noviembre como un día especial para recordar al mundo su compromiso de asegurar y hacer cumplir los derechos de la niñez.
Ésta es una conmemoración mundial que llama a la reflexión en torno a los derechos de los niños, pero cada país tiene, además, fechas y formas distintas para celebrar su “Día del Niño”; en Venezuela, por ejemplo, se conmemora el tercer domingo de julio. 

Seguramente mucha gente se pregunta por qué dedicamos el 20 de noviembre a conmemorar el Día Mundial de los Niños y las Niñas; eso es simplemente para unir la conmemoración de dos momentos muy importantes en la historia de los derechos de niños, niñas y adolescentes: el aniversario de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos del Niño (1959) y la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño (1989).

Hace 31 años, los líderes mundiales hicieron un compromiso histórico con los niños del mundo al adoptar la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño. Es el tratado de derechos humanos más ratificado de la historia y ha ayudado a transformar la vida de los niños en todo el mundo.

La Convención sobre los Derechos del Niño establece una serie de derechos para los niños y las niñas, incluidos los relativos a la vida, la salud y la educación, el derecho a jugar, a la vida familiar, a la protección frente a la violencia y la discriminación, y a que se escuchen sus opiniones.
Los Estados Parte que han ratificado la Convención tienen la responsabilidad de rendir cuentas sobre su cumplimiento, pero es responsabilidad de toda la sociedad hacer que los niños y niñas vean cumplidos sus derechos.

En 2020, a 31 años de que se aprobara la Convención Sobre los Derechos del Niño, la humanidad vive el impacto de la pandemia por COVID-19. Los niños, niñas y adolescentes no sólo experimentan sus efectos inmediatos, sino que la incertidumbre de su impacto socioeconómico a más largo plazo puede poner en peligro su futuro; en particular el de los más desfavorecidos. Por ejemplo, los esfuerzos de los gobiernos por apoyar la enseñanza a distancia pueden resultar insuficientes para compensar los resultados negativos de la pandemia en la adquisición de conocimientos; más aún, se ve afectada la posibilidad de satisfacer las necesidades de socialización de niños, niñas y adolescentes, la cual es fundamental para la construcción de un país y de su tejido social.

En 1990, Venezuela ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño. Hoy, treinta años después de ese hito, UNICEF invita a las y los venezolanos a re imaginar y reinventar el presente para construir un futuro brillante para la niñez de este país. 

Estamos seguros de que gobiernos, empresas, academia, padres y madres, cuidadores y toda la sociedad en su conjunto podemos trabajar unidos para encontrar nuevas estrategias y acciones audaces para ofrecer servicios de calidad, accesibles y asequibles en salud, nutrición, educación, protección y agua y saneamiento con el objetivo de proporcionar a los niños, sobre todo a los más vulnerables, mejores oportunidades de alcanzar su pleno potencial.

Escuchar a los niños, niñas y adolescentes es fundamental para llevar a cabo nuestro compromiso de actuar como uno solo con un único propósito en mente: proteger a las generaciones futuras y cerrar las brechas que les impiden disfrutar de sus derechos fundamentales.

En todo el mundo, nos esforzamos por reinventarnos para garantizar que décadas de progresos realizados en torno a los derechos de la infancia no desaparezcan y, en Venezuela ha llegado el momento de ampliar aún más los esfuerzos en marcha para construir un mejor futuro para cada niño, niña y adolescente.


Siguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario