Espacio publicitario

Una acción fundada en principios humanitarios, más urgente que nunca

En Venezuela, la situación humanitaria sigue teniendo un impacto mayor sobre el bienestar físico y mental, las condiciones de vida y la protección de las personas afectadas

  • ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

22/09/2020 05:30 am

Por Samir Elhawary, Coordinador Humanitario Adjunto y Jefe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Venezuela. 

Las Naciones Unidas cumplen 75 años en un momento de gran tumulto para el mundo, agravado por una crisis de salud mundial sin precedentes con graves impactos económicos y sociales. Al mismo tiempo, la acción humanitaria nunca ha llegado a tantas personas en tantos lugares. Sin embargo, el sistema humanitario está bajo tensión, ante las crecientes necesidades y vulnerabilidades, la politización de la ayuda y la falta de financiamiento.

En Venezuela, la situación humanitaria sigue teniendo un impacto mayor sobre el bienestar físico y mental, las condiciones de vida y la protección de las personas afectadas. Nuestra respuesta rápida y coordinada es fundamental para responder a las necesidades más apremiantes. Asimismo, la forma en que manejamos los desafíos es esencial. Necesitamos una acción humanitaria colectiva y basada en los principios. 

Un marco para la asistencia humanitaria

Cuando la comunidad humanitaria internacional proporciona ayuda humanitaria se guía en la resolución 46/182 de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 1991. La resolución ha creado un marco para la asistencia humanitaria con dos temas claves. Primero, el Estado tiene la responsabilidad primordial y principal de ocuparse de las víctimas de desastres naturales y / u otras emergencias que se producen en su territorio y la soberanía de los Estados debe respetarse plenamente. Segundo, la asistencia debe proporcionarse en conformidad con los principios humanitarios de humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia. En este marco, los principios son esenciales para asegurar la aceptación y facilitar el acceso a las poblaciones más vulnerables. 

Ayudar y proteger a las personas más vulnerables en Venezuela

De hecho, desde 2019, las Naciones Unidas ha ido aumentando su presencia en Venezuela bajo este marco con el establecimiento de la arquitectura de coordinación humanitaria internacional y el desarrollo de un Plan de Respuesta Humanitaria. En 2020, la respuesta humanitaria, incluyendo a la pandemia Covid-19, ha alcanzado a más de 3,4 millones de personas con algún tipo de asistencia entre enero y julio. Los actores humanitarios están llevando a cabo un extraordinario trabajo para salvar vidas y proteger a las personas, multiplicando sus esfuerzos en atención de la salud y otros sectores, como agua, saneamiento e higiene, seguridad alimentaria, nutrición, protección, alojamiento y educación. Esto es posible porque se presta asistencia y protección en base de los principios humanitarios, o sea, en función de las necesidades reales de las personas, dando prioridad a los casos más urgentes sin discriminación. Además, los actores humanitarios no deben tomar posiciones partidarias y deben ser autónomos de objetivos políticos, económicos, militares o de otra índole. En este sentido, todas las organizaciones que forman parte del Plan de Respuesta Humanitaria 2020, han firmado unos Principios Operativos Conjuntos, los cuales resaltan estos principios y otros estándares mínimos de la asistencia humanitaria, como la centralidad de la protección y rendición de cuentas a las poblaciones afectadas.

Superar los desafíos

Sin embargo, la acción humanitaria en Venezuela enfrenta desafíos importantes. En primer lugar, mientras que el apoyo de los donantes ha sido fundamental para aumentar la asistencia, el nivel de financiamiento para el Plan de Respuesta Humanitaria es de los más bajos a nivel mundial, y más apoyo es fundamental para asegurar una respuesta en línea con las necesidades. En segundo lugar, se busca aumentar el acceso humanitario, especialmente para las organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, para que puedan jugar un papel mayor y brindar asistencia y protección a las poblaciones más vulnerables. Y, por último, para despolitizar la ayuda humanitaria en Venezuela, es necesario asegurar un compromiso colectivo de todos los actores de apoyar y proteger una acción humanitaria, basado en principios que priorizan, ante todo, los intereses de las personas afectadas. Hemos hecho avances importantes en este sentido, y como Sistema de Naciones Unidas, hacemos un llamado para seguir trabajando continuamente en ese camino.

  • Samir Elhawary fue designado Coordinador Humanitario Adjunto y Jefe de Oficina de OCHA en la República Bolivariana de Venezuela en junio de 2019. Previamente, trabajó con OCHA en Siria, Yemen y Egipto. Posee un postgrado en Violencia, Conflicto y Desarrollo de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres. 
Siguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario