Espacio publicitario

Escenas dantescas de jeringas y consumo de drogas sustituyen shows de Broadway en Nueva York

Un grupo de drogadictos ha convertido a Broadway en una “galería de inyección de drogas sin obstáculos a plena luz del día", denunció New York Post.

  • Diario El Universal

31/07/2020 07:59 am

Andrés Correa

Nueva York.- Times Square, zona turística y teatral por excelencia de NYC venida a menos por la parálisis del coronavirus, ha sido tomada por adictos que deambulan, duermen, deliran, pelean, defecan y hasta se inyectan a plena luz, según fotografías divulgadas en la prensa.

El centro de Manhattan siempre ha sido un imán para mendigos, delincuentes y adictos, quienes antes se acercaban en busca de dinero, aprovechando la alta presencia de turistas y trabajadores. Ahora, aparentemente los atrae la soledad, la desidia y la impunidad, reseña El Diario NY.

Además, el cierre nocturno del Metro desde mayo los ha dejado más a la vista de todos, pero ni por ello hay solución oficial.

Un grupo de drogadictos ha convertido a Broadway en una “galería de inyección de drogas sin obstáculos a plena luz del día y luego arrastrando los pies en un estupor desbocado, aparentemente ajeno al bullicio del Midtown a su alrededor”, denunció New York Post.

En consecuencia, los adictos están salpicando el área con jeringas usadas, convirtiendo las macetas hasta 34st y Broasway en pequeños parques de inyectadoras.

“Se han apoderado de las mesas, usando descaradamente agujas y consumiendo heroína todo el día”, dijo un trabajador local que pidió que sólo lo identificaran como James. “No hay acción policial (…) No hay nadie que lo impida, hemos hecho múltiples llamadas al 311, pero nadie responde realmente. Se está convirtiendo en un verdadero problema”.

Ayer, el Post captó fotos de una mujer inyectándose en el brazo, sin zapatos, sólo medias. Otra imagen mostró que cuatro personas se desplomaron en una de las mesas en la concurrida intersección, con parafernalia de drogas claramente visible entre ellas.

Frustrado, James calificó como “ejercicios inútiles” sus propias llamadas al 311 de la alcaldía.

Pero la policía dijo que sólo habían recibido una queja de drogas en el área durante el último mes y que los sospechosos se habían ido cuando llegaron los agentes.

En una declaración, un portavoz del ayuntamiento calificó la situación como “totalmente inaceptable”.

“Haremos todo lo posible para conectar a estas personas con el tratamiento y la ayuda a las drogas para que puedan recuperar sus vidas”, dijo el comunicado.

Por ahora, el decadente panorama no promete mayores cambios, pues los espectáculos de Broadway, motor de la economía en la zona, seguirán cerrados por lo menos hasta enero.




Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario