Espacio publicitario

La legislación de seguridad nacional asegurará prosperidad y estabilidad de Hong Kong

"La defensa de la seguridad nacional constituye la base fundamental para la estabilidad y tranquilidad a largo plazo de Hong Kong", expresa el embajador de China en Venezuela, Li Baorong

  • ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

20/06/2020 05:30 am

Por Li Baorong, Embajador de la República Popular China en Venezuela

Hong Kong ha formado parte inalienable de China desde la antigüedad y desde el siglo XIX ha sido testigo de las transformaciones históricas de la Nación china desde la humillación hacia el progreso y fortaleza. Después de la recuperación del ejercicio de la soberanía de China en 1997 y bajo el principio de “un país, dos sistemas”, Hong Kong ha cosechado grandes logros de desarrollo con cifras socio-económicas pioneras a nivel mundial. Sin embargo, en casi 23 años transcurridos después de su regreso a la patria, debido a las obstaculizaciones de las fuerzas malintencionadas, la Región Administrativa Especial (RAE) de Hong Kong aún no ha completado la legislación sobre la salvaguardia de la seguridad nacional en virtud del Artículo 23 de la Ley Básica, dejando así a Hong Kong como una región desprotegida en seguridad nacional. En particular, desde los disturbios causados por la enmienda de ley en junio del año pasado, la oposición de Hong Kong confabulándose con las fuerzas extranjeras, realizaron las actividades violentas y criminales de manera planificada y organizada, las cuales perjudicaron seriamente el estado de derecho y la seguridad pública de Hong Kong, manchando esta “Perla Oriental”.

La defensa de la seguridad nacional constituye la base fundamental para la estabilidad y tranquilidad a largo plazo de Hong Kong. Últimamente, la Tercera Sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional (APN) de China aprobó la Decisión de la APN sobre el Establecimiento y la Mejora del Sistema Legal y los Mecanismos de Aplicación para la RAE de Hong Kong en la Salvaguardia de la Seguridad Nacional, ejerciendo el poder y la responsabilidad de mantener la seguridad nacional de acuerdo con la Constitución y la Ley Básica, a fin de reparar los agujeros de la seguridad nacional de Hong Kong, la cual ha sido apoyada y aplaudida por el Pueblo chino, incluidos los compatriotas de Hong Kong. Como dice el primer párrafo de la Decisión, el país implementará de manera inquebrantable, integral y precisa las políticas de “un país, dos sistemas”, “personas de Hong Kong administran en sí mismo” y un alto nivel de autonomía. Este es otro compromiso solemne de “un país, dos sistemas” por la APN, el máximo órgano del poder estatal. Con la legislación de seguridad nacional, la RAE de Hong Kong se volverá más segura y estable, lo que consolidará y ampliará la base legal, política y social de “un país, dos sistemas”, y promoverá un mayor éxito para su práctica. En el ambiente pacífico y seguro, los residentes de Hong Kong tendrán los derechos legítimos y libertad mejor garantizados, y se beneficiarán del desarrollo estable a largo plazo. Sólo ocho días después del anuncio de la Decisión, alrededor de tres millones de residentes de Hong Kong expresaron su apoyo en campañas de firmas, dando votos de confianza en la legislación y la perspectiva del principio de "un país, dos sistemas".

No obstante, un puñado de políticos de los Estados Unidos, el Reino Unido y otros países, ignorando las realidades y el bienestar de los residentes de Hong Kong, demonizaron la legislación, atacaron y difamaron intencionalmente a China. Los propios Estados Unidos han promulgado decenas de leyes para construir una fortaleza inexpugnable de su propia seguridad nacional, mientras que ha insistido en interferir en la legislación de China intentando perforar agujeros en su red de seguridad nacional. El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo dijo descaradamente que Hong Kong es un “bastión de libertad” que puede ser aprovechado para influir a China, revelando completamente que ellos no se preocupan nada por la libertad de los residentes de Hong Kong, sino sólo quieren tener la “libertad” de sabotear la seguridad nacional de China. El Reino Unido es fanático de reclamar los llamados “derechos” en Hong Kong sobre la supuesta base de la Declaración Conjunta Sino-Británica, pero ignorando el hecho de que no tiene soberanía, jurisdicción ni derecho de supervisión sobre Hong Kong. La base legal para implementar “un país, dos sistemas”, incluida la legislación de seguridad nacional, es la Constitución de China y la Ley Básica de la RAE de Hong Kong, en vez de la Declaración Conjunta Sino-Británica.

Los ruidos y manipulaciones políticos no cambiarán la opinión pública dominante de la comunidad internacional de apoyar a China en la salvaguardia de la soberanía nacional, la unidad y la integridad territorial. Últimamente, el Gobierno venezolano emitió un comunicado apoyando firmemente la Decisión arriba mencionada y el principio de “un país, dos sistemas”, así como oponiéndose al uso del tema de Hong Kong por las fuerzas extranjeras para intervenir en los asuntos internos de China, a lo que la Parte china aprecia altamente. Instamos a ciertos países a quitarse los lentes de colores para evaluar de manera objetiva y justa la Decisión y legislación pertinentes de China, y no interferir en ninguna forma en los asuntos de Hong Kong ni los internos de China.

Cualquier visitante a Hong Kong sentirá una atracción particular e irresistible por su armonía entre la naturaleza y las humanidades, la tradición y la modernidad, la civilización oriental y la occidental. Con motivo del 30º Aniversario de la promulgación de la Ley Básica de la RAE de Hong Kong, esa Decisión importante por la APN ofrecerá la garantía por la prosperidad y estabilidad de Hong Kong y describirá un nuevo capítulo histórico a la práctica de “un país, dos sistemas”.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario