Espacio publicitario

Europa y América resisten los efectos de la pandemia de Covid-19

Las medidas para confrontar la propagación del coronavirus Covid-19 ya desploman la economía europea y los mercados mundiales

  • GABRIEL GARCÍA

15/03/2020 05:30 am

El coronavirus conocido como Covid-19 continúa avanzado y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya lo cataloga como una pandemia. Ante esta situación, algunos gobiernos han optado por tomar medidas severas para intentar controlar la propagación del virus que ya ha infectado a miles de personas y causado la muerte de otras miles.

El virus que comenzó en la ciudad china de Wuhan se extiende cada día a más partes del mundo. Pero mientras China supera la epidemia, toda Europa es el nuevo foco de infección mundial. 

Estados Unidos y Canadá figuran como los países más afectados en toda América, según información de la OMS. 



 
Permiso para poder salir

Italia, principal país afectado en Europa, aplicó una cuarentena total a nivel nacional. Además de otras medidas como el cierre de escuelas, restricciones a los viajes y reuniones masivas, y un cierre indefinido de todos los negocios; a excepción de farmacias, supermercados y bancos. 

La serie A italiana de fútbol fue suspendida, luego de haberse confirmado casos positivos en jugadores y en el personal técnico.

Las personas deben llevar obligatoriamente una llamada “autodeclaración” para salir de sus hogares a realizar compras o alguna otra actividad urgente.

  “Si no se lleva consigo la autodeclaración, las autoridades te pueden multar hasta con 200 euros”, comenta Merly Zambrano,  residenciada en la ciudad italiana de Génova.

El decreto presidencial sobre la cuarentena está fijado hasta el próximo 3 de abril, pero con posibilidad de prórroga, según sea la situación. 

Mientras, China comenzó a enviar toneladas de equipos y personal médico para ayudar a frenar la epidemia que golpea drásticamente a Italia. 

En España continúan registrándose nuevos casos de infectados, según los últimos balances de la OMS. El gobierno español decretó estado de emergencia y anunció una ayuda a las empresas del 70% en el pago de los sueldos a sus empleados, una medida destinada a evitar el despido masivo en el país. 

Algunos locales comerciales se han visto gravemente afectados por esta situación, pues crece la preocupación en las personas a salir y contraer la infección.

  “Redujeron el 40% de la plantilla”, comenta Mariana Souto, empleada de un Hard Rock Café en Madrid.

Esta zona turística de España es la más afectada. “Yo me quedé sin trabajo por el coronavirus… porque yo trabajo en una zona turística, y si no hay turismo no hay trabajo”, dijo Javier Torres, un joven de 30 años y exempleado de un mercado en las Islas Canarias. Cuatro ciudades en Cataluña también han sido puestas en cuarentena. 

España es actualmente el segundo país con más contagiados en Europa. 




"Población superaría enfermedad"

En Alemania, el gobierno de la canciller Angela Merkel pronosticó que entre el 60% y 70% de la población podría resultar infectada, pero que la gran mayoría superaría la enfermedad. También abrió las puertas a los gobiernos regionales para que suspendan las actividades educativas. 

El estado alemán de Nordrhein Westfalen, donde se han registrado la mayoría de los casos, aplicó el cierre indefinido de las escuelas y guarderías, según informó la ministra de Escuelas de ese estado, Yvonne Gebauer, el pasado 13 de marzo.

“En línea general… la vida cotidiana está realmente poco afectada”, aseguró en una entrevista, Jörg Metzger Lozano, director general del movimiento periodístico Prensa Sin Mordaza. 

“En la actualidad no hay pánico… [las autoridades sanitarias] recomiendan bajo todo contexto evitar los contactos físicos; abrazos, besos, darse la mano. Y están también aconsejando a las personas que son mayores de 60 años a vacunarse contra los neumococos”, agregó Metzger.

El instituto Robert Koch es actualmente el encargado de coordinar las medidas que se puedan tomar con los diferentes estados alemanes. 



Johnson espera por pico de contagios


En Reino Unido la situación escala rápidamente. Sin embargo, el gobierno del primer ministro Boris Johnson no ha tomado por el momento acciones contra la pandemia, y esperar a que el pico de contagio se produzca en uno meses y entonces el sistema de salud pueda combatir el virus.

El pico del brote podría darse entre las próximas 10 o 14 semanas, dijo el gobierno.

Johnson también advirtió que “muchas más” familias perderán seres queridos, e instó a las personas que presenten síntomas del virus a quedarse en casa durante unos siete días. 

“Esta es la peor crisis de salud pública para una generación… Debo nivelarme al público británico, más familias van a perder a sus seres queridos antes de tiempo”, dijo el jefe de estado británico en una conferencia de prensa en su oficina de Downing Street.

Esta decisión genera controversia en la población, entre quienes apoyan y aceptan esta postura, y quienes la rechazan rotundamente y exigen medidas inmediatas. 

El Covid-19 está alojado en la mayor parte de Europa, que ya comenzó a sentir el impacto del desplome de los mercados bursátiles, la caída en los precios del petróleo y una esperada recesión producto del Brexit.



América

Con miles de personas infectadas y decenas de muertes confirmadas, Estados Unidos se convirtió  en el principal epicentro del coronavirus en el continente americano. 

El gobierno de Donald Trump decretó estado de emergencia y destinó 50.000 millones de dolares para ayudar a los estados y ciudades a frenar el avance de este nuevo virus.

Y aunque EEUU ostenta el primer lugar en el Índice Global de Seguridad de Salud 2019, como el país mejor preparado para enfrentar una emergencia sanitaria, esto no ha impedido la propagación del Covid-19 en casi la totalidad de su territorio, según informan las agencias locales de salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Por su parte, Canadá comenzó a sufrir las primeras muertes en el país, mientras el número de infectados continúa creciendo; entre estos casos confirmados destaca el de Sophie Grégoire, esposa del primer ministro canadiense Justin Trudeau.

El primer ministro y su esposa se mantienen en cuarentena para evitar contagiar a más personas. La ministra de salud canadiense, Patty Hajdu, pidió en el Parlamento a los ciudadanos que reconsideren “ir a áreas donde se encuentran grandes cantidades de personas, lo que puede incluir lugares como iglesias, centros comunitarios y varios eventos deportivos”, dijo.

El gobierno de México ha insistido que los casos de coronavirus en el país no ameritan que se tomen acciones extremas.

Pero mientras Norteamérica batalla contra este nuevo coronavirus, en América Latina y Centroamérica la epidemia avanza lentamente y  gobiernos de varios países aún no se deciden a tomar medidas estrictas para la prevención y protección de los infectados.

Brasil fue el primer país de la región en confirmar un caso positivo de Covid-19. Desde entonces registra nuevos infectados, llegando incluso a afectar a funcionarios del gobierno como el jefe de prensa del ejecutivo nacional, Fabio Wajngarten.

Colombia restringió el acceso a los extranjeros que hayan permanecido durante los últimos 14 días en Europa y Asia, según últimos anuncios del presidente Iván Duque.

Las autoridades colombianas promueven, como otros gobiernos, medidas preventivas como el lavado de manos frecuente, limpieza y desinfección de objetos y superficies y el taparse la boca al estornudar o toser. Aún no se declara cierre de las escuelas ni comercios.

“Tengo una niña de 6 años que va al colegio. En el colegio no les están dando una medida que se pueda decir que es segura… deberían de suspender clases”, comentó Andrea Negrín, una trabajadora independiente residenciada en Bogotá, ciudad donde se han confirmado la mayoría de los casos de coronavirus.

El gobierno colombiano también cerró recientemente la frontera con Venezuela, país con el que mantiene diariamente un constante y masivo flujo de migrantes. Sin embargo, mantendrá abierta su frontera con Ecuador, reforzando los controles necesarios, hasta que se termine de evaluar la situación. 

Otros países, como Chile y Argentina, se han centrado desde el inicio de la pandemia en sus problemas políticos y económicos, respectivamente.

En cuanto al coronavirus no hay tanto alboroto… la situación política predomina más porque ahora hay muchas marchas y protestas por la aceptación o rechazo de la reforma”, declaró Milensky Rodríguez, una joven de 23 años residenciada en Santiago de Chile. 

En Argentina no hay pánico por la enfermedad. “En las calles hay pancartas sobre los peligros del coronavirus y de cómo prevenirlos, pero la gente anda normal. No se ven a personas con tapabocas”, comentó Miguel Niño, un joven empleado de una agencia automotriz en Buenos Aires. 

Ambos países urgen a sus ciudadanos mantener una buena higiene y evitar el contagio con personas infectadas, o que se sospechen que lo estén.

Un caso especial en esta situación es Perú, que sufre además una epidemia de dengue que ya deja más muertes que el mismo Covid-19.

Pocos países latinoamericanos han optado por adoptar medidas más severas. Hasta el momento solo El Salvador y Guatemala activaron cuarentena y otras medidas extremas de aislamiento social, así como el cierre total de sus fronteras y controles sanitarios en aeropuertos. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario