Espacio publicitario

Sanders busca consolidar en Nevada su ventaja en la interna demócrata en EEUU

En esta tercera cita electoral del partido, después de Iowa y New Hampshire, Sanders espera consolidar una ventaja antes de la votación del "Súper Martes" del 3 de marzo

  • AFP

22/02/2020 12:00 pm

Las Vegas, Estados Unidos.- En el estado de Nevada, célebre por sus casinos y su paisaje desértico, los demócratas votarán este sábado para elegir al candidato que enfrente a Donald Trump, con el favorito Bernie Sanders debilitado por denuncias de una injerencia rusa a su favor.

La votación, que comienza después del mediodía y se desarrollará en asambleas ciudadanas conocidas como caucus, está ensombrecida por informes revelados en los últimos días sobre un nuevo intento de injerencia rusa en las elecciones estadounidenses, informó AFP.

Sanders llega como líder, con 15 puntos de ventaja, en busca de consolidar su liderazgo en este estado de importante población latina. Sin embargo, las denuncias de que Moscú pretendía supuestamente beneficiar su candidatura podrían socavar su posición.

En esta tercera cita electoral del partido, después de Iowa y New Hampshire, Sanders espera consolidar una ventaja antes de la votación del "Súper Martes" del 3 de marzo, día en que votan simultáneamente 14 estados.

Pero este caucus también podría darle un impulso a otros candidatos, que a medida que avanzan las primarias necesitan sumar delegados para poder seguir en la contienda.

El viernes, en vísperas de la votación, Sanders fue salpicado por informes de funcionarios estadounidenses que revelaron supuestos intentos de Rusia de favorecerlo.

En un clima político polarizado y una opinión pública escandalizada por la campaña de interferencia por parte de Moscú en las elecciones de 2016 a favor de Trump, sobre la que varias agencias del Estado coinciden, estos informes podrían dañar a Sanders, un candidato independiente con ideas de izquierda y autodefinido como "socialista democrático".

El senador por Vermont rechazó la injerencia de Moscú y lanzó un mensaje directo al presidente ruso Vladimir Putin: "Manténgase alejado de las elecciones estadounidenses, y como presidente, me aseguraré de que usted lo haga".

Aunque no estaba claro el alcance de esta trama rusa ni la motivación, se cree que podría ayudar potencialmente a la relección de Trump, ya que muchos consideran que para el mandatario sería más fácil vencer a un candidato de izquierda como Sanders en relación a una opción más moderada como la del exvicepresidente Joe Biden.

"En 2016, Rusia usó la propaganda por internet para sembrar la división y, según lo que entiendo, lo están haciendo de nuevo en 2020", dijo Sanders en un comunicado.

Bloomberg, el gran ausente

En Nevada, un estado más diverso que los dos que votaron primeros a principios de mes, un 20% del electorado total son latinos, y varios de los candidatos buscan beneficiarse, en un momento de la primaria que es considerado crucial.

Biden, quien comenzó la carrera como favorito y ahora lucha por mantenerse en la contienda tras un desempeño humillante en las dos primeras instancias, está segundo en las encuestas en Nevada con 16%.

El estado de su candidatura es precario y un resultado negativo podría ser una debacle, dejándolo con pocas opciones antes de la votación de Carolina del Sur el próximo 29, donde espera sumar delegados.

Esta cita es igualmente crucial para la senadora Elizabeth Warren, cuya campaña revivió después del debate demócrata del miércoles en el que interpeló duramente al exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, instándolo a derogar los acuerdos de confidencialidad firmados por su empresa con varias mujeres.

Bloomberg no compite en este caucus, ya que decidió centrar su campaña en el "Súper Martes" para lo cual ha gastado más de 360 millones de dólares de su fortuna personal, gestada como magnate de la información financiera.

La campaña de Bloomberg dijo el viernes que liberaría de los acuerdos de confidencialidad a tres mujeres por casos relacionados a quejas por comentarios hechos por el millonario en el ámbito laboral.

La sombra del caos de Iowa

Trump, por su parte, confirmó su nueva tradición de ser el convidado de piedra de las internas de los demócratas, y celebró el viernes un mitin en Las Vegas. Allí criticó a los "socialistas radicales" que buscan su puesto y se burló diciendo que en el debate de esta semanas dejaron a Bloomberg casi sin aliento.

Después, evocó el temor de los demócratas de que se repita el fiasco de Iowa, en el que un problema informático en el sistema de recuento generó confusión sobre los resultados.

"Escuché que sus ordenadores están igual de estropeados que en Iowa", dijo Trump.

El presidente del Partido Demócrata de Nevada, William McCurdy, aseguró estar haciendo todo lo posible para evitar inconvenientes como en Iowa. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario