Espacio publicitario

El Rol del Reino Unido para el mundo luego del Brexit

Como la quinta economía más importante del mundo, y siendo uno de los países más sólidos del continente europeo, parece tener claro el camino de cara a su futuro como un país independiente y soberano

  • MARIANYFEL SALAZAR

10/02/2020 05:30 am

El Reino Unido cumple hoy diez días fuera de la Unión Europea, tras 47 años de sociedad. Como la quinta economía más importante del mundo, y siendo uno de los países más sólidos del continente europeo, parece tener claro el camino de cara a su futuro como un país independiente y soberano.

Comprometido con el cambio climático, la recuperación del medio ambiente, el libre comercio, la democracia, la libertad, y el respeto de los poderes del Estado, el país inicia ahora una nueva etapa de negociaciones con Bruselas, hasta el 31 de diciembre de este año, en la que espera estrechar lazos de amistad con quienes fueron sus socios en las últimas décadas.

Así lo declaró para una entrevista otorgada a el diario El Universal el embajador del Reino Unido para Venezuela, Andrew Soper, quién además celebró la gran tarea que se realizó en su país durante estos últimos cuatro años, luego de que un 51.9 % de los británicos votaran a favor de abandonar el bloque europeo en un referendo que se celebró en junio de 2016 .


P: Reino Unido, está, después de cuatro años, en una etapa inédita, muchos apostaban porque este momento no llegaría nunca, pero, finalmente, luego de referendos, elecciones, destituciones, renuncias, rupturas partidistas, y elecciones ahora están fuera de la Unión Europea. ¿Qué se siente haberlo logrado?

R: El Reino Unido salió de la unión europea el 31 de enero ahora que somos un país soberano, independiente, vamos a tener una política exterior, firme fuerte y enérgica.

Somos un país a liberal que apoya los valores del respeto para los Derechos Humanos (DDHH), los desafíos grandes del mundo para enfrentar el cambio climático, por ejemplo. De allí que nuestro rol en el mundo -ahora a como un país global y con una política exterior global- va a ser para promover el libre comercio, la prosperidad y defender nuestros valores e intereses en todo el mundo.

P: De los 66,44 millones de habitantes que tiene el Reino Unido, 33 votaron en el referendo de 2016, de los cuales, tan sólo el 52% votaron a favor de abandonar el bloque europeo, ¿cree usted que con una brecha de tan sólo un millón de votantes, por lo que apoyaron quedarse, y la mitad de un país que prefirió no participar en este acto electoral, los británicos se sienten realmente preparados para dar este gran paso, de empezar a caminar en solitario tras 47 años de relación con la UE?, ¿está feliz el Reino Unido de esto?.

El gobierno británico anterior decidió tener un referendo, su resultado fue bastante claro fue en favor de salida de la Unión Europea (UE). Somos un país que respeta la voluntad de la gente y del electorado, respetamos su decisión y se implementó el resultado del referendo.
Hemos salido de la Unión Europea como un ejemplo de nuestros valores como un país democrático, en un estado de derecho. El Brexit ya pasó, es un hecho histórico, y ahora estamos hablando de nuestro nuevo rol en el mundo como país independiente, como un país fuera de la Unión Europea, pero también como un país que quiere buenas relaciones con Europa.

Le deseamos éxito a la Unión Europea, queremos forjar relaciones buenas, constructivas, de amistad, de cooperación, pero lo vamos a hacer como un país soberano, independiente; promoviendo nuestros valores, el libre comercio y trabajar conjuntamente con cualquier país u organización en el mundo que comparta nuestros intereses y principios.



P: ¿Qué beneficios traerá a corto, mediano y largo plazo el Brexit para los británicos que están dentro y fuera del Reino Unido?

R: En términos de los ciudadanos británicos que viven en Europa y también los ciudadanos europeos que viven en mi país; en el Reino Unido ya tenemos un acuerdo con la Unión Europea de que vamos a mantener el derecho de visitas turísticas y visitas de corto plazo sin visas.

Estamos entrando en un periodo de transición hasta el fin de este año, hasta el 31 de diciembre, y durante este periodo, y después, ya tenemos un acuerdo de que no se necesitarán visas para turistas, ni para quienes necesiten hacer viajes cortos.

También tenemos un acuerdo para que los ciudadanos europeos que ya tienen el derecho de vivir y trabajar en Reino Unido puedan permanecer en nuestro país, y de igual forma se está negociando para que los británicos que ya tienen el derecho de vivir y trabajar en los países de la Unión Europea, sean beneficiado con las mismas condiciones.

Esto es un tan sólo un ejemplo de lo que proyectamos para nuestra relación futura con Europa, para la que se tienen que negociar y acomodar varios los detalles. Sin embargo, y en realidad, en el corto plazo nada va a cambiar antes del 31 de diciembre.

P: ¿Qué sigue ahora para el Reino Unido?

R: Tenemos un periodo de transición hasta el fin de año y habrá negociaciones por ejemplo sobre migración, visas, derechos de vivir en el Reino Unido, y en Europa. También habrá negociaciones sobre nuestra relación comercial con la Unión Europea, probablemente esto va a ser la cosa más importante que decidan.

Desde nuestro punto de vista, queremos un acuerdo de comercio libre con la Unión Europea, sin aranceles y cuotas; es nuestro objetivo. Pensamos que esto sería lo mejor para el Reino Unido y también para la Unión Europea, tener y mantener una relación comercial, que sea lo más positiva y sana posible.

Nosotros estamos entrando en las negociaciones con este objetivo en el que ojala la Unión Europea adopte una posición similar. Tenemos diez meses para llegar a un acuerdo, al fin del año las negociaciones van a terminar, va a terminar el periodo de la transición y vamos a ver qué podemos lograr en este periodo.

A tan sólo una semana de la salida de su país del bloque europeo, se han visto importantes movimientos que podrían marcar un giro importante de la forma en que han venido realizando política e intercambios internacionales. Hubo reuniones con EEUU, Israel y otros ¿cómo proyectan la política exterior del Reino Unido a corto, mediano y largo plazo?

La prioridad va a ser nuestras relaciones comerciales con todos los países del mundo, porque como miembros de la unión europea en el pasado, nuestras relaciones comerciales fueron basadas en la membresía de este grupo. Ahora tenemos una gran oportunidad de negociar nuestras relaciones comerciales como país soberano y totalmente independiente.



Estamos entrando ahora en negociaciones con la Unión Europea, para llegar a un acuerdo de libre comercio. Muy pronto vamos a entrar en negociaciones similares con los Estados Unidos, Japón, Australia, Canadá y todos los países del mundo que quieran una buena relación comercial con nosotros. Es la prioridad de la transición.

Y el objetivo, es que al finalizar este año el Reino Unido emerja en el mundo como un país económicamente y políticamente soberano, sin restricciones de nuestro propio destino.

Asimismo, vamos a promover nuestros valores como un país independiente en el mundo, nuestro primer ministro y nuestro canciller mostraron que su visión del Reino Unido es la de un país que va a ser una fuerza del bien para el mundo, lo que significa que vamos a defender los valores de los DDHH, el estado del derecho, las instituciones fuertes, las intuiciones independientes y las instituciones democráticas.


También vamos a trabajar en conjunto con la comunidad internacional para enfrentar los desafíos serios que atacan en este momento al mundo, como por ejemplo en las cuestiones de clima y medio ambiente. Es por esto que ahora el Reino Unido va a convocar a una conferencia contra el cambio climático (la COP26) que se celebrará en noviembre de este año. Lo organizamos junto al gobierno de Italia, y será el próximo paso en las relaciones internacionales, para llegar a acuerdos y medidas concretas contra el cambio climático.

P: ¿Si pudiéramos establecer tres prioridades para el Reino Unido en este momento cuáles serían?

R: Primero establecer relaciones constructivas con la Unión Europea, obviamente después del Brexit va a ser una gran tarea, tenemos un periodo de 11 meses para negociar todo, y nuestro objetivo va a ser una nueva relación de amistad y cooperación con la Unión Europea y sus estados miembros. 

Segundo sobre la prosperidad y para nosotros la forma más efectiva para promoverla es bajo la promoción del libre comercio en el mundo. Concretamente, vamos a negociar estos intercambios con las economías más grandes e importantes del mundo.

Tercero, promover nuestros valores, de defender DDHH, estados de derecho, valores democráticos, la separación de poderes y las instituciones fuertes en el mundo y jugar nuestro papel en el sistema mundial para enfrentar los desafíos más grandes.

P: ¿Qué espacio ocupa Venezuela en ese trabajo de política exterior, comercio, y sociedad? 

R: Para nosotros Venezuela es una gran ejemplo del desafío de nuestra misión para promover valores universales Aquí (en Venezuela) obviamente hay una crisis política, de democracia, del estado de derecho, una crisis humanitaria y social. Entonces es un ejemplo de un país en el que pensamos que el Reino Unido puede ayudar.

Evidente la solución a todos estos conflictos sólo la tiene y puede generar Venezuela, pero nosotros queremos ayudar, y cooperar con Venezuela, con países de la región y otros países que comparten nuestros objetivos, en la búsqueda de una solución pacífica y negociada de la crisis de este país.



Reino Unido fue el primer país que reconoció a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, es por ello que seguiremos reconociéndolo, y lo seguiremos apoyando en todos sus esfuerzos para una solución negociada y pacífica a la crisis, vamos a cooperar en iniciativas internacionales como por ejemplo el grupo de contacto.

También el Reino Unido es un miembro permanente del comité de Seguridad de las Naciones Unidas, y el tercer mayor donante de asistencia humanitaria a Venezuela y a los venezolanos en la región, entonces hay muchas cosas que queremos hacer, son desafíos grandes, y estamos comprometidos en ayudar a Venezuela y la región.

Como embajador del Reino Unido en Caracas, ¿cuál es su tarea más importante en esta etapa histórica para su país dentro de Venezuela?

El Reino Unido tiene dos siglos de cooperación y amistad con Venezuela, y tenemos años de ejemplos de cooperación económica y política, de cooperación entre nuestros pueblos. Reconocemos que Venezuela es un país que tiene gente super talentosa, creativa, enérgica, tenemos muy buenas relaciones con la gente de Venezuela.

Tenemos el consulado británico aquí en Venezuela que está trabajando en la parte de educación e intercambios culturales.
Tenemos un programa de becas, las Chevening, de las que el gobierno británico ha ofrecido 430 becas para que profesionales venezolanos puedan estudiar maestrías en nuestras universidades británicas.

Hay muchas cosas que podemos hacer aquí, trabajando para fortalecer las comunidades, la sociedad civil, las comunidades de derechos humanos, los estudiantes, la igualdad de género, la libertad de prensa… Podría enumerar cientos de ejemplos de cosas que hemos hecho aquí, en Venezuela y en las que vamos a continuar trabajando.

Pero obviamente, el desafío principal es buscar una solución a la crisis política, a la crisis económica, porque al final todo depende de esto. Tenemos grandes empresas británicas que quieren invertir en Venezuela, quieren ser parte de la solución, de la recuperación, de la prosperidad, pero tristemente en la actualidad las condiciones no existen. 



Queremos ayudar a crear las condiciones y las reformas económicas que permitan la recuperación de la economía venezolana y la prosperidad del país. Queremos participar en eso.

Necesitamos más cooperación de las autoridades venezolanas, porque hay restricciones en las actividades de agencias humanitarias aquí en Venezuela, necesitamos más acceso, más habilidad para trabajar con ONG’s, sociedad civil, agencias internacionales, para suministrar más ayuda humanitaria, porque hay necesidades urgentes en términos de medicinas, vacunas… queremos más asistencia y cooperación con las agencias venezolanas que pueden permitir una cooperación mayor en esta área.

Pero, fundamentalmente necesitamos un cambio político, por eso necesitamos un proceso de negociación, necesitamos que el régimen del señor Maduro, entre en negociaciones de buena fe, para elecciones libre y justas, respetar las instituciones democráticas del país, como la Asamblea Nacional, por ejemplo.

Va a ser complicado, pero podemos empezar con acciones concretas de buena fe para construir confianza en un proceso político, y para conseguir pasos concretos hacia una solución negociada.

P: ¿Cuál es la visión y proyección de su país para América, y sobre todo Suramérica?

R: El Reino Unido va a ser un líder mundial en nuevas industrias, tenemos cosas británicas emblemáticas, tenemos las mejores universidades del mundo, tenemos mucho que ofrecer a la región, en términos de cooperación bilateral entre el Reino Unido y América Latina vemos al famoso Brexit como una oportunidad para desarrollar y fortalecer lazos históricos, hacia el futuro entre mi país independiente, y soberano, con toda la región de América Latina.

P: Embajador, ¿usted cree que su país ya superó la parte más difícil del Brexit, o cree que lo más complicado comienza ahora?, y ¿por qué?

R: Claramente ya hemos superado el paso más difícil, y conseguimos que el Brexit sea un hecho. Las negociaciones podrían ser complicadas, pero lo vemos como algo positivo, como una oportunidad para establecer relaciones de cooperación y amistad como un país soberano e independiente. 

Es una oportunidad para fortalecer la cooperación con cualquier país en el mundo que comparta nuestros valores, y nuestra visión del futuro, en áreas para enfrentar el cambio climático y el medio ambiente. Mi país es la primera gran economía del mundo que tiene un compromiso de emisiones netas 0 de carbono antes del 2050. Será un gran desafío que queremos compartir con todas las regiones del mundo, especialmente con América latina.



P: ¿En concreto qué han logrado como país hasta ahora?

R: Hemos podido demostrar liderazgo, sobre todo en el área climática, con nuestro compromiso de carbono 0, es una gran responsabilidad liderar el mundo en el desafío más grande que enfrentamos para el futuro.

P: David Cameron, Theresa May y Boris Johnson fueron las tres caras políticas del Brexit, a pesar de que ninguno estuvo -en un principio- de acuerdo con la salida del país del bloque europeo, lucharon por dar los mejores resultados a los sectores que por años habían pedido su salida de la Unión Europea, aunque incluso, para dos de ellos esto significó el final de su carrea como primeros ministros ¿cree que ellos, y su partido Conservador, son un ejemplo para el mundo de que siempre debe prevalecer la estabilidad y el deseo mayoritario de un país, sobre los ideales de un movimiento político, e incluso las aspiraciones personales? ¿Cree usted que está es la mejor forma de hacer política?



R: Por supuesto, el Reino Unido es un gran poder en el mundo, somos un país miembro permanente del consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Somos el único país en el mundo que está cumpliendo con su compromiso de gastar al menos el 2% de nuestro PIB en el área de la defensa, y el 0,7% del ingreso nacional en la asistencia del desarrollo en el mundo. Son ejemplos del rol que estamos jugando y queremos jugar, sobre la seguridad del mundo, paz, desarrollo sostenible, asistencia humanitaria, y las crisis globales en el mundo.

Tenemos una visión ambiciosa de llevar en un rol firme y fuerte al Reino Unido, cooperando con las grandes potencias mundiales, y liderando grandes proyectos y cooperación. Sobre todo en esta región (Suramérica), cuyo problema actual más obvio, es el de la crisis de migrantes de Venezuela.

Esta situación es un problema dentro de Venezuela, y también para los países de América Latina, que están mostrando tanta generosidad en recibir a todos los refugiados venezolanos que ahora son 5 millones según Naciones Unidas. Estamos comprometidos en trabajar con toda la región para responder no sólo a la emergencia humanitaria de estos flujos migratorios, sino también en llegar a soluciones sostenibles.

Ya hemos hecho un gran compromiso de recursos financiero, pero también queremos participar en la búsqueda de una solución política y económica en Venezuela y en la región frente a esta crisis.

P: ¿El Reino Unido quiere o aspira ser un ejemplo, y un impulso para aquellas naciones que deseen su independencia?

R: El Reino Unido salió de la UE y fue una decisión tomada por todos los ciudadanos del país, he implementada por el gobierno del Reino Unido, así en un futuro habrán más negociaciones sobre nuestra relación con la UE, a finales de este año habremos llegado a acuerdos sobre todo eso.

No sabemos exactamente todos los detalles o lo que vaya a pasar. Habrá consecuencias, para todas las partes del Reino Unido: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Vamos a ver qué pasa ahora.

Por ejemplo, en el caso de Escocia hubo un referendo sobre su autodeterminación, pero el pueblo votó que querían seguir formando parte del Reino Unido, y el gobierno cumplió con esta decisión. No sabemos en un futuro qué pueda pasar, si cambien o mantengan su decisión. Pero lo que sí sabemos es que nosotros como un país democrático, con parlamentos en todas sus regiones autónomas, con instituciones fuertes, podremos resolver cualquier asunto, o cualquier aspiración del pueblo británico respetando a nuestras leyes, y nuestras tradiciones históricas.




P: Tiene usted una gran trayectoria como diplomático en varios países del mundo, ¿qué es lo más fácil, y lo más difícil de ser un embajador en Venezuela?

R: Lo mejor y lo más difícil para mí son las mismas cosas. Ser un diplomático en Venezuela es algo muy bueno porque tenemos un trabajo importante aquí, un diplomático quiere tener influencia, un rol, un papel, y el papel de mi país después del Brexit, es que queremos ser una fuerza para el bien y el mundo y específicamente en Venezuela.

Como diplomático aquí, tengo la oportunidad de cooperar y construir con los venezolanos un mejor futuro para el país, quiero ser parte de los procesos venezolanos pero también de iniciativas internacionales en la búsqueda de una solución pacífica y negociada a la crisis venezolana.

Mi país, como la quinta economía más grande del mundo, con empresas internacionales buenas, y con relaciones buenas con Venezuela tiene la oportunidad y la habilidad de jugar un papel importante aquí para apoyar al país en un momento difícil.

Para mi es una gran ocasión como diplomático, y como ciudadano del mundo, el poder trabajar fuertemente como un amigo de Venezuela para hacer algo bueno para Venezuela, y las relaciones entre Venezuela y el Reino Unido.



Texto y entrevista: Marianyfel Salazar
masalazar@eluniversal.com

Fotos: Kesmish R. Duarte // AFP.
@kesmish.ve

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario