Espacio publicitario

Convocan a marcha por libertad de "presos políticos" en Nicaragua

La manifestación, que recorrerá varios kilómetros de Managua y otras ciudades del país es parte de una jornada de protestas en favor de los prisioneros, de los cuales 137 ya han sido llevados a juicio

  • DPA

15/08/2018 05:30 am

Managua.- La opositora Alianza Cívica de Nicaragua convocó para hoy a una marcha para demandar la excarcelación de al menos 400 personas detenidas por el Gobierno, dijo Lesther Alemán, uno de los líderes estudiantiles de las protestas que iniciaron en abril.

"Estamos convocando a una gran marcha que será replicada en distintos puntos del país, exigiendo la libertad de los presos políticos del régimen de Daniel Ortega", declaró Alemán vía telefónica desde algún lugar de Nicaragua, donde permanece oculto, reseñó DPA.

La manifestación, que recorrerá varios kilómetros en una céntrica zona de Managua, es parte de una jornada de protestas en favor de los prisioneros, de los cuales 137 ya han sido llevados a juicio y acusados por delitos como terrorismo y crimen organizado.

"Esta marcha es por (los líderes campesinos) Medardo Mairena y Pedro Mena, (los activistas) Cristian Fajardo y María Adilia Peralta, por (los jóvenes) Brandon Lovo y Glenn Slate y muchos más", dijo el estudiante de periodismo de 20 años, miembro de la Coalición Universitaria y de la Alianza Cívica. 

Alemán, quien también es buscado por la Policía por ser parte del movimiento que dirigió las protestas contra Ortega, dijo que los reos son considerados presos políticos porque son personas detenidas por ejercer su derecho a protestar. "Fueron arrestados arbitrariamente y sin ninguna garantía procesal", añadió. 

Opinó que la excarcelación de los detenidos tendrá que lograrse medianteñun acuerdo político con Ortega, aunque éste se resiste a volver al diálogo. Mientras tanto, "la resistencia continúa y el pueblo no dejará las calles, que nos pertenecen", subrayó. 

La crisis en Nicaragua inició el 18 de abril y ha dejado 450 muertos y 2.800 heridos, según varia ONG de derechos humanos, que responsabilizan de los crímenes a policías y paramilitares. El Gobierno reconoce 198 muertes. 

Mientras, autoridades judiciales de Managua impidieron el ingreso de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA a la audiencia pública por el asesinato del periodista Angel Gahona, ocurrido el 22 de abril en la ciudad de Bluefields (surcaribe). 

"Estuvimos dos horas en la puerta de los Juzgados sin que nos dejaran entrar a la audiencia y juicio público por el asesinato del periodista Ángel Gahona", dijo un miembro del equipo del denominado Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), creado por la CIDH a fines de junio.

La sesión se realizó en el sexto juzgado penal de audiencias de Managua, a cargo del juez Henry Morales, quien tampoco permitió el acceso de periodistas independientes. 

Gahona murió tras recibir un disparo por la espalda mientras cubría protestas estudiantiles en Bluefields. La Fiscalía acusó del crimen a dos jóvenes, pero testigos y familiares del periodista han implicado a presuntos policías. 

Por su parte, el Parlamento de mayoría oficialista aprobó una reforma que reduce el presupuesto estatal de 2018 en 235 millones de dólares, afectando especialmente a los rubros de educación, salud, proyectos de inversión y desarrollo municipal.  
Ortega admitió que la crisis ha afectado severamente a la economía y obligó al Parlamento a reformar el presupuesto, que disminuyó de 2.547,2 millones de dólares a 2.312 millones. 

El ministro de Hacienda, Iván Acosta, dijo que se perdieron 120.000 empleos formales en pequeñas y medianas empresas, especialmente del sector turismo, que reporta pérdidas por 230 millones de dólares por la ausencia total de visitantes extranjeros al país. 

Lo anterior provocó una caída en la recaudación de impuestos correspondientes a unos 71.000 trabajadores que estaban afiliados al estatal Instituto de Seguridad Social (INSS). 

Economistas aseguran que la grave situación ha dejado pérdidas de más de 2.000 millones de dólares en la economía y una reducción de la recaudación tributaria por unos 236 millones de dólares. 

Como parte de la crisis, la aerolínea española Iberia aplazó indefinidamente un proyecto para establecer vuelos directos Madrid-Managua que debía iniciar en octubre próximo. 

"Iberia apuesta por el mercado nicaragüense, pero la ruta directa no ha alcanzado los niveles de demanda necesarios para hacerla efectiva, por lo que seguirá trabajando para lograrlo lo más pronto posible", explicó la empresa en un comunicado. 

A inicios de este mes, las cuatro principales aerolíneas de Estados Unidos redujeron su frecuencia de vuelos a Nicaragua y suspendieron los viajes nocturnos debido a la inseguridad en las calles de Managua, donde operan bandas de delincuentes y grupos paramilitares asociados al Gobierno. 

Entre tanto, la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, culpó al "terrorismo golpista y clasista" por los daños económicos y elevó 356.000 las plazas de empleo cerradas desde abril. 

Dijo además que se destruyeron 251 edificios públicos, entre éstos 88 sedes de alcaldías y 46 locales de la Policía Nacional. "Todo eso debemos facturarlo a los que financiaron, ejecutaron y respaldaron esta destrucción de la vida buena que teníamos", dijo Murillo. "Tienen que pagar y van a pagar por esto", sentenció.
Siguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario