Espacio publicitario

BW turismo

Choroní, pueblo pesquero de Venezuela

Un paraíso escondido entre las montañas del estado Aragua

  • BERNHARD WEISSENBACH

16/03/2020 11:31 pm


En las montañas del estado Aragua se esconde un pueblo costero considerado un paraíso por quienes lo visitan. Desde Maracay, capital de estado, una distancia de 40 minutos en vehículo separa la ciudad de este maravilloso destino que hoy descoseremos para ti.

La vía de acceso es estrecha y con curvas pronunciadas por lo que se recomienda hacerla de día. Hay que tener pericia para evitar un incidente, sin embargo el transporte público la enfrenta a diario por lo que creemos que los conductores de la terminal deben cumplir como requisito ser muy habilidosas en cuanto a su oficio, pero todo sea por desconectarse de la rutina y disfrutar de la naturaleza caribeña.

Los que habitan Choroní son unos seres bastantes privilegiados en cuanto a geografía, la montaña boscosa rodea de riachuelos las casas, pero ojo, a menos que sea un temporal de lluvias esto no afecta las edificaciones de este poblado. Así te da la bienvenida el pueblo que se encuentra a 162 km de Caracas y se encuentra a 33 metros sobre el nivel del mar, según lo indica una placa ubicada en la entrada del pueblo.

En todo momento, los caminos no dejan de ser estrechos y el pueblo en sí abunda de fachadas de una Venezuela colonial que data de 1616, año de fundación de Choroní. Desde ahí se percibe lo acogedor del sitio tal como lo son los pobladores de este pueblo costero cuyo oficio más común es el de pescador. Claro está, hay presencia de prestadores de servicios, dueños de posadas, personal trabajador de las mismas, restaurantes y todo lo que deriva del turismo, la principal actividad económica que mueve a este lugar.

Entre las anécdotas históricas que encierran a Choroní está una visita hecha por Bolívar con unos colegas independentistas. Y es que durante el siglo XVIII, Choroní era un puerto pesquero habitado por mantuanos, hacendados ricos que vivían en casas amplias y confortables. He ahí el motivo por el cual cuenta con una Plaza Bolívar, una iglesia y entre otros tantos relatos que esconde es que durante el gobierno de Juan Vicente Gómez fue construida una central hidroeléctrica. Entretanto, la presencia de alemanes era notoria con gran afluencia hasta hace unos años (suponemos que producto del malestar socio-político, abandonaron la población) y como no ser una parada obligada de estos europeos que arribaron precisamente en este sector cuando fueron traídos en 1843 para hacer uso de las tierras que hoy conforman la Colonia Tovar en la misma entidad.

Del camino del pueblo de Choroní a las posadas abundan restaurantes familiares y puestos de empanada y es que es un pecado no detenerse a probar empanadas de carne mechada, molida, cazón, pollo o queso.

En este punto del paseo es donde deben estacionarse los vehículos para poder visitar la playa. Seguidamente, el trayecto puede durar unos 5 o 10 minutos según donde se instale en Playa Grande, balneario que inicia en la costa más cercana al pueblo. No obstante, desde la posada a este mismo lugar sin vehículo puede llevarse unos 15 minutos. De ahí en adelante, lo que dicte su itinerario de disfrute será la norma.

La actividad pesquera es posible verla antes de llegar al estacionamiento de la playa. Allí un gran número de pescadores se posan a esperar su turno o la llegada de los peñeros cargados con la mercancía para ser vendida a los locales o ubicarla en los camiones que hacen lo propio para distribuir en la ciudad.

En Playa Grande, toldos con sillas y tumbonas te esperan. De igual manera, una madera en donde se fija la bandera de Venezuela con el mensaje “Welcome to Choroní”, ícono de las selfies o fotografías que capturan quienes van al lugar. Si gustas ahorrar un poco puedes adquirir todo tu consumo en el pueblo. Sin embargo, la playa está bien dotada de una oferta gastronómica conformada por gran variedad de pescado, mero, loro, pez cirujano, pargo rosado, pargo guasinico,  coro-coro, cachama de mar, pez león entre otros. Un plato bien servido y con porciones representativas ronda los $10. Estos mismos vendedores son capaces de ofrecerte paseos en lancha para conocer Chuao y Cepe donde se siembra cacao, así como otras actividades como el buceo, snorkel o kitesurf. De acuerdo a esto, debemos suponer que la serenidad de la playa no lo es tanto y es que ciertamente un fuerte oleaje caracteriza a Choroní.

La playa está bordeada por un extenso bosque de cocoteros por lo que en tu estadía cerca del mar o en el pueblo podrás refrescarte con cocadas para tolerar los 31 ºC promedio del clima o, en su defecto saborear la variopinta dulcería a partir de esta fruta.

Al final de la visita o previa a la misma, puedes acercarte a un mirador cuyos escalones pueden ser un reto para muchos, pero que merece la pena una vez en la cima al ver en 360º la playa y las fotos que de la misma se pueden obtener.

Para pasar la noche
La oferta de posadas va desde la más sencilla hasta la más cómoda. En su mayoría tienen piscina, aire acondicionado en las habitaciones, wi-fi. Según el presupuesto y la cantidad de viajeros los precios oscilan entre $30 y $60 por noche e incluyen desayuno que consiste en  arepas con revoltillo, queso rallado y bebida.

De la temporada alta
Adicional, a las que manejamos por tradición. Choroní tiene una alta afluencia el 24 de junio, debido al gran jolgorio que se produce con la fiesta de San juan Bautista atrae a numerosos visitantes nacionales y extranjeros en el que los ritmos africanos del tambor hacen sus galas con los Toques, fulías, parrandas y repiques.

Datos curiosos
• Choroní se hizo muy turística en la década de 1990, época en la que la carretera fue asfaltada en su totalidad. Anterior a esto, ¿había acceso? ¡Sí! pero limitado a vehículos particulares. No contaba con terminal, así que por esta razón, la actividad turística cogió un verdadero impulso a partir de estos años.

• Playa Grande y en general el pueblo de Choroní es un paraíso que muchos productores  audiovisuales han incluido en los videos de artistas. Otra fuente de ingreso para los habitantes poco frecuente, pero que es importante resaltar.

• Si luego de Playa Grande recorres 45 minutos, llegas a El Diario un lugar bastante retirado que es de uso nudista. 

• Playa Grande, alberga una zona friendly por y para la comunidad LGBT, el cual puede identificarse por la bandera que ubican en el sector.

Instagram: @bwturismo
Twitter: @bwturismo
Fanpage: Bw Turismo
YouTube: BwTurismo

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario