Espacio publicitario

Destinos sorprendentes

Venecia: no le teman a la marea alta

La cancelación de las reservas tras la espectacular agua alta de noviembre ha causado una reducción significativa de los precios en la hermosa ciudad lagunar

  • Diario El Universal

24/02/2020 02:59 pm


Eliana Loza Schiano


VENECIA, ITALIA - "No es un tsunami, nadie corre el riesgo de ahogarse si viene a Venecia durante el agua alta", suele ser la recomendación de los hoteleros y restauradores, que ven cómo se han reducido las reservaciones en los últimos meses, tras el fenómeno de noviembre, que llevó a todos los medios de comunicación mundiales a destacar las imágenes de la Plaza San Marcos inundada, con góndolas en el medio y hasta algunos que nadaban.

Y es que el "agua alta", como llaman los venecianos a la subida de la marea, es un fenómeno cíclico predecible, que dura un tiempo fijo -6 horas para subir y 6 horas para bajar- y que los acostumbrados ciudadanos saben cómo limpiar y poner todo en orden en un par de horas. Es cierto que el 12 de noviembre de 2019 se juntaron varias circunstancias adversas, como vientos fuertes, que complicaron la situación en modo extraordinario, pero, lamentablemente, ningún periodista se dio el trabajo de publicar imágenes que testimoniaran la rápida vuelta a la calma, por lo que la idea negativa perduró.

El Director General de la Asociación Veneciana de Hoteleros (AVA en su sigla italiana), Claudio Scarpa, recibió a "El Universal" en su despacho del Palacio Fontana -histórico edificio donde nació el papa Clemente XIII- para para conversar sobre la situación turística de esta ciudad, tan frágil cuanto hermosa.

Después de ese difícil noviembre, bajaron las reservaciones y se vieron muchas cancelaciones para las festividades de Navidad y Año Nuevo que, no obstante, pudieron celebrarse normalmente sin ningún problema. 


“Ahora se puede dormir en un hotel 3 estrellas por unos 50 euros y para un 4 estrellas se consiguen precios extraordinarios, entre 75 y 80 euros máximo”, asegura Scarpa

Aclara un punto importante, que la mayoría de la gente desconoce, la interpretación equivocada de los datos. "cuando se dice que la marea alcanzó 1,40 metros hay que tener en cuenta que esa medida se toma desde en un punto preciso en el fondo lagunar, pero no significa que llegue a ese nivel en la pavimentación de las calles, hay que restarle casi un metro a esa cifra. Además, la marea afecta algunas zonas y no a toda la ciudad".

Obviamente, Venecia vive del turismo, por lo que la merma de visitantes le causa un enorme bajón económico, si bien se está haciendo un esfuerzo para contrarrestar el efecto de la situación climática excepcional de los últimos meses para convencer al público a volver, paradójicamente, uno de los principales problemas frente a las varias fragilidades de esta ciudad habitualmente es el exceso de turistas, calculados en unos 30 millones anuales.

"Se están tomando algunas medidas para regular el acceso a la ciudad, pero no es fácil. El congestionamiento de las entradas habituales, como son la estación ferroviaria de Santa Lucía para quienes vienen en tren y Piazzale Roma, estacionamiento para quienes llegan en automóvil, es demasiado grande, se está buscando que quienes no deseen dormir en Venecia y pernocten en alguna otra ciudad cercana entren vía maritima desde otros puntos", indicó Scarpa.

Una de las escenas más impresionantes que a cualquiera causan rechazo es ver los enormes barcos de cruceros navegando impunemente frente a San Marcos, son tan grandes que las fotos parecen montajes, pero son absolutamente reales y dañinos para el medio ambiente y el movimiento de las aguas. ¿Cómo se puede permitir semejante ultraje a la frágil Venecia?

"Nadie en Venecia es favorable a estas naves, pero significan unos 5.000 puestos de trabajo y mueven varios centenares de millones de euros, no se pueden eliminar del todo, como quisieran algunos ambientalistas, pero se ha pensado en hacerlos pasar por una "puerta secundaria", para lo cual habría que excavar un pequeño canal de conexión, algo muy sencillo, y hacerlas pasar por dónde llegan los barcos petroleros que proveen de combustible al puerto de Marghera. Es un proyecto de la Municipalidad que, si se aprueba, nos eliminaría el paso de los barcos de cruceros dentro de la ciudad, ya que lo harían en la parte exterior", responde el director de la AVA.

El auge de los viajes "low cost" es algo positivo porque ha democratizado al turismo internacional, favoreciendo a todos los bolsillos, pero no siempre quienes llegan tienen la cultura necesaria para comportarse como debe ser en una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad. Podríamos hablar de una especie de "síndrome del turista abusador", una condición emotiva que lleva a muchos, especialmente a los más jóvenes, a relajarse tanto que pierden el sentido del decoro, la educación y el respeto. Venecia hizo una campaña para concientizar a los visitantes y elaboró un "decálogo" de normas fundamentales para no maltratar a la ciudad.

Igualmente, han proliferado restaurantes de comida rápida, muchos chinos y "kebabs" árabes, que deprimen la suntuosidad de La Serenísima, pero el dirigente de la AVA precisa que Venecia sigue siendo una meta de élite, cuenta con 20 hoteles 5 estrellas, varios restaurantes en las preferencias de Michelin, el hecho de que la cultura para muchos no parece ser un elemento fundamental, "es un tema aparte", Venecia atrae a todos los niveles.

DECÁLOGO PARA EL DECORO URBANO

-No comer y beber sentado en el suelo, no sentarse o recostarse en el suelo, en las orillas de los canales, monumentos, puentes, escalones, pozos y pasarelas destinadas a la marea alta. Multas de €100-€200

-No circular con el torso desnudo o con traje de baño. Multas de €250

-No bañarse, zambullirse o nadar en los canales. Multas de €350

-No circular en bicicleta, ni con otros medios. Multas de €100

-No arrojar basura, ni dejar desechos en calles y canales. Multas de €350

-No alimentar palomas, ni gaviotas. Multas de €25-€500

-No acampar, ni dormir al aire libre en áreas públicas. Multas de €200

-No ensuciar con leyendas o dibujos (grafittis) el patrimonio público o privado. Multas de €350

-No colocar candados en puentes o monumentos. Multas de €100

-No comprar mercancías de vendedores ambulantes itinerantes. Multas de €200





Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario