Espacio publicitario

BW turismo

Anónimo restaurante, una experiencia sin igual

Un oferta culinaria que se reinventa con un menú osado, cargado de sabor y novedosas técnicas culinarias que realzan ingredientes que en ocasiones menospreciamos por su naturaleza sencilla

  • BERNHARD WEISSENBACH

17/02/2020 01:38 pm

No solo para el día de los enamorados, sino para  cualquier otra fecha que te provoque pasar un momento especial con esa persona con la que cupido decidió flecharte o para  brindar por la amistad, existe un lugar en Caracas que te puede sorprender y dar una muy grata experiencia.

Ciertamente, la oferta en la capital  y específicamente en Las Mercedes, puede ser arrolladora, incluso para cualquier presupuesto. Hay de todo y para todos. Por esa razón me atrevo a calificarla, la movida de la ciudad como la meca gastronómica de nuestro país, ¿Por qué? Aquí la oferta culinaria se reinventa con o sin crisis. Las propuestas son el pan de cada día y se abren camino haciendo a un lado las dificultades y así es Anónimo un restaurante bar lounge donde fui invitado a una degustación a puerta cerrada para dar a conocer un menú que hace la diferencia de platos conocidos en su presentación, locación, pero sobre todo, es ahí donde hacen ahínco, en la selección de sus ingredientes que rompen esquemas de lo tradicional.

Los espacios se muestran sin pretensiones, adoptando un estilo industrial, una arquitectura capaz de cautivar mostrando la esencia de los materiales utilizados en su realización. Así se presenta un lugar moderno y trendy. La vanguardista propuesta tiene como concepto una visión de la vida no convencional, donde el azar y lo innovador juegan un papel muy importante. Adicional, la decoración tiene un estilo nada anónimo, muy bien definido. Sigrid Jelambi es la responsable de que en el local se respire un ambiente sofisticado en el que sus murales cuenten historias de viajes reales y de la imaginación y curiosidad por lugares que esperan ser visitados. Es decir, podríamos definirlo como un Street Art, que al ser combinado con el diseño urbano anteriormente mencionado, le da al restaurante un carácter chic y esnobista de grandes metrópolis, que resalta con la iluminación debidamente estudiada y los colores utilizados en cada rincón del local, por lo que cualquier fotografía que se tome lucirá como de ambiente cinematográfico.
Podría suponer superficial todo ese empeño en la decoración, pero se sustenta en que la propuesta de anónimo está en huir de lo repetitivo y es la filosofía que también apunta en los platos de sus carta, que son reinterpretaciones de lo ya conocido con ingredientes de características particulares y un emplatado sin igual que se roba el show a la hora de servir la mesa.

El menú es osado, cargado de sabor y novedosas técnicas culinarias que realzan ingredientes que en ocasiones menospreciamos por su naturaleza sencilla. Y he ahí donde los chefs Aniello Merola y Eduardo Moreno se han dado a la tarea de dejar a los comensales con deseos de reincidir a Anónimo para una segunda velada sin haber finalizado la primera. De hecho, Merola, quien también es gerente general se expresa al respecto de la siguiente manera: "Nuestra completa propuesta gastronómica está diseñada para sorprenderlos e invitarlos a volver por más. Iniciamos con las masas calientes como un abreboca de explosión de sabores, texturas y opciones. También ofreceremos en el mundo verde un conjunto de ensaladas con variaciones en sabor y presentación para el deleite de estos platos. Los principales: mar y tierra como el núcleo de nuestra carta acompañadas de contornos con acentos internacionales y finos ingredientes, hacen de cada visita algo inolvidable. El cierre magistral lo ofrecen nuestros postres".

Y esa pasión con la que describe el menú se impregna en cada uno de los integrantes que conforman el personal, tanto en la cocina como en el servicio en mesa quienes están bien empapados de lo que Anónimo desea transmitir: un paseo de sabores, texturas y sorpresas culinarias, que sin duda alguna posicionará a este restaurante en la parada obligada de la buena cocina de Caracas.

Velada a puerta cerrada
Mi experiencia inició con una ensalada capresa. Esta muy conocida entrada rompió el molde al incluir tomates cherrys, burrata fresca y caviar de albahaca, pero ¿y qué es lo novedoso? Pues les cuento que la estrella de este plato es el tomate liofilizado (deshidratado a muy bajas temperaturas) logrando una textura única y una concentración de sabores simplemente estupendos.

Al momento de la entrada puedo recomendarles sin ningún tipo de arrepentimiento el Cordero Marroquí. Una sorpresa muy bien elaborada en donde la suavidad de esta saludable proteína, bañada en salsa de tomate y aceitunas verdes coronan junto a los piñones esta obra maestra que te hará estallar los sentidos.

Por su parte, el Risotto Di Ristretto, novedoso por naturaleza, elevará a otro nivel los estándares de calidad de manera inmediata. Una preparación con caramelo, aceitunas negras y parmesano reggiano te obligará a no dejar nada dentro del plato.
Las porciones son las adecuadas para no dejar a un lado los postres que, mis queridos lectores, podrán seleccionar entre helados de cocosette, Miramar, snickers o marquesa de chocolate. Pan perdido, torta anónima, crepe de Matcha Mille o Cheese cake signature que luego de visitar este lugar les hará ser más exigentes ante su sabor y presentación. 

Dirección: Calle París con Mucuchíes - Las Mercedes - Caracas @anonimo.restaurante
Instagram: @bwturismo
Twitter: @bwturismo
Fanpage: Bw Turismo
YouTube: BwTurismo

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario