Espacio publicitario

Ojos sobre la ciudad

Barako, Caracas

Un nuevo concepto de restaurante de carnes a la parrilla , que ofrece gran variedad de delicias gastronómicas

  • CLAUDIA HERNÁNDEZ

08/12/2019 06:00 am

Un suave y tierno lomito, un jugoso bife de chorizo (corte tierno de solomo) con mucho gusto y sabor, espetadas con milho frito o unas costillas de cerdo con una delicada salsa barbecue que tiene un toque de especias, es parte de la oferta gastronómica de Barako Restaurant ubicado en la avenida San Juan Bosco de Altamira. Un negocio familiar que comenzó hace poco más de siete años en un lugar céntrico de fácil acceso del este de Caracas ofreciendo gran variedad de platos y su especialidad "carne a la parrilla"

Christian Pita, gerente del establecimiento, explica que decidieron escoger la carne a la parrilla, como su especialidad por ser una tradición familiar y por sus raíces portuguesas, "las espetadas son un plato típico de Portugal".
Su menú principal está conformado por más de quince platos, en donde destaca la proteína animal, en especial los cortes de carne.
Frescas y exquisitas ensaladas, tequeños, dedos de queso rebosados son parte de la gran variedad de entradas, que también los clientes pueden solicitar como tapas para picar

Entre las bebidas que ofrecen para acompañar las comidas están jugos naturales, cocteles, vinos, sangrías, espumantes, whisky y cervezas artesanales.
El postre favorito es una galleta hecha al momento con chispas de chocolate y una bola de helado; otro postre es una innovación, hamburguesas rellenas de helado y crema de avellanas, para chuparse los dedos. 

Sus platos están elaborados con productos netamente venezolanos, con excepción de algunas bebidas que son importadas.
Barako tiene una capacidad de ciento cincuenta personas, cuenta con tres pisos con diferentes ambientes y con un gran salón para eventos.
Pita indica que los comensales siempre repiten,"dicen que Barako rompe un poco con lo clásico del restaurante de carnes, donde siempre colocan el anafre en el salón y aquí es totalmente diferente con el concepto de carne a la parrilla".

Siempre que pensaba en degustar deliciosas carnes lo relacionaba con un restaurante típico venezolano, pero el ambiente de Barako es completamente diferente, su calidez ha sido lograda gracias a la iluminación natural producida por sus largos ventanales y por sus altos techos que le dan una sensación de amplitud. Su moderna y sencilla decoración con sillas y sofás de colores y mesas de distintos tamaños logran un ambiente agradable y confortable. El armonioso diseño del espacio estuvo a cargo de José María Guerra.

Mi experiencia en Barako fue placentera. Desde la entrada, un equipo de jóvenes nos ofreció un amable trato.
Quedé sorprendida por la mezcla de sabores entre lo salado del queso y la suavidad de la yuca, que se puede apreciar en los tequeños, con una salsa preparada con papelón. Mi entrada favorita fue la ensalada Cabral, con lechuga, peras fileteadas, maní y queso de cabra gratinado con un aderezo de miel mostaza.

Las chistorras, la morcilla, el lomito y el bife de chorizo estuvieron exquisitos, pero lo que cautivo mi paladar fueron las suaves y jugosas costillas de cerdo con barbecue, no muy dulce como la salsa típica estadounidense, sino con un delicado sabor, un secreto del chef que no quisieron develar.
Como no me podía calzar unos zapaticos de chocolate que vi en un mostrador, los degusté con helado.
Barako es un ejemplo de cómo ha cambiado el concepto de restaurante de carnes en Caracas, manteniendo los deliciosos sabores que les encantan a los amantes de las carnes.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario