Espacio publicitario

Explorando destinos

Maracaibo

La navidad en la capital zuliana comienza en la basílica de nuestra Señora de Chiquinquirá, con la bajada de la chinita 

  • Diario El Universal

01/12/2019 06:00 am


Milexys Machado y Armando Hernández

Maracaibo, mejor conocida como la tierra del sol amada, y también como la que ha proporcionado a nuestro país el sentir sonoro de lo que es la navidad en Venezuela. Es que sin lugar a duda cuando suena una gaita es sinónimo del comienzo de las navidades maracaiberas y por supuesto las venezolanas. 

Pero la gaita no es solo lo que distingue a esta hermosa ciudad, también lo hacen los sitios turísticos que en la época decembrina se encienden para reflejar la fe, el fervor y la esperanza del pueblo marabino. Por eso en esta edición haremos un recorrido por esos lugares icónicos, sus tradiciones y la gastronomía que aún mantienen para el disfrute de todos los venezolanos. 

La navidad en Maracaibo comienza el último sábado del mes de octubre, en la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, con la bajada y feria de la Chinita, una de las tradiciones marianas más grande del país, y que enmarca eventos, como su propio día el 18 de noviembre con la celebración de diferentes misas, el amanecer gaitero, el encendido de las luces tanto de la basílica como el del Paseo de la Chinita, lo que hace de este lugar una parada obligatoria para quienes visiten esta hermosa ciudad. El Monumento a la Chinita es el lugar perfecto donde los devotos se toman la foto de rigor y donde pueden adquirir sus recuerdos que venden en los alrededores de la basílica. 

Considerado como Zona de Valor Histórico de la nación y Patrimonio Histórico Artístico y Cultural de la ciudad, por lo que siempre hay que visitarla cuando se va a Maracaibo; pero sobre todo en navidad, es la calle Carabobo, una remembranza de lo que fue el Maracaibo de antaño, y el famoso barrio El Saladillo, que para muchos conserva parte de la esencia del zuliano. La pintoresca cuadra con casas de techos rojos y colores festivos, se potencia con las decoraciones navideñas realizadas por los habitantes de cada casa. 

En este sector de la ciudad también se encuentra una de las atracciones más visitadas, el famoso "Caribe Concert", un restaurant que ofrece una experiencia única, en donde podrán disfrutar de la excelente comida típica, los postres maracaiberos, así como divertirse con las distintas parodias que presentan en el lugar, ofreciendo un ambiente apto para compartir con toda la familia. 
 
Otro de los lugares emblemáticos de la ciudad de Maracaibo es El Paseo del Lago o también conocido como el Parque Vereda del Lago, catalogado como uno de los más grande de la ciudad de Maracaibo, en donde podrás disfrutar de sus áreas verdes, plazas, caminerías de colores y del atardecer más bonito admirando al Lago de Maracaibo, con embarcaciones navegándolo.

Por supuesto que en este recorrido por los lugares emblemáticos de Maracaibo no podemos dejar de nombrar al puente Rafael Urdaneta. ¿Quién no ha deseado sentir esa emoción tan grande, ese sentir zuliano, que nos nuble la mente? (como dice la gaita). La verdad es que este puente representa la nostalgia de todos los marabinos que han dejado su terruño para embarcarse a otros horizontes. Alrededor de ocho kilómetros de pura emoción y de disfrutar de esta obra de la ingeniería que se funde con la magistral belleza del Lago de Maracaibo.

El Centro de Arte Lía Bermúdez, ubicado en el casco histórico, es otro lugar de interés que no debes dejar de visitar. Su hermosa y colorida estructura de hierro, que era originalmente el mercado municipal de Maracaibo, es un espacio que sirve como centro cultural, para realizar exposiciones de arte, para presentaciones teatrales y conciertos.

Siguiendo con el tema cultural, otro espacio que merece ser visitado en Maracaibo es el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, Maczul, con una colección permanente de obras de los más diversos géneros expresivos tales como pintura, escultura, dibujo, grabado, fotografía y cerámica producidas por artistas de primera línea. 

Gastronomía marabina
A pesar de lo golpeada que está la ciudad por el problema eléctrico y la gasolina que son los que tienen a la capital del Zulia como una película de zombis vivientes, la alegría y el optimismo siempre sobrepasa lo que sea, así sea a la oscuridad y con el calor más eficiente de todo el planeta.
Si sales a almorzar hay opciones clásicas de comida típica como Sabor Zuliano o italiana como Davinci y La Napolitana con sus pastas y escalopas. Si tu apetito se encamina por los gustos asiáticos, te recomiendo dos opciones chinas como el 838 con un look sencillo, pero con exquisitos platos o el Hue Chie con su amplio menú de exquisiteces orientales. 

Cuando comienza a caer el atardecer marabino les recomiendo degustar los tradicionales tequeños de Chops o las resueltas Arepas Santa Rita con gran variedad de sabores y con otros platos de comida rápida.

Los zulianos son conocidos a nivel internacional por su alegría contagiosa y su buen sentido del humor y de planificar las mejores parrandas. En Santa Lucía continua la tradición en el reconocido y popular establecimiento Pa que Luis con el calor zuliano que lo caracteriza y con gaitas todo el año, pero también hay otros lugares emblemáticos como Mi Vaquita o Mi Ternerita que son tradicionales para comer y rumbear hasta la madrugada o los nuevos Monteguey, Vintage o Kiss. 
 
Al finalizar la fiesta, la mejor opción es la calle del hambre en Cecilio Acosta con Franco, Del Calor al Sabor, Abraham Burger y cientos de carritos más, que con panes con queso cebú y hamburguesas o arepitas fritas llenan el alma y el corazón. Si ya te cerraron la calle del hambre, te aconsejo los tumbarranchos frente al Club Bellavista, Pastelitos Edwards o Pastelitos Pipo. Esta rutina creo que ha sido la vacuna para poder sobrevivir a tanto golpe y aún seguir pa' lante y sonriendo.

No apto para grinchs
Los Maracuchos tienen dentro de sus tradiciones decembrinas el encendido de luces en avenidas y plazas, pero para nadie es un secreto los embates que ha sufrido esta noble región con el servicio eléctrico, con la inseguridad y la crisis económica, que ha logrado permear la celebración de muchas de estas tradiciones. Este año en la tierra del sol amada solo se encendieron, las luces en la Plaza la República, con un árbol de navidad de casi 20 metros, en La Plaza el Ángel con adornos y estructuras llenas de luces evocando la llegada del Niño Jesús y el icónico Ángel del Amparo, con su imponente estructura de 120 metros de altura y sus más de 1.700 bombillos, que de igual manera buscan ofrecer a zulianos y visitantes una majestuosa muestra de luces no apto para los que se sienten como El Grinch.

El espíritu alegre y dicharachero típico del maracucho se puede sentir en cada rincón del globo terráqueo donde habite. Los venezolanos le agradecen al pueblo zuliano por la herencia que nos han dejado en cada sentir gaitero, que nos alegra las fiestas decembrinas.

@milex_machado
 @armanditohernandez

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario