Espacio publicitario

Catando lugares

South Beach

Los atractivos que ofrece esta playa de miami son propios y únicos. Los turistas buscan más que agua, sol y arena

  • Diario El Universal

24/11/2019 06:00 am


Gabriel Balbas

Pocos lugares en el mundo tienen la energía y la vibra de South Beach en Miami. A estas costas se llega en búsqueda de mucho más que agua, sol y arena. Los atractivos y la atmosfera que envuelven a esta playa son propios y únicos.
Hace poco más de 100 años Miami Beach era un simple banco de arena; una isla alargada y estrecha que no parecía tener ningún atractivo. Hasta que en 1915 un grupo de visionarios empresarios apostaron por transformar este islote de 11 Kilómetros en un centro turístico para el verano perenne de los estadounidenses. Luego de conectar con un puente la isla a la Miami continental, la ciudad fue creciendo a ritmo acelerado hasta llegar a ser hoy en día una meca del turismo, con sus cuerpos esculturales, los carros de lujo, los restaurantes de moda, y por supuesto la emblemática "Playa del Sur" (South Beach).

Diversión a bajo costo en Miami
Lo ideal es conseguir un hospedaje a buen precio en Miami Downtown; a través de la página especializada Booking.com se pueden ubicar opciones por precio promedio de 80$ la noche. Para movilizarse en la zona se puede tomar el metromover, un tren elevado que recorre el centro de la ciudad de manera gratuita. Para ir a Miami Beach en bus, se utiliza este servicio y se baja en las estaciones cercanas al Bayside; desde ahí se toma un autobús (por un costo de 2$) que va directo a las avenidas principales de South Beach. Es muy sencillo ¡No hay forma de perderse!

Las icónicas casas de salvavidas
Lo más fotografiado de South Beach son sus emblemáticas casetas de salvavidas, las cuales en su colorido y estilo distan mucho de aquellas casitas blancas -sin gracia- que seguramente recordamos de la serie de los 90 "Baywhatch". Después de ser destrozadas por el paso del huracán Andrew - el segundo más destructivo en la historia de Estados Unidos - en 1992 se decidió que las estructuras para los salvavidas de estas playas de Miami Beach no serían bajo el esquema convencional. 

En principio el arquitecto William Lane fue el encargado de darle estilo y color a las nuevas casetas, pero con el tiempo casi todas han sido sustituidas por nuevos diseños. Varias de estas casas de salvavidas han sido subastadas tras ser removidas; mientras que sus sustitutas han sido seleccionadas en concursos, convocados para que nuevos arquitectos den rienda suelta a su originalidad y puedan tener sus creaciones exhibidas en la playa más famosa de Miami. 

En total son 29 casetas con distintos diseños, 16 de ellas están propiamente en South Beach, y actualmente solo 2 pertenecen a las originales creadas por William Lane. Dicen que las más famosas - y las que ningún turista se debe perder- están entre la calle 1 y la calle 23. Sin duda la más icónica es la caseta de la calle 13, pintada con los colores de la bandera estadounidense, con sus barras blancas y rojas, los bordes azules y las estrellas en relieve decorando la estructura. Aunque la que tiene el letrero de "Miami Beach" es imperdible a la hora de fotografiarse en estas costas. 

Un día completo de playa
South Beach es distracción económica durante la mayor parte del día. Por la mañana es un lugar increíble para admirar el amanecer y realizar alguna caminata tempranera a la orilla de la playa. Los salvavidas comienzan su faena alrededor de las 9 am, hora ideal para disfrutar del agua cristalina con bajo sol; además de ser la mejor hora para tomar buenas fotografías por la posición de la luz natural. Ya entrado el medio día la playa cobra otro matiz: cuerpos esculturales se exhiben en búsqueda del bronceado perfecto, las mujeres aprovechan para practicar el topless, ya que está permitido. 

Al atardecer en esta playa de Miami pasa prácticamente de todo: música, baile, deportes, se fuma tabaco, se escucha reguetón, se hacen picnics; la gente va a ver y a dejarse ver. Mientras que en la noche la diversión ocurre del otro lado de la calle, en los clubs y restaurantes que bordean South Beach, una diversión que se prolonga hasta el amanecer. 

Un coctel en la caramelearía
Las tiendas de dulces Sugar Factory son todo un suceso en Estados Unidos. Cientos de cilindros y cajetines llenos de caramelos y golosinas, para comprar por peso, es una propuesta que atrae a grandes y chicos. Sin embargo, el Sugar Factory de South Beach tiene algo muy especial: una barra de cocteles de autor (propios de la marca) elaborados con los caramelos y dulces que caracterizan a esta franquicia. Sus azucarados Martini son los protagonistas de la carta, como por ejemplo el Martini de chocolate infusionado en ginebra y tope de mashmallows, o un colorido Lolly Martini elaborado con infusión de caramelos de manzana verde en vodka con un borde de copa endulzado con trocitos de chupeta. 

La carta de cocteles también incluye recetas elaboradas por el cantante Pittbull, como por ejemplo el "Meloncito 305", que mezcla el jugo de sandía con vodka y limón, coronado con una montaña de gomitas ácidas de sabor a patilla; o un "Esto está de Piña", coctel a base de vodka y jugo de piña, con toque picante, al que se le agregan gomitas ácidas de piña y gomas picantes con sabor a jalapeño. Olvídense de tradicional Cosmopolitan, porque este coctel en Sugar Factory se elabora con vodka dulce y se corona con abundante algodón de azúcar…

Ocean Drive
Es en realidad la calle más famosa de la isla de Miami Beach, célebre por bordear la costa de South Beach. De un lado se tiene el azul vibrante del mar mientras del lado contrario están algunos de los edificios más icónicos de Miami. Arquitectura al estilo art déco, con sus colores pasteles y sus luces de neón, restaurantes y clubes de renombre internacional, terrazas para disfrutar de un buen coctel, y gente ¡Mucha gente! Ocean Drive es parte de la magia que envuelve a las playas de Miami Beach, mostrándonos el estereotipo de la vida en el Sur de la Florida.

Un buen chapuzón
No se puede abandonar Miami sin un buen baño en las playas de South Beach. Parece obvio, pero con tantos elementos para distraerse a veces el chapuzón queda desplazado ¡No deje de hacerlo! El agua es deliciosa, la marea suele ser calmada, en general es una playa hermosa. No todos los días uno se baña en una de las playas más populares del mundo, viendo como un crucero pasa en el horizonte saliendo desde Miami enrumbado a Las Bahamas. 

@gabrielbalbas


Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario