Espacio publicitario

La niña del tepuy

Salto La Golondrina

Sus caudalosas aguas impresionan al visitante del parque nacional canaima

  • ODIMAR LÓPEZ

24/11/2019 06:00 am

Una energía eufórica sentí bajo el salto La Golondrina, ubicado en el Parque Nacional Canaima, sector occidental. Kowchik que en lengua pemona, significa La Golondrina, es una magnífica cascada que bien vale la pena visitar en temporada de invierno por el gran caudal que presenta.
De las tantas veces que he ido a Canaima nunca había tenido la oportunidad de bajarme y recorrer este salto, en mi último viaje lo hice, y de ahora en adelante lo haré por esa sensación de bienestar que me generó bañarme en sus aguas. En el paquete turístico de 3 días y 2 noches está incluido un recorrido por la espectacular laguna de Canaima que incluye salto El Sapo, El Hacha y sus alrededores. 

Para llegar hasta los saltos se debe hacer navegando en curiaras. El agua de la laguna tiene una tonalidad rojiza similar a un té por la cantidad de minerales que contiene, la arena es rosada por el color de los cuarzos siendo perfecta para los fotógrafos, el río que la forma es Karak, mejor conocido como el Carrao, que a su vez trae aguas de distintos afluentes que lo revitalizan en su camino, como el río Akanán y el Churún que nace en el Auyantepuy, luego las aguas del Carrao se unirán a las del gran río Caroní.

La laguna es muy bella, a sus pies hay campamentos para alojarse y se puede realizar un recorrido por ella acercándose prudencialmente a sus potentes saltos, cuyo rocío te mojará por completo y sentirás que estás siendo bautizado por la naturaleza indómita de sus aguas frescas y puras. Sus aguas coloridas producto de los taninos y otras sustancias que arrastra producen una bella gama de colores con el contraste de la luz. Es un lugar muy tranquilo y de increíble belleza.

Al llegar al salto la Golondrina con nuestro guía llamado Muerte de Waku Lodge hicimos una breve parada, para escuchar instrucciones de seguridad y enseguida nos bajamos con medias para no resbalarnos (esto es súper importante ya que así nos ahorraremos los malestares de una mala caída y hasta de una fractura que nos puede arruinar el viaje) y nos encontramos con semejante cascada que tiene una fuerza que te deja con la boca abierta.
En toda la entrada del salto se forma un hermoso arcoíris dándonos la bienvenida, agarrados de la mano unos con otros caminamos poco a poco con precaución pasando por debajo de la cascada. Es alucinante todo lo que ves, yo iba filmando con mi cámara gopro, que puedo meter en el agua durante todo el recorrido, es ideal para este tipo de actividades. Después de estar adentro de uno de los pasadizos sales por fuera de la cascada y te sientas a admirar toda la laguna y los demás saltos. Es impresionante la cantidad de agua del salto y más si es en temporada de lluvia. 

Cada vez que viajo a Canaima ella me enseña algo nuevo, el agua con sus reflejos, el viento que sopla de manera distinta, los cielos luminosos, el contacto con los indígenas kamarakotos quienes habitan en este sector ancestral del parque. Este sin duda alguna es de los saltos más hermosos y poderosos que puedes observar durante la excursión, es un paseo memorable para que quede en tu mente por siempre, es un baño que le das a tu alma y cuerpo.

Venezuela es para quererla y el arraigo que sientes al estar aquí es único. Los amaneceres y atardeceres son espectaculares. Durante el paseo puedes apreciar en el horizonte como se levantan dos de los tepuyes que forman el perfil de este escenario: el Nonoy-Tepuy (Zamuro), a la izquierda, y el Kuravaina-Tepuy (Venado).

Recuerda que para llegar a Canaima se va vía aérea desde Puerto Ordaz o Ciudad Bolívar, que son los vuelos más frecuentes.
Hay diferentes campamentos de acuerdo a tu preferencia. Lo mejor es instalarse frente a la laguna para contemplar las cascadas que caen alborotadas. Puedes contactar Waku Lodge desde donde se disfruta una vista impresionante, y donde tienen hamacas frente a la laguna. info@wakulodge.com.
No se arrepentirán, es de los viajes mas energizantes para poder reencontrarnos con nuestra tierra ancestral.

Recomendaciones
Usa repelente y protector solar, gorra, cumple las normas, ayuda al nativo comprándole artesanía, usa camisa y pantalones largos de secado rápido, no te acerques a los bordes de las cascadas, recuerda respetar las creencias y costumbres del pueblo pemón.

Es nuestro deber proteger a Canaima, tierra de paisajes mundialmente inigualables y de tesoros naturales formidables.
Recuerda que cuidar la naturaleza, es cuidar de nosotros, y de nuestras futuras generaciones, que tú eres el mejor guardaparques que puede existir.

@odigransabana


Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario