Espacio publicitario

La niña del tepuy

Kama Merú

En este salto de 55 metros de altura ubicado en el municipio Gran Sabana, se siente la inmensidad y el poder de la energía

  • ODIMAR LÓPEZ

10/11/2019 06:00 am


Uno de los sitios más visitados de La Gran Sabana es sin duda alguna el espectacular Kama Merú que en dialecto pemón significa garganta. Este salto se llama así porque según la leyenda se tragaba a la gente. Es una cascada o caída de agua situada en el sector oriental del Parque Nacional Canaima, ubicada en el municipio Gran Sabana del Estado Bolívar, Venezuela. Se localiza en la cuenca del río Caroní, uno de los más importantes de La Guayana venezolana, recibiendo las aguas del río Kamá, que se divide en dos caídas por un prominente saliente de piedra que asemeja a la quilla de una nave, y tiene unos 55 metros de altura. En este lugar se siente la inmensidad y el poder de la energía de estas aguas porque el visitante puede estar cerca de las mismas y que expresan la fuerza telúrica de esta tierra ancestral. Cuando vine por primera vez tenía nueve años en 1999. Recuerdo cuando mi papá hizo esta parada y nos bajamos del carro emocionados, subimos unas escaleritas y del lado derecho nos encontramos con este imponente salto que me dejó embelesada por su caudal. Fue un momento que nunca se me ha olvidado, hasta el sol de hoy que me sigue atrapando.
 
En la carretera Puerto Ordaz o Santa Elena verás el aviso que lo anuncia en el kilómetro 827. Es un lugar idóneo para acampar u hospedarte, con cabañas hechas con piedras que le dan ese toque natural. La posada cuenta con 10 habitaciones y tiene capacidad para 50 personas (si reservas con antelación pueden incluirte de una vez el desayuno, almuerzo y cena). Para hacer reservaciones puedes contactar a Cristina Cigala a través de los números telefónicos 0424 9499425-04249250428. Se duerme plácidamente y la temperatura en la noche baja mucho por lo que se tiene que llevar suéter y abrigos para el frío. En la mañana el amanecer es hermoso, pues estás en un lugar mágico donde la energía abunda. En la tarde puedes disfrutar del salto. En la parte de arriba de la cascada puedes bañarte. Siempre hay que tener precaución con los niños y estar pendientes. Para tener acceso se baja por un caminito que está marcado. 

Provoca quedarse todo el día a admirarlo con cada partícula de agua que cae con fuerza. Gracias a los rayos solares y las gotas, se forma un arcoíris en el medio de la caída de agua, que llama la atención de los fotógrafos por la luz que tiene. Cristina llegó al Kamá en 1970 con su papá, que en paz descanse, quien era uno de los artesanos más sublimes y creativos de la etnia pemón. Rosendo tejía sebucanes, guayares, flautas, tambores ceremoniales, murey o bancos de los chamanes, arcos y flechas, cerbatanas y alrededor de su hogar había montado el cernidor manual para quitarle a la yuca su jugo tóxico y cocinar el casabe y elaborar el cachiri que es la bebida típica pemón. Además era fascinante sentarse con él durante sus jornadas de maestro artesanal y escucharlo cuando narraba la historia y la mitología de su cultura.  Su amplia sonrisa y alegría invitaban a estar a su lado durante días para disfrutar de ese sabio que finalmente nos legó un patrimonio invalorable y permanente.

Este artista comenzó con una churuata pequeña cuando se estaba construyendo la carretera. Vendía jugos y alguna que otra cosa. Hoy en día tienen buenas instalaciones, amplio estacionamiento y una excelente atención. Es uno de los sitios más mágicos, emblemáticos y únicos de La Gran Sabana. Desde allí se aprecia la majestuosidad de los tepuyes llamados Tramen, Karaurin e Ilú que aparecen hacia el este como murallas donde habitan sus espíritus y dioses tal como Makunaima, Chiloe y Piaimá. Podrás encontrar artesanía de Jaspe hecha por los nativos en los puestos construidos por ellos, con una gran variedad de collares, pulseras, atrapa sueños y multitud de dijes que podrán adquirir para llevarse de recuerdo. 

Te recomiendo hablar con los miembros de la comunidad, admirar la naturaleza, observar las costumbres y la cultura del indígena pemón, probar su casabe y darte un buen trago de cachiri. Desde allí se pueden organizar caminatas para bajar al pozo del salto y si puedes pasea por detrás de las cortinas de agua en curiara donde Chúo te va a llevar para disfrutar de una aventura única y emocionante. De noche, si hay cielo despejado, podrás deleitarte con una espectacular vista de las estrellas donde las constelaciones de los pemón como Kamakén o El Agricultor Cojo anuncian los ciclos de las estaciones de lluvia y calor. Tips: usar camisas y pantalones manga larga, repelente, sombrero o gorra, botas, no botar basura, no rallar las piedras, llevar cámara y linterna. 

En Santa Elena pueden contactar a Eco Aventura Tours 0424.923.03.18 / 0289 9951826 Info@ecoaventuratours.net, quienes los llevarán de forma muy responsable y segura a conocer este mágico lugar. Así nos sorprende cada vez más La Gran Sabana, mostrándonos las hermosas maravillas y sitios que posee, siempre conocerás nuevos lugares donde el alma y el corazón se quedan ahí atrapados. Recuerden que cuidar la naturaleza, es cuidar de nosotros y de nuestras futuras generaciones, que tú eres el mejor guardaparques que puede existir. 

@odigransabana

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario