Espacio publicitario

BW Turismo

Biodiversidad venezolana

Soluciones constructivas para desarrollar nuestros espacios y ecosistemas que impulsen el turismo

  • BERNHARD WEISSENBACH

10/11/2019 06:00 am

Venezuela puede resumirse como un milagro de la creación. Un acierto sin semejanza y una nitidez que nos diferencia a nivel mundial con cualquier escenario. Nuestra diversidad natural, geográfica y paisajística ha sido la bandera a media asta que ha ondeando por años como falso profeta del potencial turístico en nuestro país. 

Contamos con 43 parques nacionales, 22 monumentos naturales, 2 reservas de biósfera, 7 refugios, 5 reservas de fauna silvestre, 79 parques recreativos y cientos de miles de kilómetros de áreas prístinas donde los verdes parecen no tener fin. De acuerdo a esto, los invito a conocer cuántas especies de aves, mamíferos, reptiles, insectos y fauna marina tenemos y cuántos de ellos son endémicos; les garantizo que se llevarán una grata sorpresa. Bajo ese paraíso lleno de maravillas, ¿qué podemos hacer para que ese potencial infinito sea aprovechado de manera efectiva? Debemos partir del hecho de saber dónde estamos para poder definir a donde queremos ir.

Entendiendo esto último, enumeremos:

•Fuimos pioneros en propuestas y leyes de medio ambiente. 
•Lo que se conoce como la cartera ministerial a cargo del ambiente, parece no tener mayor importancia o relevancia los 365 días del año, sino apenas unos pocos días de temporada. 
•El ente cuyo objetivo es la administración de parques públicos se encuentra tísico, entretanto el desconocimiento para manejar estos espacios ha mermado.
 •Las iniciativas para reactivar el turismo no son consecuentes en el tiempo. 

Esto sumado a la devastación de extensas zonas de nuestros pulmones naturales a causa de una indiscriminada explotación de minerales en conjunto con la utilización de métodos de caza y pesca desproporcionados; la construcción y edificación en zonas bajo régimen de administración especial; la comercialización ilícita de especies animales de todo tipo y la de más reciente data, la muerte por inanición alimenticia en zoológicos de nuestro país demuestra que no estamos en la vía correcta.

Ojalá esto quedara allí, pero también hay que considerar ¿cuántos años debemos esperar para reaccionar ante el fenómeno que afecta playas emblemáticas de nuestro país a causa de erosión como consecuencia de la contaminación y el calentamiento global? Hagamos memoria, recordemos lo extensas que eran las costas neoespartanas como Playa El Agua, Guacuco y El Yaque o, Playa Valle Seco, Carenero y San Francisquito en Miranda, ¿cómo están ahora? Debemos ser prudentes al hablar del aprovechamiento en términos turísticos de nuestros recursos naturales, prestar atención y aplicar con inteligencia planes que permitan la conservación adecuada de estos espacios así como de las especies que las habitan, solo así impulsaremos la única industria limpia, verde y socialmente responsable, la industria turística. 

Pensemos un segundo: ¿qué diferencia puede tener un parque de las naciones desarrolladas respecto a algún parque nacional en Venezuela? Salvando las distancias, solo por mencionar uno, el parque Yellowstone de los Estados Unidos, recibe más de dos millones de visitantes al año y recauda alrededor de 7 millones de dólares anualmente. Es bueno considerar ¿No es posible obtener beneficios de nuestros espacios naturales a través de la actividad turística? ¡Claro que sí! 

¿Qué hacer?

Necesitamos entre otras cosas:

 •Actualizar la legislación vigente en materia de protección al ambiente, flora y fauna de nuestro país.
 •Focalizar por municipio o regiones la figura del Instituto Nacional de Parques.
 •Fomentar con más ahínco el concurso público, la elaboración y proyección de programas de aprovechamiento sostenible de parques y espacios públicos. 
•Ser intransigentes en el cumplimiento de las sanciones a quienes abusen de nuestra flora y fauna.
•Desarrollar un eje estratégico sostenible en el tiempo en materia turística. 
•Cultivar y mantener el apoyo interinstitucional con entes expertos en la materia a nivel internacional. 
•Integrar a las asociaciones civiles y proteccionistas junto con las comunidades receptivas para el desarrollo de planes de aprovechamiento sustentable.

Aunque resulte difícil de creer, en perspectiva tenemos un potencial enorme en comparación con destinos suramericanos y caribeños. Somos mucho más grandes de lo que creemos y sobre todo, tenemos un sinfín de opciones incomparables que gustosamente sabrán aprovechar quienes nos visiten. La voluntad en la materia turística en nuestro país es prácticamente todo. Salgamos al encuentro de soluciones constructivas y eficientes que permitan el desarrollo de nuestros espacios, nuestros ecosistemas y todas las especies animales y vegetales. Démosle el espacio que se merecen. A fin de cuentas, los invitados en este mundo somos nosotros

 ¡Pensemos verde!

 ¡Pensemos en el TURISMO!

 Instagram: @bwturismo
 Twitter: @bwturism

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario