Espacio publicitario

Un brunch en las alturas

1956 Bar, en la cima del Ávila, presenta una deliciosa propuesta

  • CAROLINA CONTRERAS A.

04/01/2020 04:00 am

Ir a la cima del parque nacional el Ávila a través de su teleférico es sinónimo de paseo y de tomarse un chocolate caliente o comer fresas con cremas en los diversos kiosquitos que ahí se encuentran, sin embargo, ahora, 1956 Bar, un elegante restaurante que se posa majestuoso en la montaña, propone una comida de altura, en las alturas.


Este establecimiento rescata el diseño original del mismo y suma a sus filas al chef Tomás Fernández, quien se inspira en la comida de esa época, la década de los 50 y 60, para crear un menú de sabores reconfortantes y que consientan al paladar.


Son nueve las opciones que ofrece 1956 Bar para esta comida de fin de semana. El yogurt natural con granola y frutos del bosque, así como el wrap de vegetales al grill con queso de cabra y el montadito de pan integral con salmón ahumado al aderezo de parchita, crema agria y eneldo, son ideales para aquellas personas que deseen comer ligero.

El menú del brunch es pequeño, pero variado y lleno de sabor. El exquisito mini fondue de queso Emmental y crocante de chistorras es un imperdible que se debe pedir, los huevos benedictinos al gusto en bagel con jamón serrano o salmón ahumado no dejan indiferente al comensal, están en su punto, y la mezcla con el jamón serrano en y el bagel es ganadora. También esta el club house, que no es el típico al que se está acostumbrado. En este sándwich la técnica francesa se hace presente para envolver el pan en una divertida mezcla y hacerlo más crujiente y sabroso, por supuesto, viene acompañado de papas fritas.


Otros platos para probar son las mandocas con cremoso de queso llanero, cesta de papas con revueltos caraqueños, mousse y de hígado con manzanas caramelizadas sobre crocante de especias y frutos secos. Y si va no deje probar el mejor waffle que se hace en Caracas, al aroma de naranja, con frutos rojos, sirop de hierbabuena y cremoso de queso, una delicia.

Para acompañar estos platos proponen bebidas sin alcohol como una piña colada virgen, merengada de oreo, mojito children o un orange cream. Si lo que quiere es alcohol, también se ofrecen diversos tragos y por supuesto jugos naturales, refresco, café o té. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario