Espacio publicitario

Hungría premió el Asado Negro venezolano en televisión

Gracias a Armando Mundarain, joven cocinero venezolano, el país europeo conoció a nivel nacional varios de nuestros platos y esencia culinaria, a través del programa “Jefe de cocina”

  • LUCÍA ROJAS OLIVIER

25/09/2020 01:00 am

Armando Mundarain, de 26 años, cuenta que llegó “como por cosas del destino” a Hungría mediante un programa de intercambio estudiantil de la empresa AFS en el año 2011. A dos meses de culminar el bachillerato en Venezuela, dicho programa anfitrión requería tener máximo 17 años para que las familias de acogida puediesen recibir al integrante como un miembro más y pudiese cursar una especie de “último año” de secundaria.

A los 18 años, Mundarain se percató que el único país de la lista que aceptaba participantes de su edad era Hungría, por lo que sin pensarlo, dirigió su brújula hacia Budapest. Al finalizar el año escolar, retornó al país para hacer el papeleo necesario y así ser admitido en la universidad húngara, meta que logró en 2013 cuando regresó al país de acogida.

Con una inmensa pasión por la cocina y conocimientos culinarios adquiridos en algunos semestres en la universidad, decidió participar en el casting del programa de la televisión húngara Akonyhafőnök -Jefe de cocina en español-, que comparte el formato de la competencia culinaria MasterChef, pero sin ser una licencia de éste. En él, el venezolano presentó como plato debut un Asado Negro criollo, lo que le permitió quedar seleccionado para la competición. 
 

Entre los proyectos de Mundarain está abrir su propio restaurante en Hungría (CORTESÍA)

“Me fascina la cocina. Aprendí en el primer restaurante donde trabajé, aunque mi meta siempre fue aprender a gerenciar hoteles y restaurantes. Para ello, una parte clave es el funcionamiento de la cocina, y durante mis prácticas universitarias, decidí aplicar en un restaurante muy importante de la ciudad; no sólo me aceptaron en él (que tiene una estrella Michelin), sino que me dieron trabajo una vez culminadas las prácticas. Así inició todo el tema de la cocina. En ese momento tenía 22 años”, expresa.

También, el cocinero menciona que la producción se había interesado en él previamente y en varias oportunidades le habían insinuado que participara en el concurso. Mundarain, entusiasmado, fue practicando poco a poco entre platillos y mejorando sus capacidades y aptitudes para enfrentarse a la presión de las cámaras, el corto tiempo de preparación de las recetas y el jurado. Por lo que fue a principios de año cuando finalmente asumió el reto.

-¿Qué sintió al verse ganador en la final de este programa estando tan lejos?
-¡Excelente! Realmente ha sido intenso el proceso posterior a la culminación del concurso, la aceptación de la gente es estupenda, muchísimas demostraciones de afecto y apoyo, las redes me están sirviendo para recibir todo ese apoyo y recomendaciones de las personas que me siguieron durante todo el concurso. Mi familia me apoyó durante todo el proceso y la producción del programa trajo a mi mamá para que estuviera echándome porras durante todo el trayecto de grabación, así que me la pasé muy bien y ahora con más razon por el apoyo tan grande que he recibido desde Venezuela.

-Cuéntenos de la producción del programa, ¿qué aspectos destacaría como los mejores?
-El profesionalismo y la seriedad con los que trabajaron todos los aspectos de la competencia; el cuidado con los concursantes, la presentación de los platos, la asistencia de todos y cada uno de los integrantes de la producción que proporcionan un espectáculo de calidad y muy bien presentado al público, realmente un excelente trabajo, digno de reconocimiento.


Los capítulos están disponibles en la web del canal (CORTESÍA)

-¿Cómo quiere continuar en el mundo de la gastronomía?
-Pues por ahora estoy revisando algunas propuestas y más adelante ya tendré claridad sobre lo que voy a continuar ofreciendo. Obviamente la gastronomía siempre estará presente en mis planes, pero me estoy tomando unos días para organizar este tema, aún estoy abrumado con las excelentes demostraciones de afecto y apoyo a mi trabajo.

-¿Por qué Asado Negro?, ¿qué le inspiró escogerlo como platillo final?
-Dentro de todas las opciones decidì por el Asado Negro, primero porque la cocina hungara tiene muchos platos parecidos o estofados, pero también es como una carta de presentación de quién soy y de dónde vengo. Para mí el Asado Negro es un viaje directo a mi casa, a esos momentos importantes de encuentro con la familia. Yo recuerdo a mi mamá preparándolo, incluso, a veces, hasta dos días antes para macerar la carne, luego el sellado con papelón que saca a flote todo ese aroma de especies y se mezcla con el aroma dulce del papelón, para terminar con esas horas interminables de cocción que además dejaban todo el aroma impregnado en la casa. De manera que recrear un plato como éste, te hace viajar nuevamente en el tiempo, a esos momentos importantes de tu vida, de tu familia, son aromas y sabores inconfundibles que no se olvidan nunca. Preparé el asado con puré de papas, plátano dulce con clavitos, guasacaca y chips de yuca; es decir, todas las cosas que me encantan porque son sabores de mi casa.

-¿Innovó a la hora de prepararlo cambiando la preparación o algún ingrediente? ¿O es 100% original?
-Es la receta de mi casa, que es la misma de don Armando Scannone.


El venezolano ha subtitulado algunos episodios del programa para el público hispano (CORTESÍA)

-¿Qué le gusta de la gastronomía venezolana y qué ventajas o beneficios podría sacar de ella?
-Lo que más me gusta de la cocina venezolana es la mezcla de sabores únicos de nuestra tierra, esa combinación de dulce-salado en muchos de los platos, me gusta mucho la versatilidad que le damos a ingredientes como el plátano, la yuca, el maíz y la oportunidad que presenta el llevar esa cultura gastronómica al siguiente nivel.

-¿Combinaría la cocina húngara y venezolana en un solo plato?
-Sì, sería un trabajo extenso, pero sí lo haría; en el área gastronómica o gourmet existe una inmensa posibilidad de innovar a través de sabores y texturas, así que lo puedo pensar en el futuro.

-¿Ve posible realizar este tipo de competencias gastronómicas televisadas en nuestro país?
-Sí, claro, como todas las cosas que se hacen en Venezuela. Talento hay de sobra.

@LuRoj



Siguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario