Espacio publicitario

Erik Hayser: “Esteban es el personaje más importante de mi carrera”

El actor mexicano habló con "El Universal" sobre su personaje en la serie de Netflix, "Oscuro deseo", así como también, el proceso que ha vivido desde que se decretó la alerta por el Covid-19

  • YOLIMER OBELMEJÍAS

30/07/2020 01:00 am

A lo largo de su casi dos décadas de trayectoria profesional, Erik Hayser (Santiago de Querétaro, 1980) ha interpretado infinidad de personajes en cine, teatro y televisión. Sin embargo, el actor impactó a propios y extraños al darle vida al detective Esteban Solares en la exitosa serie de Netflix, Oscuro deseo

Para encarnar a este hombre que tiene dificultad para caminar, un mes antes de que comenzaran las grabaciones de la trama, Hayser adoptó el bastón como suyo y empezó a moverse como dictaminaba su papel. Aunado a ello, se rapó el cabello y el equipo de Maquillaje de la producción agudizó sus entradas y remarcó sus líneas de expresión para hacerlo ver aún mayor. No obstante, el trabajo más complejo fue construir psicológicamente a su rol, un sujeto misterioso, perspicaz e incisivo.   

La dedicación del histrión ha valido su esfuerzo porque la trama, en la que comparte créditos con Maite Perroni, Jorge Poza y Alejandro Speitzer, entre otras figuras, ha entrado en el Top 10 de las series más vistas por los suscriptores de Netflix en más de 70 países, desde que se estrenó el pasado 15 de julio. 

Desde Ciudad de México, Hayser habló en extenso con El Universal sobre este reto profesional y cómo se preparó para interpretarlo, así como también, el proceso que ha vivido desde que se decretó la alarma mundial por el coronavirus, entre otros temas. 

- ¿Qué significó para usted darle vida a Esteban Solares en Oscuro deseo?
- Emoción absoluta es lo primero que se me viene a la cabeza. Para mí, Esteban ha sido emocionante de principio a fin, representa el personaje más importante de mi carrera hasta el momento, sobre todo, por la gran oportunidad que tuve para poder explorar ese personaje a fondo y de transformarme por completo y crear un personaje que se aleja completamente de lo que yo soy como Erik y que, sin duda, me ha abierto las puertas no solo de Latinoamérica sino del mundo. Me ha dejado muchas satisfacciones personales y también en lo profesional.


- ¿Cómo se preparó para interpretar a este detective que, además tiene un problema físico, no camina bien?
- Fue un proceso fascinante. Creo que ha sido uno de los procesos de creación de personajes más disfrutables en mi carrera. Esteban tiene una lesión en la pierna que lo obliga a usar un bastón. Ese fue el inicio de la creación de mi personaje, de ahí fueron saliendo muchas cosas. Yo estuve andando con el bastón como unas tres semanas o casi un mes antes de empezar a filmar, lo usaba dentro de la casa porque quería que se viera completamente orgánico, que se viera que era parte del personaje y no algo impuesto y entonces empecé a estar con el bastón todos los días, a todas horas, y cuando salí a la calle me di cuenta de cómo la gente me miraba. Unos me miraban con lástima, otros me miraban deseosos de querer ayudarme y me súper protegían y esa manera cómo me miraban me hizo entender un poco como estos personajes podían mirar a Esteban y, de ahí, nació un camino en la construcción del resentimiento que yo no había terminado de ver en este personaje, de ahí me agarré para ir construyendo la personalidad de este hombre que siempre ha estado en el segundo lugar, el hermano siempre le ha ganado en todo: le quitó la mujer de su vida y la carrera; a partir de ahí, se fueron abriendo muchas cosas, yo sentía que, de alguna manera, Esteban tampoco veía bien y quise jugar con esta analogía de aquel que no ve bien por un problema físico, pero que tiene la capacidad de ver “el todo” como lo hace él, de ver la película completa y eso me ayudó a construir la mirada del personaje. También necesitaban que él tuviera 10 o más años de los que yo tengo, eso obligó a que marcaran todas las líneas de expresión de mi cara, para que pudieran jugar con la posibilidad de avenjentarme, no solo en la parte de afuera sino que también fuera un hombre al que le pesara la vida. Con todos estos elementos, fui construyendo el mundo interno de Esteban. Luego, pudimos ir hacia afuera, a la onda del rapado y jugar con mis entradas. Hay muchas cosas que se sumaron en el proceso. Te puedo decir que este ha sido el proceso más vivencial de mi carrera, en el que escuché cada una de las cosas que el personaje me pidió para su construcción. 
 
- En el último capítulo de Oscuro deseo queda la puerta abierta para una segunda temporada, ¿Les han dicho algo acerca de esta posibilidad?

- Pues, hasta el momento nada. Netflix no ha confirmado todavía una segunda temporada. No sabemos si va a existir o no, así que esperamos noticias a ver qué nos dicen, si nos sorprenden en las próximas semanas. De momento, no se sabe nada, así que no puedo decirte nada más allá que esperemos a ver qué sucederá. Creo que es una historia que está todavía abierta y valdría la pena continuarla. Veamos qué pasa. 



- ¿Netflix ha compartido con ustedes cifras de los streams?
- Lo que sabemos, por toda la gente que nos manda capturas de pantalla, es que Oscuro deseo ha entrado en el Top 10 de más de 74 países y ha estado en primer lugar en 34 países hasta el momento y, hablándote de estos más de 70 países en los que ha entrado en el Top 10, te voy a decir que para mí es sorprendente, es como un apapacho al alma ver que este proyecto que hicimos con tanto esfuerzo, con tanta dedicación y, sin duda, con tanto cariño esté llegando no solo a Latinoamérica sino al mundo y es muy bonito para mí, como mexicano, ser parte de un proyecto hecho en México que está siendo visto alrededor del mundo.

- Una película polaca que se llama 365 días, a pesar de que fue muy criticada porque la comparaban con 50 sombras de Grey, por ser muy erótica, conquistó números altos en Netflix. Oscuro deseo, si bien está enmarcada en el género de suspenso, también tiene un tono erótico fuerte. ¿Qué opinas usted sobre el uso de ese recurso?
- Me parece que el recurso hay que usarlo cuando la historia lo amerita, cuando lo pide y cuando es algo fundamental para la misma. Yo no he visto 365 días, pero creo que es una historia completamente distinta a la nuestra. En Oscuro deseo se disparan prácticamente todas las líneas de acción de los personajes, a partir de sus deseos sexuales, de su sensualidad y de su erotismo, muchas de las motivaciones de los personajes están sembradas ahí, así que las escenas de sexo me parecen fundamentales para poder contar la historia de la manera como lo estamos haciendo. Oscuro deseo presenta seres humanos en medio de toda esa complejidad y esto que somos, somos animales sexuales y la sexualidad es la parte fundamental de nuestras vidas y creo que de allí parte que sea tan importante que se cuenten estas bellas escenas de sexo, que están muy bien contrastadas. Me parece que están muy bien logradas (…) Además de todo, quiero destacar que Oscuro deseo tiene un elenco de actores muy lindos con los que yo tenía ganas de trabajar. 

 
- ¿Cómo han sido para usted los meses de marzo para acá? ¿Cómo ha vivido el proceso de la pandemia?
- De marzo para acá he tenido una parte del corazón completamente destrozado por la cantidad de gente que ha perdido sus empleos, sus empresas, por la situaciones tan compleja por las que estamos atravesando. Creo que es momento de hacer equipo y cuidarnos. Siempre digo: “Si yo me cuido, te estoy cuidando a ti” y “si tú te cuidas, me estás cuidando a mí”. Ése es mi llamado y seguiré insistiendo en él, a que si vamos para la calle usemos un cubrebocas, una careta y nos lavemos las manos. De esta podemos salir si hacemos equipo. Siempre he sido una persona positiva, que busca sacarle el mejor provecho a esta adversidad que estamos pasando. Durante ese tiempo, he buscado el espacio para conectarme conmigo mismo, con mi espiritualidad y con las ganas que tengo de ayudar en proyectos sociales y de preguntarme: “¿A dónde voy?”. He retomado libros pendientes, me he acercado a películas documentales y series que no había podido ver y abrazo a Fernanda (Castillo); y también aprovecho esta situación para renovarme, para retomar energías y para ayudar en la medida de lo posible. 

- ¿Qué le falta por hacer a Erik Hayser en el teatro, el cine y la televisión?
- No tengo una meta así en específico o quizás, mi meta es despertar todos los días de mi vida con una sonrisa. Creo que eso es el éxito. Para mí no tiene que ver con aplausos ni con fama ni con seguidores ni con proyectos, tiene que ver con eso tan hermoso que me da la vida de levantarme todos los días sonriente y con la certeza de que estoy haciendo lo que quiero y lo que me apasiona y quiero seguir en ese camino de buscar historias que vayan más allá del entretenimiento, que nos cuestionen y aporten para que como sociedad podamos seguir creciendo. Para mí, el arte transforma y me gustaría poder aportar un granito de arena a partir de esto que hago. @yolimer 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario