Espacio publicitario

“Hamilton” de Disney+ es la experiencia en primera fila del musical

La obra teatral más exitosa de Broadway en los últimos años, llega a los hogares a través de Disney+ en formato película para brindar la magia y el encanto del montaje en vivo

  • LUCÍA ROJAS OLIVIER

11/07/2020 01:00 am

Una parte de la historia de la independencia de Estados Unidos se moderniza con el musical llevado ahora a película y que ha sido aclamado en esta temporada de confinamiento. Hamilton llegó a Disney+ antes de lo previsto y se perfila como una de sus grandes apuestas para atraer más suscriptores a la plataforma.

Aunque no es una cinta al estilo Los miserables, de Tom Hooper, Hamilton busca ofrecer a los espectadores todo el espíritu y magia del montaje en vivo de Broadway, creado por Lin-Manuel Miranda, y que ha batido todos los récords de taquilla desde su estreno en 2015. 

El proyecto de adaptar al cine el espectáculo de Broadway surgió dos años antes de que el imperio Disney viera en él a la gallinita de los huevos de oro; claro, se trataba una de las obras más demandadas en el el circuito de teatro comercial de Nueva York. En una entrevista reciente para People, el dramaturgo estadounidense confesó que el acceso a todas las audiencias era muy importante para la producción y que la sala donde se presentaba el espectáculo, el Richard Rodgers Theatre, ya se había quedado pequeña frente a la expansión que estaba teniendo la pieza. “No pudimos anticipar este momento, pero justo ahora que no hay teatro, Hamilton llega a las casas como una carta de amor al teatro en vivo y a los musicales”, expresó.

El espectáculo, inspirado en la biografía Alexander Hamilton, del historiador Ron Chernow, ha recibido once premios Tony, un Grammy a Mejor Musical, un Pulitzer a Mejor Drama y siete premios Drama Desk. Ahora, con la promesa de ofrecer “el mejor asiento de la sala” al espectador, el show trae a la pantalla chica todo el despliegue teatral; ambientación, vestuario y luces que junto a la actuación de su reparto original y los recursos fílmicos de su director Thomas Kail, consigue que se viva una experiencia sustanciosa de la obra.


Un elenco intercultural conforma la pieza (CORTESÍA)

Si bien lo ideal es indagar en la historia política de Estados Unidos antes de sentarse a ver el filme, Hamilton de Disney+ expone la complejidad histórica del momento en que se desenvuelve, que va del siglo XVIII a principios del siglo XIX, donde son retratadas las experiencias del primer secretario del Tesoro de ese país, Alexander Hamilton, incluido también en el panteón de los padres fundadores de la nación norteamericana, y que junto a importantes figuras históricas y políticas como Aaron Burr, George Washington, James Madison y Thomas Jefferson, dan substancia al musical.

Dividida en dos actos, la obra utiliza los conflictos internos de sus personajes para contar el "lado humano" de la historia, con el apoyo de canciones que funcionan como hilo conductor del relato. Canciones que lejos de ajustarse a la época retratada, se sostienen sobre la variedad musical contemporánea; el soundtrack se pasea, así, por géneros como el jazz o el R&B, aunque el eje musical recae en el hip-hop, que funciona continuamente como expresión de debates públicos mediante batallas de rap, así como -por momentos- sustituyendo los diálogos entre los personajes.


El hip-hop como vehículo para contar el pasado (CORTESÍA)

En definitiva, la filmación pone en evidencia que efectivamente se trata de una de esas obras que “hay que ir a ver” por ser una bomba musical, cultural y emocional, rica en belleza e historia, que ahora, gracias a la facilidad de la televisión en streaming, se encuentra al alcance de un click y con la ventaja de que ahora el espectador tiene la posibilidad de acercarse a la historia desde ángulos imposibles de apreciar en vivo; es decir, no estamos ante la grabación de una función de la obra. A nivel visual, Hamilton cumple su promesa de ofrecer el mejor asiento, convirtiéndose en una propuesta que estimula el camino seguido desde hace muchos años con la traducción al cine de grandes musicales de Broadway; además de proporcionar un estupendo playlist para tener en nuestros dispositivos móviles.

@LuRoj

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario