Espacio publicitario

Guillermo González se fue, pero deja una huella “fantástica”

El carismático animador, actor y productor, recordado por los programas "Viva la juventud", "Fantástico" y "¿Cuánto vale el show?", falleció hoy en Madrid, víctima del cáncer

  • YOLIMER OBELMEJÍAS

30/06/2020 07:46 am

“Tan solo en dos minutos (aplausos)/ Tan solo en dos minutos (aplausos)/ usted podrá cantar, reír, recitar, ser un cómico o actor./ El jurado decide (aplausos)/ Al final de su acto (aplausos)/ En solo dos minutos, usted podrá saber…/ ¿Cuánto vale el show?,/ ¿cuánto vale el show?,/ ¿cuánto vale?”, así decía la letra del programa (con sonidos propios de la época) que en 1979 conducía Guillermo “Fantástico” González, a través de la señal de Radio Caracas Televisión (RCTV).

Pero el chispeante animador, nacido en Gran Canaria, España, el 8 de junio de 1945 y traído por sus padres a Venezuela cuando tenía cinco años, no sólo era el encargado de llevar el ritmo del programa de talentos, sino que también era el cerebro creador detrás del novedoso espacio de televisión, cuyo formato años después fue copiado por otras producciones de América Latina y el mundo. De hecho, el venezolano registró el concepto ante las leyes norteamericanas, pero no pudo engarzarse en una pelea legal con ese monstruo que llaman Sony Entertainment Television porque no tenía los cinco millones de dólares que eso exigía, contó en su momento.

No obstante, hoy, tras confirmarse por parte de su familia la desaparición física de Guillermo “Fantástico” González, de 75 años, después de librar una dura batalla contra el cáncer que lo mantuvo recluido sus últimos días en una clínica en Madrid, sólo queda recordarlo como alguien visionario, adelantado a su tiempo, carismático, ocurrente, imaginativo, que nació para hacer televisión y, sobre todo, para capitalizar ese ingenio del que hizo gala por casi seis décadas en la pantalla chica nacional.

El pegajoso cántico de ¿Cuánto vale el show?, era entonado por un coro acompañado de una orquesta en vivo y un cuerpo de baile. A los dos minutos, el locutor que popularizó expresiones como “rolo e’ vivo”, “fieras” y “caramelitos tropicales”, entre muchos otros, hacía su aparición para presentar un espectáculo en el que podían desfilar cantantes, actores, magos y cualquier persona que considerara tener una fortaleza digna de ser evaluada por un jurado que, integraron en diferentes momentos del programa, Carlos Almenar Otero, Rosario Prieto, Dennis Hernández -“La malandra Elizabeth”- y Carmen Victoria Pérez, entre otros invitados nacionales e internacionales. 

  

La presentación del concursante en cuestión siempre iba acompañada de una frase inesperada que González adjudicaba al talento como su grito de guerra. “Y más seria que foto de pasaporte nos llega…”, “más mosca que piloto recién graduado nos llega…”, “muñeca de trapo no le gana a la Barbie ni que la vista Óscar de la Renta”, “niño que vive en paz y armonía es porque su mamá no sabe hacer sopas…”, etc. El repertorio del conductor era tan inagotable como sus años de experiencia.

Después del esperado veredicto, González entonaba el “total-total” que acompañaba la orquesta, contabilizaba el monto que se llevaba el contendiente y enviaba al corte comercial. Cancha tenía de sobra. Esa que había ganado desde que se inició como actor en Historia de tres hermanas (1963), la primera telenovela que protagonizó, en la que compartió cartel con Raúl Amundaray, Eva Moreno, Eva Blanco, Edmundo Arias y Doris Wells.

En su hoja de vida como histrión también figuran: El derecho de nacer, La usurpadora, Mi marido tiene 2, Novela Camay, con Chony Fuentes y Novela Palmolive, con Elianta Cruz.



Junto a Chony Fuentes en la adaptación para "Novela Camay" de "María", de Jorge Isaacs (CORTESÍA)

Poco tiempo después, Guillermo “Fantástico” González viajó a México y durante dos años formó parte de la plantilla de Tele Sistemas Mexicanos, conocido después como Televisa. Allí hizo amistad con Emilio "El Tigre" Azcárraga y Alfonso Arau e hizo carrera en televisión y teatro. En 1967, recibió un premio al Mejor Actor Prospecto.

A su regreso a Venezuela, escribió, actuó, dirigió y produjo diferentes dramáticos en RCTV hasta que en 1976, debutó como animador en el programa de concursos Viva la juventud, formato que Venevisión emuló décadas después con Megamatch. ¿Qué encontraban los televidentes frente a las cámaras? Un presentador sonriente, espontáneo, desenvuelto, con un infinito sentido del humor (sin caer en lo chabacano), carismático, que bailaba e improvisaba. Un estilo que rompió con la vieja usanza de que los presentadores de televisión debían lucir rígidos y acartonados.




“Guillermo ‘Fantástico’ significa para mí, parte de mi vida profesional y personal porque nosotros tenemos una empatía, una química de hermandad, de amistad. Hemos vivido momentos muy importantes”, llegó a decir sobre el presentador, su amiga y colega Carmen Victoria Pérez.

Con Carmen Victoria Pérez en "Viva la juventud" (CORTESÍA)

Paralelo a su trabajo en televisión, González inauguró Teatro Chacaíto I y Teatro Chacaíto II, en el que trabajó durante una década también escribiendo, actuando, dirigiendo y produciendo.

Tres años después concibió el maratónico que le dio su bautizo artístico: Fantástico, que por su día de transmisión llegó a calificarse en su época como “la competencia de Sábado Sensacional”. Fue en ese programa en el que nació la sección ¿Cuánto vale el show?, que apareció por primera vez en pantalla en 1980.

“Él me enseñó el amor y el respeto hacia la televisión. Tanto que si tenía que estar a las 8:00 de la mañana en el estudio, llegaba a las 5:00 am”, expresó la villana de ¿Cuánto vale el show?, Dennis Hernández -“La malandra Elizabeth”- sobre González.

“La gente en la calle siempre lo quiso, lo quería muchísimo por la magia de esa personalidad tan amigable, chistosa, jocosa, venezolana. Era muy querido porque era natural y ocurrente. Guillermo saca un chiste de cualquier evento y la gente lo recuerda porque sus frases se pegaron”, dijo en una entrevista en Detrás de las cámaras, de Televen, Belén Marrero, en el año 2015, quien lo acompañó con Judith Castillo en la presentación de Fantástico.




Cuando terminó su ciclo en RCTV, González fundó Televen donde al comienzo tuvo 50% de las acciones junto con su socio Alberto Federico Ravell. Poco después, entraron en la sociedad Omar Camero, Arturo Pérez Briceño y Alfonso Riveroll. En dicha planta televisiva fungió como vicepresidente de Producción y Ventas y, a los tres años, vendió sus acciones a Omar Camero Zamora.



El recientemente desaparecido humorista Carlos Donoso llegó a decir del presentador: “Un tipo increíble. Un hombre que sabe de televisión. Lo vi muchas veces trabajar y es increíble cómo la maneja, con su magia, tiene bastante ángel y sabe mucho de la industria. Él marcó pauta y merece mucho mérito”.

Guillermo "Fantástico" González creó una casa productora y condujo Fantástico y la serie infantil Crecer con papá, que se emitieron por Venezolana de Televisión (VTV).



Posteriormente, fundó en Maracaibo, Televiza, canal 7 con Calixto Rocca, en el que desempeñó los cargos de presidente de la junta directiva y productor general.



También en el estado Zulia, adquirió el circuito radial propietario de las emisoras: Fantástica FM, Ondas del Lago FM y AM, Sol AM, Fabulosa Stereo, Romántica, Favorita Stereo, Muselca Stereo y Radio Cabimas; esto mientras inauguró en Porlamar Super K, La Karibeña. Este grupo comunicacional fue expropiado por el gobierno de Hugo Chávez Frías.

Sus últimas incursiones en la pantalla chica venezolana fueron en Venevisión, en una nueva etapa de ¿Cuánto vale el show? y La gran boloña, hasta 2008.

Durante años se mantuvo como asesor para montar canales de televisión en Colombia, Chile, República Dominicana, Perú y Miami. Eso, mientras viajaba entre República Dominicana, Estados Unidos y España.



Todavía en 2015 decía que se negaba a irse del país. “Creo mucho en Venezuela. Creo en todo ese público, en todo ese pueblo. Bueno, por ahora estamos así, vamos a ver qué sucede en el futuro”, aseguró en Detrás de las cámaras, conducido por Luis Olavarrieta, en Televen.

En esa conversación reveló que tenía más 10 años acariciando el sueño de hacer el tercer canal latino en Estados Unidos, uno que le hiciera la competencia a Univisión y Telemundo. Lamentablemente, “el rolo e’ vivo” no pudo cristalizar ese sueño. En el Olimpo de la animación venezolana seguro ya se reencontró con Renny Ottolina, Amador Bendayán y Carmen Victoria Pérez. Ese “caramelo tropical” que era “Mito” se fue con Dios, pero se quedó con él. ¿Por su show? Nuestros corazones. 


@yolimer

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario