Espacio publicitario

El "Duomo" de Florencia abrió con un mensaje de esperanza

Diez mil personas reservaron entrada para visitar la iglesia y los monumentos de sus alrededores, símbolo de la riqueza y del poder de la capital toscana durante los siglos XIII y XIV

  • AFP

23/05/2020 01:00 am

Florencia, Italia.- La catedral de Florencia, el célebre Duomo, una de las obras maestras del primer Renacimiento italiano, abrió ayer por primera vez sus puertas al público tras dos meses cerrado por la pandemia de coronavirus.

Miles de personas reservaron entrada para visitar la iglesia y los monumentos de sus alrededores, símbolo de la riqueza y del poder de la capital toscana durante los siglos XIII y XIV.

Su grandiosa cúpula, obra de Filippo Brunelleschi, el campanile de Giotto, un campanario independiente trazado por Giotto, de 84,70 metros de altura, y el baptisterio de San Juan, con las famosas puertas de bronce de Ghiberti, figuran entre las mayores atracciones turísticas de Italia.

"Es hermoso y conmovedor poder visitar el Duomo de nuevo y más hoy, que está casi vacío", comentó Marco, residente en Florencia. "Es mucho mejor así", confesó.

Para Gabriele, otro florentino, también resultaba una ocasión única sin tanto turista atiborrado.

"Hacía muchos años que no entraba al Duomo. Esta es la ocasión perfecta para aprovechar, ya que casi no hay turistas", contó.

La mayoría de los monumentos y joyas arquitectónicas de Italia fueron cerradas a inicios de marzo después de que el gobierno decretara el cierre total del país para evitar la propagación del coronavirus.

Desde el lunes fue autorizada la apertura, pero muchos se tomaron unos días para preparar la entrada y adecuarse a las nuevas medidas de seguridad.

Los administradores del Duomo reconocieron que estaban sorprendidos por la respuesta entusiasta de la población, ya que recibieron 10.000 reservaciones en sólo 24 horas.

"Decidimos abrir de forma gratuita para enviar un mensaje de esperanza, de regreso a la vida normal", aseguró Lorenzo Luchetti, director general de la Opera di Santa Maria del Fiore, que administra los monumentos, patrimonio de la Humanidad desde 1982.

En la entrada, unos guardias utilizaron un escáner térmico para medir la temperatura de los visitantes y entregaron un dispositivo especial que se cuelga al cuello y que advierte al usuario cuando viola la distancia de seguridad entre las personas de 2 metros.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario