Espacio publicitario

Elías Crespin: "Hay un nuevo eslabón en la cadena de obras que están en el Louvre"

El artista venezolano se sumó a la lista de creadores contemporáneos que han realizado un “Decorado Permanente” en el museo parisiense

  • LUCÍA ROJAS OLIVIER

24/01/2020 01:17 pm

París.- Con motivo del 30 aniversario de la pirámide, el Museo del Louvre propuso al artista realizar una pieza única que pasase a ser una obra perenne que en Francia llaman “Decorado Permanente”. La obra de Crespin supone un hito más en la historia del palacio del Louvre, pues, aunque este ha ofrecido siempre un marco arquitectónico ideal para los decorados, son pocos los artistas que han gozado de este honor.

A partir de hoy el venezolano pasa a ser miembro de ese exclusivo grupo que decoran con su arte su propio espacio en el museo más famoso de Francia. L‘Onde du Midi es una creación cinética instalada en lo alto de la escalera meridional, 128 tubos metálicos colgados de hilos enganchados a 256 mini-motores eléctricos guiados por una computadora dan vida a una coreografía lenta y sutil que completa la obra, dando la impresión de ser una danza suspendida en el aire.

Elías Crespin y su obra (ANTOINE MONGODIN)

El museo sigue vivo, hay un nuevo eslabón en la cadena de obras que están en el Louvre, y es ésta. Eso para mí es un previlegio y una emoción que no se pueden imaginar”, declaró el artista durante la presentación de su obra a la prensa. 

Un año y tres meses llevó el proceso de realización para hacer posible la exhibición. Se trata de la integración de una obra a la arquitectura del palacio, y a pesar de la libertad que el museo le otorgó al artista para escoger el lugar de puesta para su obra, fueron meses de negociaciones con los distintos organismos encargados de preservar el monumento francés para que concedieran los respectivos permisos de instalación.

“Esta estructura fue un reto, me llevó a contactar un grupo de arquitectos para instalarla de una manera que no dañara el edificio, por ello tiene una especie de collarines especiales que no perforan en lo absoluto las columnas que la sostienen. Además, la coreografía va guiada por una computadora donde está grabada la información informática de la danza, haciendo que los tubos que están suspendidos de hilos invisibles puedan moverse y materializar los movimientos que yo busco que el visitante experimente”, finaliza Crispin.

L’ Onde du Midi estará disponible para ser visitada a partir de hoy en ala Sully, planta 1 del museo, decorando la escalera meridional.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario