Espacio publicitario

PROYECTO COLECTIVO

MIRADA EXPUESTA | “Coexistencia 38 miradas”

Este trabajo, presentado en la exposición “Al encuentro”, es un registro inigualable de la vida en los barrios de Caracas, desde la perspectiva de sus jóvenes habitantes

  • JUAN ANTONIO GONZÁLEZ

08/12/2019 01:00 am

Producido por Espacio Anna Frank y la Fundación Gimnasio de Boxeo Ruza, el proyecto Coexistencia 38 miradas, de 2018, ofreció a niños y jóvenes del barrio José Félix Ribas, de Petare, las herramientas para que, sin intermediarios, registraran la cotidianidad del lugar en el que habitan.

“Armados” con cámaras desechables y unas libretas de apuntes en las que se les pidió que escribieran el diario de esos registros, este proyecto representó la maravillosa posibilidad que de fueran las propias comunidades las que se mostraran a través de su mirada ante el Otro.


Fotografía de Ángelo Urbano

Los participantes de Coexistencia 38 miradas fotografiaron desde sus propios valores y emocionalidad lo que son, el lugar en el que viven, sus deseos, creencias, angustias y querencias. Así, el proyecto más que un substrato artístico, posee un poderoso componente social y testimonial con el que, de verdad, se puede hablar de la vida en el barrio, ya no a través de los ojos de aquel que se aproxima a una realidad que no le pertenece, sino con la transparencia y la honestidad de quien se mira a sí mismo.

Foto de Jean Kleiver Ramírez

Foto de José González

Son, a juicio el curador y galerista Félix Suazo, “imágenes y textos dan cuenta de sus deseos, intereses y recorridos por el barrio, la casa y la escuela. Allí aparecen los amigos, la familia, las mascotas, los personajes del vecindario, las plantas y el paisaje. Se puede ver lo que está muy cerca (trofeos, santos, rostros) y lo que está lejos, más allá del barrio (la montaña, los edificios, la ciudad)”.

Foto de José Pimentel


Foto de Luis Ruza

Ángelo Urbano, por ejemplo, retrata el orgullo de los logros deportivos -muchos de estos jóvenes han encontrado en el deporte “una disciplina para la vida, un modelo de esfuerzo y coexistencia”, como lo apunta Suazo”-. Jean Kleiver Ramírez, por su parte, captura un modesto altar con figuras de la “Corte Malandra”. Y José Pimentel, compone una imagen emblemática: la de un joven (¿él, quizás?) mirando al horizonte desde la platabanda de su rancho, con los edificios de la ciudad “formal” al fondo…


Foto de Sneider Osorio

Cerramos con una reflexión de carácter técnico de Suazo: “El acto simultáneo de fotografiar algo y de tomar nota de lo que se ha hecho supone la doble articulación de lo mental y lo sensible. La fotografía es, antes que nada, la traza de lo visible, y la escritura, un diagrama presensible o un ‘negativo mental’ donde se inscriben los propósitos y la intención de la toma. Volver a la fotografía predigital, al misterio de la película inserta en la cámara, a la ansiedad del revelado y a la fascinación de la copia, nos recuerda el complejo recorrido de una imagen desde el momento del registro hasta el instante de su exposición. Nos recuerda también que no siempre las imágenes fueron tan inmediatas, obvias y omnipresentes como hoy, cuando los actos de visualizar, encuadrar y hacer la foto en un teléfono inteligente parecen ser casi la misma cosa”.

mirada.expuesta@gmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario