Espacio publicitario

"Humanpersons" pone en el tapete el tráfico de órganos

El director, guionista y productor, de origen panameño-venezolano, precisa que su segunda película es producto de más de tres años de investigaciones y 12 versiones de guion

  • YOLIMER OBELMEJÍAS

29/11/2019 01:00 am

Frank Spano cuenta que regresaba del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria cuando leyó en un periódico un reportaje en el cual se hablaba de cómo el ejército serbio había utilizado la venta de órganos para financiar parte de su armamento, trabajo que despertó en él la necesidad de iniciar la historia de Humanpersons, que estrena hoy en el territorio nacional. 
 
"Esta es una película que contiene una pequeña parte de lo que es el mecanismo del tráfico de órganos en el mundo. Es la historia de James (Luis Fernández), del viaje que hace desde el primer mundo a Latinoamérica, donde regresa, y, en ese sentido, Medellín era la mejor ciudad para filmar porque muestra cómo es posible ponerse de acuerdo", dice el director, guionista y productor del largometraje interrogado sobre por qué decidió rodar en esa urbe.

Desde Buenos Aires, Spano precisa que su segunda película es producto de más de tres años de investigaciones y 12 versiones de guion. "Reuní tanta información durante todos estos años que tuve que hacer una selección específica de lo que podía utilizar para poder contar esta historia", refiere el actor de origen panameño-venezolano. 

También precisó el género en el que quiso enmarcar el filme. "Creo que es más efectivo este thriller drama porque genera un punto de encuentro con la emoción, que hace que el espectador tenga un vínculo muchísimo más específico y especial que le permita luego hacer un análisis de la realidad del tráfico que corre como resultado de una acción de mercado, es decir, a la poca oferta de donaciones de órganos y la gran demanda de personas que requieren uno, se abre la posibilidad de que esto suceda". 

A juicio de Spano, el problema del tráfico mundial es que las leyes en cada país funcionan de una manera distinta. También destaca la falta de educación y datos. "El filme no pretende cubrir toda la información. Es imposible. Pero sí crear la alerta, sobre todo el estímulo para que el espectador tome conciencia de cuál es su situación en su país con respecto a las leyes de la donación". 

El realizador aspira que el público reflexione sobre el tráfico de órganos, lo que considera no solo tabú, sino un asunto sobre el que la gente piensa que está muy lejos de ella. "Todos tenemos órganos y familiares, y cuando esas personas o nosotros llegamos a necesitar alguno, ya entramos en la posibilidad de que alguien nos los pueda ofrecer". 

Humanpersons es un proyecto de producción panameña, en coproducción con España y Brasil, que cuenta con un elenco internacional, que quiere poner en el tapete la pregunta: "¿Qué estarías dispuesto a pagar o a vender por salvar la vida de tu hijo?".  

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario