Espacio publicitario

Oswaldo Cisneros

Su fallecimiento es una gran pérdida, no sólo para su familia, sus ejecutivos y personal de todas sus empresas, sino para el país, que pierde un hombre con visión clara y compromiso venezolanista.

  • EDGARD ROMERO NAVA

13/01/2021 05:02 am

Con mucha tristeza, debo honrar la memoria de un eminente venezolano fallecido a finales del pasado año; Oswaldo Cisneros Fajardo.

El más grande y dinámico de los empresarios venezolanos de los últimos años. Gran promotor de empresas, inversionista y sobretodo gran creyente en Venezuela.

Murió cuando aún estaba en la plenitud de sus facultades y dinamismo empresarial.

Lamentablemente ha fallecido cuando más la República requiere de empresarios como Oswaldo. Su ausencia va a sentirse profundamente y muchos de sus amigos cifrabamos nuestras esperanzas en su visión y empuje para ayudar en la recuperación económica de nuestra golpeada nación.

No había sector económico, que la visión y dinamismo de Oswaldo no cubriera.

Destacó en sobremanera en la agricultura, la industria y en el comercio y los servicios. Sus diversificadas inversiones, en telecomunicaciones, hoteles y construcción continuaron en los servicios petroleros que, aunque de reciente data, lo hizo en grande.

Decidió invertir en la actividad petrolera en los últimos años cuando adquirió un grupo importante de equipos de perforación en el Lago de Maracaibo.

Luego, en campos margínales y acompañó en su inversion a otros empresarios venezolanos. Terminando con importante participación en Petrodelta al Sur de Monagas.

A sus amigos nos confiaba su desilusión con la gerencia petrolera pública. No conoció la dorada de PDVSA.

Quienes lo conocimos y nos enorgullecemos de haber disfrutado de su amistad, podemos dar fe de su bonhomía, camaradería, humildad y filantropía. Eso sí, era muy exigente con sus ejecutivos, y en la selección de su equipo de trabajo con el cual permanecía e interactuaba a diario. Personalmente y de manera frecuentemente dirigía y hacía seguimiento a todas sus empresas.

Fue un soporte para de las diferentes instituciones empresariales y filantrópicas, daba la cara y hacia planteamientos en beneficio del país. Se ganó el respeto de gobernantes, de la cuarta y de la quinta república. Pudo haberse establecido en cualquier país del mundo. Pero su compromiso con su país natal era su pasión y obligación de vida. Tuve el honor de conocerle hace 30 años, y nuestra última reunión fue pre pandemia en febrero del año pasado, ya que deseaba conocer una presentación de Evanan Romero, sobre nuevos desarrollos tecnológicos, que hizo frente a él y sus más importantes ejecutivos petroleros.

Su fallecimiento es una gran pérdida, no sólo para su familia, sus ejecutivos y personal de todas sus empresas, sino para el país, que pierde un hombre con visión clara y compromiso venezolanista.

Sin duda que honrar, honra

@eromeronava


Siguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones
-

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

Espacio publicitario