Espacio publicitario

Hombre de Dios

José Gregorio nos enseña que sí se puede ser excelente en una vida de servicio, en una vida santa, de familia, de trabajo, de amistad. El Dr. Hernández ya es un modelo del venezolano posible...

  • FERNANDO CASTRO AGUAYO

23/10/2020 05:02 am

“…de las cosas mejores que me han sucedido en la vida es haber conocido la vida del Dr. Hernández.”

El milagro aprobado por el Papa Francisco atribuido al Dr. José Gregorio Hernández abre el camino para la próxima beatificación del Venerable. Confirma lo que ya sabíamos todos: ¡José Gregorio es santo!

Es mis conversaciones con amigos y conocidos repito con un absoluto convencimiento que de las cosas mejores que me han sucedido en la vida es haber conocido la vida del Dr. Hernández y admirado contemplar la profunda devoción del pueblo sencillo para acudir a su intercesión: es un verdadero fenómeno de piedad popular.
 
Se le ha llamado “el médico de los pobres”. Ahora mismo, vengo de una cola interminable en un banco. En la puerta estaba al sol un joven con muletas haciendo un gran esfuerzo humano a causa de su limitación. Tenía una estampa del Dr. Hernández y le pregunté: - ¿sabes quién es?; Me contestó: - el Dr. José Gregorio Hernández, el médico de los pobres. Se la di y con una sonrisa me la agradeció.

Su vida es un ejemplo de que es posible ser sencillo y pobre, y a la vez, es posible estudiar, trabajar, influir en la comunidad y en la nación. Para ello es indispensable ser hombres y mujeres de Dios. En la mediocridad y el conformismo no se edifica el Reino de Dios. José Gregorio en su inmenso amor a Dios, pudo integrar su vida, su familia, su comportamiento, sus amistades, su talento y su preparación en una vida llena de generosidad y empeño por lo mejor: y su influencia ha sido inimaginable.

Además, la valoración que hace José Gregorio de nosotros los venezolanos, sus compatriotas, siempre es estimulante: gente que piensa, con gran amor por el trabajo, la familia y la patria; abiertos a Dios, a la trascendencia: capaces de superar odios y enfrentamientos.
 
José Gregorio nos enseña que sí se puede ser excelente en una vida de servicio, en una vida santa, de familia, de trabajo, de amistad. El Dr. Hernández ya es un modelo del venezolano posible, del hombre de Dios con la cabeza en el Cielo y los pies en la tierra.

fcastroa@gmail.com

Siguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario