Espacio publicitario

Irán: La viga en el ojo propio

Resulta evidente que el vicepresidente español manipula la libertad de expresión al relativizar la realidad; los hechos son incontrovertibles, las opiniones son otra cosa...

  • BEATRIZ DE RITTIGSTEIN

04/06/2020 05:00 am

En estos tiempos que abundan informaciones y opiniones de todo tipo, debido a la proliferación de sitios web y cuentas en las redes sociales, vemos que los enemigos de las libertades se aprovechan de las características de la democracia para erosionarla.

Por ejemplo, Hispan TV, canal estatal iraní que promueve su odio, entre otros, contra Israel y el pueblo judío, se sirve de los medios israelíes para tomar ciertas reseñas, modificarlas a su modo y generar versiones en las que culpa a Israel de una serie de males, con la intención de demonizarlo. Así, a principios de este último mes de mayo, vimos una narrativa engañosa acerca de lo que es Hezbolá y sus actividades, y un derroche de halagos que se contraponen a su expulsión de Alemania.

A mediados de mes, Hispan TV rememoró la Nakba palestina, con la publicación de notas en las que se distorsiona la historia; no se menciona que el pueblo árabe hubiera tenido un estado adicional de haber aceptado la división votada en la ONU en 1947, de un territorio que no era de ellos; tampoco se refiere a la expulsión simultánea de 850 mil judíos de países árabes e islámicos que, en algunos casos, fue una estancia de milenios. En la segunda quincena de mayo, Hispan TV triplicó sus notas a fin de conmemorar el Día de Al Quds; las mismas señalaban que Jerusalén es musulmana. En todos esos textos se omitió la verdad: el rey David la hizo capital de su reino hace unos 3.000 años, siglos antes del surgimiento del Islam; Jerusalén jamás fue capital de un estado árabe ni musulmán. 

Luego, en Hispan TV se criticó a EEUU por el caso de George Floyd que, por supuesto es reprochable, pero la teocracia iraní viola de forma permanente los derechos de su población.

Hace unos días, Pablo Iglesias emitió un tweet que decía: “Los judíos dicen que los están masacrando. Goebbels lo niega” y aseguró: “ninguna visión es más real que la otra, hay tantas verdades como personas”. Resulta evidente que el vicepresidente español manipula la libertad de expresión al relativizar la realidad; los hechos son incontrovertibles, las opiniones son otra cosa. Iglesias se hace eco de lo que indican sus “jefes”, los ayatolas.

Son unos cuantos ejemplos de lo que ocurre a diario, cuando determinados personajes se sirven del sistema para subvertirlo.

bea.rwz@gmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario