Espacio publicitario

Vieja teoría de conspiración

Como consecuencia de la actual pandemia, el mundo cambiará. No obstante, la historia nos enseña que el antisemitismo prosigue, acomodándose a nuevas realidades; por ello es necesario su combate...

  • BEATRIZ DE RITTIGSTEIN

09/04/2020 05:00 am

En los últimos años venimos enfrentado un crecimiento del antisemitismo en el mundo; nos asombra porque tras la Shoá y el descubrimiento de auténticas fábricas de muerte hubo cierta mengua. Pero, desde hace un tiempo, la virulencia retornó: se usan los mismos prejuicios, estereotipos y calumnias, adaptándolos al presente.

Al igual que ocurrió desde la Edad Media, con cada peste que se extendió, se culpó a los judíos y en esta ocasión, la pandemia de Covid-19, no es una excepción. Las redes sociales están inundadas de teorías sobre conspiraciones que señalan a Israel con el manido propósito de dominar a la humanidad.

Desde la teocracia iraní apuntan a EEUU e Israel como creadores del virus. Así, cuando el régimen de los ayatolas tiene un descalabro, recurre a los acostumbrados chivos expiatorios. Lo cierto es que, en un principio Teherán negó la propagación del coronavirus; tomó medidas tardías y débiles, y aún se aferra a las mentiras; hace un par de semanas, las autoridades iraníes informaron de 2 mil muertos, mientras la prensa de investigación alemana develó que en ese momento superó los 10 mil. Según Die Welt, el régimen teocrático ordenó que miles de muertes por coronavirus se atribuyan a otras enfermedades y están emitiendo certificados de defunción falsos.

Pese a la ayuda que Israel está brindando a la Autoridad Palestina y a Gaza, los funcionarios palestinos persisten en sus detracciones judeofobas; recién el portavoz de Abbas declaró de forma absurda que el número de contagios en Israel es alto porque “no quieren detener las ruedas de producción y están sacrificando a los infectados entre su gente para ganar más dinero”. Israel fue de los primeros países en paralizarse.

Ciertos medios españoles que con frecuencia han exteriorizado un sesgo antisemita, ahora lo hacen con mayor saña, enfocándose con obsesión en lo que supuestamente acontece en Israel. Publican títulos tendenciosos e información ficticia, como el achacar videos de distintos lugares para acusar a Israel de un falso decomiso en Gaza.

En muchos sentidos, como consecuencia de la actual pandemia, el mundo cambiará. No obstante, la historia nos enseña que el antisemitismo prosigue, acomodándose a nuevas realidades; por ello es necesario su combate a través de leyes y educación.

bea.rwz@gmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario