Espacio publicitario

El Darwinismo digital

En esta nueva sociedad de conocimiento tanto las personas como las comunidades debemos ingresar aunque seamos analfabetas digitales, porque los cambios son irreversibles

  • JULIO CÉSAR PINEDA

13/02/2020 05:00 am

La era digital representa un cambio de época como lo fue el Renacimiento, la Ilustración y la era industrial, con el Internet y las páginas Web ha habido una disrupción tanto temporal como espacial en la relación con los otros y con lo otro. 

En épocas anteriores todo era evolutivo bajo el concepto que el futuro siempre sería mejor, hoy la velocidad de los cambios elimina la geografía y con las tecnologías de la información, la inteligencia artificial, la biotecnología también el tiempo. Mas que el conocimiento y la inteligencia, hoy se privilegia la imaginación. 

En esta revolución industrial se imponen las agendas electrónicas, los sistemas de búsqueda, la conexión de motores de internet, los traductores de idioma, los libros y noticias en la Web y el imperativo de las redes sociales. 

La moneda virtual
Tenemos el caso del Papa Francisco y el presidente Donald Trump donde las encíclicas y los manifiestos se reducen a los 140 caracteres de un tweet. 

Las consultas y diagnósticos médicos pueden hacerse a distancia como también los sistemas de educación e información; incluso la moneda llega a ser virtual y encriptada.

Las transacciones financieras han sido sorprendentes como la compra de Whatsapp por Facebook por 19 mil millones de USD, empresa que tiene solo 59 empleados para gestionar 50 mil millones de mensajes al día. 

Cada segundo...
Esta postmodernidad de la era digital trae inmediatez y plenitud de información. Cada segundo se producen: 3.7 millones de búsquedas en Google. Se envían 38 millones de Whatsapp, 18 millones de mensajes de texto, 481 millones de tweets, 187 millones de emails, 3 MM de usuarios utilizan internet con acceso entre todos y sobre todo.
 
Pronto el registro de identidades será a través de códigos QR, incluyendo la sustitución de los epitafios en las tumbas. Todo es disruptivo, antes el cambio era aritmético ahora es exponencial.
 
Vivimos en un nuevo ecosistema social, empresarial y educativo con un nuevo Darwinismo donde no sobreviven los más fuertes ni inteligentes sino los nuevos adaptados.
 
Funcionalidad gubernamental
Por eso la urgencia en el contexto heredado de la revolución industrial de un nuevo sistema educativo, de una nueva funcionalidad gubernamental y de una empresa diferente.
 
Los marcos jurídicos deben cambiar y el derecho debe responder estas exigencias en su tridimensionalidad normativa, fenomenológica y axiológica. 

Los nuevos tiempos nos obligan a una nueva perspectiva y prospectiva donde la innovación es necesaria. 

Se nos facilitan nuevos escenarios con la gratuidad del internet como el email, Skype, Whatsaap, arte y cultura, juegos, Flickr, Dropbox, Spotify, Netflix, Youtube y Google. 

La automatización y el uso de algoritmos
El gigante de la comunicación Electronic Data Sytems tiene programadores en Egipto, Brasil y Polonia. 

Desde Caracas muchos compatriotas trabajan para grandes transnacionales en lo que se denomina la corriente externalizándola producto de la globalización pero ahora complementado por la automatización y el uso de algoritmos. 

Los teléfonos inteligentes han multiplicado a los innatos digitales con el potencial de ser microordenadores de fácil acceso; 40 % de la humanidad está conectada con 200 millones de servidores que permiten el acceso a mil millones de páginas web. 

¡Mil quinientos millones!
Hoy Facebook sobre pasa los mil quinientos millones de usuarios, mil millones de reproducciones en Yutube y más de tres mil millones de búsqueda en Google al día.
 
Por ahora el Internet conecta personas, pero en poco tiempo podría conectar a las cosas con el desarrollo de la inteligencia artificial. Todo esto en solo 30 años de historia del internet que surgió en 1990 en los laboratorios del MIT con el inglés Tim Berners Lee.

Fue un proceso continuado pero disruptivo, en 1971 conocimos el primer e-mail y fue cuando se utilizó la primera @.
 
En 1982 se digitalizó la música y se comercializó el CD. En 1988 la Fuji japonesa popularizó las imágenes y cámaras digitales.
 
Cambios irreversibles
En 1990 se dio un salto cuantitativo con las páginas Web (Word Wide Web). En esta nueva sociedad de conocimiento tanto las personas como las comunidades debemos ingresar aunque seamos analfabetas digitales, porque los cambios son irreversibles. 

Con un click y un ordenador tenemos el mundo a la mano. 
 
Correo: jcpineda01@gmail.com 

Twitter e instagram: jcpinedap

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario