Espacio publicitario

AN y la crisis eléctrica

Un tercer elemento crucial es que las obras de reconstrucción de los sistemas eléctricos de esos estados Zulia, Táchira, Mérida y Nueva Esparta se realizarán previo proceso de licitación

  • ALEJANDRO J. SUCRE

15/12/2019 05:00 am

Es crucial que la AN apruebe la iniciativa que llevan a cabo los diputados representantes de los estados Zulia, Táchira, Mérida y Nueva Esparta junto al Grupo Boston de tramitar ante la CAF y el PNUD un crédito de $350 millones para atender la crisis eléctrica que azota a esos estados . La devastadora crisis eléctrica que azota a esos estados produce una crisis humanitaria que hace inviable la supervivencia. La profundidad de la batalla por la democracia entre instituciones por la que atraviesa nuestra nación hace inviable corregir muchas fallas en las funciones gubernamentales y del Estado venezolano, lo que termina causando inmenso daño a los venezolanos y en este caso a los pobladores de esos estados occidentales y Nueva Esparta.

Por estado de necesidad, es crucial que la AN apruebe la Ley especial para la asistencia técnica y financiera ante Emergencia Eléctrica de esos estados. Sería algo muy positivo para el país. Por primera vez se pondrían de acuerdo dos instancias que no se reconocen (la administración Maduro y la AN) para salvar a los 3 millones de habitantes de los estados occidentales mencionados. Otro aspecto muy importante es que el gobierno de Nicolás Maduro se comprometió a no meter las manos en la administración de los recursos financieros. Y un tercer elemento crucial es que las obras de reconstrucción de los sistemas eléctricos de esos estados se realizarán previo proceso de licitación.

En este caso cabe destacar el papel tan constructivo que han desarrollado la CAF, el PNUD, el grupo Boston y los diputados del Zulia, Táchira, Mérida y Nueva Esparta. Aunque esta iniciativa por una parte expone lo disfuncional que Venezuela es políticamente, también puede ser el inicio de una serie de acuerdos donde los distintos dirigentes políticos del país inician el camino de la funcionalidad del Estado, que aunque no sean los acuerdos de Noruega ni en la Mesa de Negociación Nacional, los resultados son que la AN y la administración de Maduro se ponen de acuerdo en algo tan crucial para 3 millones de personas. 

Aunque estemos lejos de tener un país que funcione con normalidad democrática y económica, en Venezuela han habido ciertos avances en materia económica y ahora política que permite avizorar un futuro mas prometedor. El gobierno de Maduro ha liberado el tipo de cambio y de precios, lo que ha generado mayor actividad económica. También ha habido una política de impulsar el mercado de capitales a través de Sunaval que permite mayor actividad y democratización de la economía. Ahora entraría un ventarrón de esperanza si la AN unánimemente y la administración Maduro se ponen de acuerdo en que la CAF y el PNUD tomen la iniciativa para resolver una crisis humanitaria y eléctrica en los 4 estados. También sería crítico que la AN se pone de acuerdo para designar a nuevos miembros de el CNE. 

Aunque sabemos que estamos lejos de volver a la convivencia democrática y al progreso económico, esta iniciativa CAF, PNUD, de los diputados de la AN de los 4 estados que recibirán las inversiones en el sector eléctrico y del grupo de Boston marcará un antes y un después en el conflicto venezolano. Sabemos que la libertad cambiaria y los mercados de valores no funcionan cuando hay hiperinflación causada por un gasto fiscal improductivo. Con hiperinflación no habrá inversión de largo plazo ni pleno empleo. Igual mientras haya presos políticos todos estaremos en una especie de desolación nacional. No obstante, los acuerdos en puerta mencionados generan esperanza en que hay mayor sensibilidad de los dirigentes políticos hacia llegar acuerdos que permitan retomar la senda del progreso.
 
Twitter: @alejandrojsucre

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario