Espacio publicitario

Las mesas

Uno de los asistentes señaló que si la AN no llega a un acuerdo para nombrar un nuevo CNE, la Constitución establece que el TSJ pasaría a ser el encargado de su nombramiento y eso no es cierto

  • REINALDO GADEA

13/12/2019 05:00 am

Días atrás participé en una reunión realizada para conocer de los temas relativos a las diferentes mesas de diálogo que el gobierno ha instalado con la oposición con la finalidad de tratar de poner fin a la crisis política que vive el país.

Se comenzó con la conocida como Mesa de Oslo, cuya primera reunión fue en la capital de ese nórdico país, famoso por tener la capacidad de sentar en la mesa a enemigos irreconciliables. Las conversaciones se mantuvieron en secreto a pedimento de los mediadores, de manera que nosotros, los ciudadanos comunes y corrientes no supimos, a ciencia cierta, que proponían los unos y los otros.

Sin embargo siempre se colaba información, y los opositores designados por Guaidó, según cuentan, tenían un planteamiento integral que de una u otra forma, significaba la salida del actual gobierno, la creación e instalación de un gobierno interino sin Maduro, la reistitunalización de los poderes de manera progresiva, la designación de Consejo Nacional Electoral con plena autonomía, para llegar a unas elecciones presidenciales con plenas garantías y observación internacional, para que los todos pudiesen confiar en los resultados.

El gobierno, por su parte, exigía el cese de las medidas sancionatorias impuestas tanto por Estados Unidos de América como por la Unión Europea, y luego de ello, continuar con el desarrollo de los acuerdos. 

Mudaron la sede de las reuniones a Barbados, y allí, después de que el Sr. Trump impuso más sanciones, el oficialismo le dio una patada a la mesa y se acabaron las conversaciones. Hoy en día, el propio Presidente de la República, algunos ministros y líderes importantes del PSUV sostienen y afirman que con ese grupo opositor, que es el mayoritario, se mantienen conversaciones en secreto. 

De otra parte, desde hace días, el gobierno y un grupo minoritario de oposición instalaron la denominada Mesa de Negociación Nacional, y han anunciado al país los avances y logros de quienes la integran, siendo los más palpables, hasta ahora, la liberación de algunos presos, la reincorporación de los diputados oficialistas a la Asamblea Nacional, y en esta, los pasos dados para la designación de los Rectores del CNE, y, sobre este punto fue el que más se discutió.

La primera interrogante planteada fue la de la legalidad o valor que tiene la designación de la Comisión en el Parlamento Nacional, porque el punto álgido no ha sido resuelto, y ese no es otro distinto que el llamado “desacato de la Asamblea” que todos conocemos, y que, de acuerdo con lo establecido en innumerables ocasiones por el Tribunal Supremo de Justicia, mientras no se “regularice” el tema de los disputados de Amazonas, ningún acto que se lleve a cabo en la Asamblea Nacional tendrá valor. Ante el silencio que ha guardado el Máximo Juzgado ante la designación de la referida Comisión, cabe entonces preguntar ¿Esa designación es válida o nos están engañando?

Señaló uno de los asistentes, periódico en mano, que Claudio Fermín, de forma pública, notoria y comunicacional, señaló que si la Asamblea Nacional no llega a un acuerdo para nombrar un nuevo CNE, la Constitución establece claramente que el TSJ pasaría a ser el encargado de su nombramiento, y eso no es cierto. La Carta Magna no tiene esa previsión, así que se le chispoteó la lengua y enseñó el tramojo. Ya sabemos el final, pero el colmo es que ese dirigente político no haya dicho nada absolutamente acerca de la supuesta inhabilitación del Cuerpo Colegiado para hacer pronunciamientos válidos, de manera que asumo, dijo con vehemencia, que nuevamente nos están disimulando las cosas, que todo cambia para que todo quede igual. ¿Será cierto?
 
@gadeaperez

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario