Espacio publicitario

Venezuela enfrenta su crisis climática

A todas estas circunstancias se añade, ahora, el desarrollo del Proyecto Arco Minero del Oriboco (AMO), la deforestación reciente de la Amazonía y la ejecución de proyectos en El Ávila

  • ISAÍAS A. MÁRQUEZ DÍAZ

05/12/2019 05:00 am

Trátase de una problemática que el venezolano común centrado en el escenario sociopolítico actual de la nación, quizá conozca por referencias sobre fenómenos extremos atribuidos al calentamiento global, cambio climático y/o crisis climática, tales como: períodos de sequía muy largos y riesgos de inundación.

El informe de la primera comunicación nacional sobre cambio climático en Venezuela, 2005 reveló que durante el siglo XX pudieron comprobarse algunos efectos de dicha crisis en nuestro país, como por ejemplo: aumento progresivo de las temperaturas nocturnas, las cuales subieron en unos 2,5 grados centígrados a razón de unos +0,37 grados/diez años; disminución de la precipitación anual de un 20-30 % a escala nacional, lo que implicó alteración de las lluvias y períodos de sequía extendidos en la ecorregión llanera venezolana, que, junto con el fenómeno de El Niño agravó tal situación.

Según el IVIC, los impactos por el aumento de la temperatura afectan al país en materia de producción agroalimentaria y hasta de salud pública; efectos evidenciados, además de la alteración de los ciclos lluviosos, en la reaparición de enfermedades, en la baja producción agropecuaria y aumento acelerado del nivel del mar.

A todas estas circunstancias se añade, ahora, el desarrollo del Proyecto Arco Minero del Oriboco (AMO), la deforestación reciente de la Amazonía y la ejecución de proyectos en El Ávila o Waraira Repano por la vertiente norte, de cara hacia el Caribe por la construcción de la estación “EL IRON”, cuyo desarrollo hace proclive el área a la erosión, amenazando la calidad de vida de los pobladores de Galipán.

Otra situación que nos ocupa, también, es la desglaciación merideña, pues el único y último glaciar de Mérida –Humboldt- está en proceso de extinción y sin fondos para estudiarlo, el cual debido, quizá, a su emplazamiento sobre una zona plana, relativamente, se resiste a sucumbir, porque tal ángulo lo resguarda contra la radiación directa; proceso que podría ser largo. Pero, inexorablemente, se extinguirá. Ocupa un área de unos 0,1 km cuadrados; Hoy por hoy, la línea de nieve se halla sobre unos 4700 m de altitud y solo existen circos glaciares –erosión en forma de anfiteatro- de unos dos km cuadrados; según Glaciarhub, Venezuela es el primer país en perder sus glaciares.

Otra situación se observa por Morrocoy y archipiélago Los Roques, cuyos arrecifes coralinos están afectados por temperaturas superiores a unos 29 grados; iniciaron su formación hacia fines del Pleistoceno, al final de la última glaciación, hace unos 15000-19000 años, cuando comenzaron a levantarse, simultáneamente, las barreras arrecifales por un ascenso gradual del nivel del mar, para protección de áreas internas y facilitando la formación de sus rasgos topográficos actuales. Y, así, mantenerse y expandirse mediante unos 300 bancos de arena y unas 50 islas pequeñas.

Los Roques posee unos cuatro sistemas arrecifales; los mejor preservados del océano Atlántico y más grandes del Caribe; protegen al archipiélago y sirven de referencia a las navegaciones aérea y marítima. Básicamente, descuellan unas dos barreras arrecifales: este y sur, de unos 24 y 32 km, respectivamente, en torno a una laguna central, abierta hacia el norte.

Isaimar@gmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario