Espacio publicitario

La Gen-ética

La investigación con células madre, con propósitos terapéuticos y no reproductivos, está por abrir nuevos caminos en la medicina y en el propio desarrollo humano

  • JOSÉ LUIS CORDEIRO

01/12/2018 05:00 am

En China acaban de anunciar el nacimiento de los primeros bebés genéticamente modificados mediante le tecnología CRISPR. Desde la primera secuencia del genoma humano no paran los descubrimientos sobre nuestros genes. Adicionalmente, la investigación con células madre, con propósitos terapéuticos y no reproductivos, está por abrir nuevos caminos en la medicina y en el propio desarrollo humano. 

Desde la prehistoria, la lucha del ser humano siempre ha sido por trascender sus limitaciones ambientales, físicas, mentales y hasta espirituales. El fuego, la rueda, la escritura, la imprenta y otros muchos descubrimientos e inventos trascendentales tuvieron enemigos al comienzo, y todavía tienen algunos adversarios. Lo mismo pasó con la anestesia, los antibióticos, la fertilización “in vitro”, la insulina artificial y hasta los marcapasos. Sin embargo, hoy en día, algunos grupos religiosos todavía rechazan la medicina científica (la Iglesia de Cristo Científico, a pesar de tan irónico nombre) y otros las transfusiones sanguíneas (como los llamados “testigos de Jehová”). 

Ciertos “expertos” en bioética y religiosos se oponen a investigaciones genéticas pues dicen que no son éticas, además aseveran que tales avances van en contra de la naturaleza. No obstante, la gripe, la malaria, el cáncer y hasta los infartos son “naturales”, pero el ser humano nunca ha dejado de combatirlos. Lo mismo ocurrirá con otras enfermedades que probablemente podrán ser curadas gracias a las investigaciones con células madre y terapias génicas. 

El conocido actor juvenil Michael J. Fox está sufriendo de la enfermedad de Parkinson desde sus 30 años; el antiguo “Superman” Christopher Reeve murió paralítico años después de una caída montando caballo; el famoso científico Stephen Hawking padeció de la terrible enfermedad de Lou Gehrig (esclerosis lateral amiotrófica) y el expresidente Ronald Reagan murió después de una larga lucha con la enfermedad de Alzheimer. Pronto, si seguimos avanzado a pasos acelerados, todas estas dolencias desaparecerán. 

www.cordeiro.org

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario