Espacio publicitario

Adiós a las armas

La reciente Cumbre de la Celac y la reanudación del diálogo, aun cuando hay quienes del extranjero mantienen posturas erróneas, nos devela que la unidad es el camino para enfrentar las adversidades presentes y futuras...

  • FRANCISCO ARIAS CÁRDENAS

28/09/2021 05:03 am

El título copiado de Ernest Hemingway es bueno para señalar lo que sentimos, luego de presenciar la firma del documento compromiso para el inicio formal de diálogo y negociaciones entre nuestro gobierno y la oposición venezolana.

Los considerandos y el contenido central del acuerdo son de un gran peso para el enrumbamiento de nuestro país en el sendero de la paz, en el sendero de la construcción, del reencuentro entre todos los venezolanos y los diversos liderazgos del país.

No es solo el título lo que referimos para hacer un relacionamiento del momento presente, con el contenido de la novela, enmarcada en la violencia de la Primera Guerra Mundial.

Señala el escritor en palabras del personaje central, que suponemos es su experiencia, que la guerra no es ningún hecho glorioso, sino que es una matanza, parecida a la que se hace en una carnicería de Chicago, solamente que aquellos animales van a la mesa para alimentar personas y los cadáveres de los soldados van a ser enterrados para podrirse en la tierra.

El nuevo escenario que se presenta en nuestro país, tiene un gran parecido con el de la post guerra. La consciencia de que el camino actual de confrontación no conduce sino a más dolor para nuestro pueblo, más sufrimiento, como lo establecen los considerandos.

Vamos al diálogo con plena consciencia. Vamos a los acuerdos con plena determinación. Dentro de nuestros valores, dentro de nuestros principios que están en la ley fundamental que nos relaciona: La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

En nuestra carta fundamental están dados los caminos que deben establecer las pautas del accionar político, del acceso al poder, de la convivencia entre los venezolanos.

Pensamos muchos que es una alborada esta firma. Es un cambio indispensable hacia la civilidad, hacia la convivencia. Es una ventana para la racionalidad.
Es como lugar común que cada evento que nos parece importante lo calificamos como histórico.

La reciente Cumbre de la Celac y la reanudación del diálogo, aun cuando hay quienes del extranjero mantienen posturas erróneas, nos devela que la unidad es el camino para enfrentar las adversidades presentes y futuras en la búsqueda de la paz y la vida en dignidad de nuestro pueblo.
Desarmar la violencia, desmontar el odio y avanzar en la construcción de la convivencia a la que tenemos derecho pleno y obligación de buscar.

fariascardenas@gmail.com

Siguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones
-

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

Espacio publicitario