Espacio publicitario

  • GUSTAVO LINARES BENZO

25/09/2021 05:03 am

Bajo la coordinación de Paola Alemán, y editada por Editorial Dahbar (Sergio siempre en lo importante) acaba de salir al público Venezuela invertebrada, conjunto de ensayos sobre el presente y sobre todo el futuro del país, escritos por connotados especialistas en sus áreas. La propia Alemán, Straka, Aveledo (Guillermo), Rosa María Pérez, Henkel, Peñalozay Luis Carlos Díaz, entre otros, registran (tan importante hoy luego de la quemazón chavista) y analizan estas dos décadas oscuras y apuntan posibles salidas. Aprovechemos el prólogo de Javier Corrales como muestra.

En tres páginas Corrales no desaprovecha palabra para exponer la tesis, cuyo origen sería interesante rastrear, de Venezuela como pionera. Cierta y asombrosamente, siendo como éramos,y a ahora volvimos a ser, de los países más pobres de América latina, Venezuela siempre es la primera en los grandes movimientos históricos del continente. La independencia fue aquí antes que en cualquier otra parte, y fuimos la nazione armígera de Suramérica, como decían los italianos de los españoles en el siglo de oro. El primer estado laico, lo que nos sacó una ventaja de décadas sobre nuestros vecinos con Guzmán Blanco. Salvo Argentina,desde los años veinte ningún país había engranado tan bien con el capitalismo mundial como el negocio petrolero venezolano. Luego fundamos la Opep, el hecho histórico más influyente en el mundo originado en estas tierras.

Aquí comienza Corrales su discurso: el pionerismo sigue con la democracia pactada del 58, mientas nuestros supuestamente más cultos vecinos, gustaban de las maravillas de los militares en el poder, llegando a lo más parecido a un genocidio que ha ocurrido en estas tierras: en la Argentina de Borges, el Chile de Neruda y la centroamérica de Darío. Aquí las primeras victorias de la oposición en comicios libres (Prsiente Leoni), los entendimientos con la izquierda armada (presidente Caldera), las nacionalizaciones exitosas (Presidente Pérez I), la liberalización de los mercados y las privatizaciones (Presidente Pérez II), décadas antes que nuestros vecinos supuestamente más cultos.

Con el nuevo milenio no perdimos la costumbre pionera y llegó el chavismo (Presidente Chávez). La tecnología constituyente-reelección indefinida cambió la faz del continente en una década, con ecos en la izquierda radical de todo el planeta (incluyendo al partido laborista inglés, by example). Bolivia, Ecuador, Argentina, Nicaragua siguieron la senda del comandante, pero hay que decir que Chávez fue el peor presidente chavista de todos los presidentes chavistas. A su muerte ya la devastación estaba cantada y sus sedicientes hijos recibieron un país saqueado, y rasparon la olla.

Venezuela pionera del suicidio social, ahora es imitada por Chile, Perú, posiblemente Colombia y México. La incompetencia se vuelve “artesanía popular”, la ineptitud es “sabiduría ancestral”, el autoritarismo ramplón es “democracia participativa”. Hasta el lenguaje inclusivo sirve para taparear al único país del planeta Tierra que ha visto crecer el embarazo adolescente en lo que va del XXI.
 
Corrales habla del fenómeno politológico de la autocratización, que terminó desembocando en este régimen que nos paró en seco (literalmente, sin agua potable) y trasladó a Venezula de América Latina a África en veinte años.
 
Venezuela invertebrada, genial ese título orteguiano, es una invitación para que Venezuela siga siendo pionera, ahora de la nueva democracia del siglo XXI.

@glinaresbenzo
Siguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones
-

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

Espacio publicitario